TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / milonga / GRANITO DE ARENA

[C:14975]

GRANITO DE ARENA

¿Se dan cuenta? Yo vivìa muy alegre y feliz en compañìa de otros millones de granitos de arena como yo, en una playa bañada por el sol y un mar tan azul como el cielo, pero un dìa apareciò un monstruo mecànico con una pala inmensa y nos cargò en un camiòn. Yo entonces me dije.
-¡Nos llevan de paseo, al fin voy a conocer otros lugares!
-¡Pero No! Soy depositado en un gran montìculo junto con mis hermanos. ¿Para què? Me pregunto.
A mi lado hay otros parientes, potasa, minio y otros.
-¿Què pasarà ahora? Me dedico a observar bien el lugar donde me hallo.
-¡Es una fàbrica de cristales, me han traìdo para convertirme en cristal!
Bueno, si he de transformarme lo mejor serìa hacerlo en algo bello, algo artìstico, algo que sea un sìmbolo de refinamiento, que me convierta en un objeto que adorne la mesa de un rey, o de un prìncipe, o de un conde, o de un presidente o en ùltimo caso, una escultura que sea objeto de admiraciòn en una galerìa de arte.
-Acà vienen a buscarme otra vez con la pala mecànica, estoy siendo depositado junto con mis hermanas en una cinta transportadora que nos coloca en un silo.
-¿Y ahora, què pasa? ¡ Me caigo! ¡Y me estoy juntando con los parientes!
-¡Uf, estoy mareado de dar vueltas!
¿Y eso? Me llevan de nuevo, ¡Pero, aquì hay fuego!
-¡¡Què Calor!!
Parece que me estoy transformando.
-¿Qué forma tomarè ahora?
Estoy entrando en un molde, es redondo con estrìas. Y ahora aire fresco, eso era lo que necesitaba. Al fin terminò el proceso.
-¡A descansar, que vida agitada la de un granito de arena!
Y ahora otra vez la cinta maldita, me colocan en una caja
-¡Esto està oscuro!
Ya llevo seis meses de descanso y oscuridad, la verdad que durante todo este tiempo he tenido una crisis de identidad y aburrimiento, me pregunto.
-¿Què serè ahora?
Pero un momento, hay movimiento, me llevan, ¿Adònde?
Seguramente cuando abran la caja verè un palacio de un rey, o un castillo de un prìncipe o una mansiòn de un conde o una galerìa de arte, veremos.
-¡Se està abriendo! Hay luz, me sacan de la caja.
¿Pero què es esto, donde estoy? Me colocan en una mesa, hay sillas, no veo ningùn castillo, palacio o mansiòn.
¡Un momento! Algo se acerca, es blanco, tiene fuego.
Se deposita en una de mis ranuras, ahì permanece un tiempo, luego sale y al rato vuelve, cada vez mas chico, sus restos quedan en mì.
¡Què bajòn, què decepciòn!
He llegado a una triste conclusiòn; Soy un ordinario, comùn y triste cenicero de vidrio que habita en la mesa de un bar de mala muerte.


Tortuga

Texto agregado el 17-10-2003, y leído por 163 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
19-10-2003 Es un cuento didàctico y especialmente para jòvenes. Te felicito por tu idea de ser un cenicero..JAJA espejo
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]