TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / juanmilpreguntas / El genesis del mal

[C:103610]

EL GENESIS DEL MAL
Instrumento: Rayo Veloz.

Capitulo 1


Relatan los versos antiguos que un día Luzbel se paseaba por los jardines del Reino de los arcóiris y estaba muy satisfecho pues su ser irradiaba una luz tan hermosa que no se sabia si era también uno de aquellos o el único arcóiris. Luzbel resplandecía en aquel lugar como la estrella más distante en las noches despejadas, en las que aquellos puntitos blancos invaden el mutismo infinito del vació y cantan al universo. En aquel bello lugar se encontraba Luzbel, por encima de todas las estrellas que se puedan divisar desde la tierra, por encima de los mil soles, y las mil galaxias color púrpura, se encontraba Luzbel, regocijándose en su luz-amor propia. Luzbel sabía que todo estaba conectado, pero él se sentía en un contacto especial con todas las cosas, en especial con el creador, con la luz incandescente de amor de la cual todas las formas de la vida emanaban.

Luzbel se preguntaba ¿qué podía ser más perfecto que los reinos de la luz, que los reinos en donde los arcoiris se funden y forman diez mil formas de verdes y diezmil naranjas? ¿Qué estado podía enaltecer más al alma que estar tan cerca del creador? ¿Qué otra realidad podría ser concebida sin estar directamente bebiendo de la fuente de todo lo creado? El Gran Espíritu que tenía su pensamiento conectado con el de todas las cosas, se dio cuenta de lo que andaba pensando Luzbel y se presento ante él. Así hablo el Padre:- Hijo mío hay un solo estado del alma que tú no conoces y en el cual yo me conecto directamente con mis creaciones, ese estado inconmensurable, que representa para mi la máxima expresión de amor de mis hijos, es el estado de La Esperanza.

- Pero mi Señor, replico Luzbel, ¿porque yo no conozco ese estado? ¿es que hay estados de comunión contigo que ocultas a los ojos de tus amados? Acaso crees que después de haber conocido tú amor, puede haber otras formas de acrecentarlo como ese estado tan especial al que tu te refieres y que describes con tanta sutileza? ¿ Es que, Señor, me has dado la gran dicha de estar a tú lado para envolverme en una ilusión, en un estado en el que no puedo conocer dichas mayores?

- Una cosa a la vez, respondió el Padre a Luzbel y le dijo:- Luzbel, Luzbel ¿por qué anhelas lo qué no puede ser anhelado? Por que el solo anhelarlo rompe la magia para que surja la esperanza en tú interior. Tú solo has percibido una pequeña porción de este sentimiento, créeme que la esperanza es un sentimiento engañoso, pues es por el cual más pueden llegar a odiarme o amarme mis hijos.

- ¿Señor que es eso de odiarte? ¿Qué es eso de qué tus hijos pueden odiarte? ¿Es que puede haber sentimientos diferentes del amarte, de las formas de amarte que nosotros conocemos? Y si existen, dime ¿en qué consisten? Y si me pueden unir más a ti, mi Dios, dime ¿ como puedo llegar a hacer surgir en mi esos sentimientos? ¿Cómo puedo llegar a odiarte o a experimentar la esperanza?

- Luzbel cuando sientas que yo no estoy junto a ti, cuando sientas que realmente no puedo estar allí para acompañarte, cuando no sepas apreciarme en todas las cosas, cuando este oculto ante tus ojos aunque mi mano es el suelo que sostiene tus pisadas, cuando no puedas sentirme dentro de ti. Alli y solo allí conocerás esos sentimientos y sabrás realmente apreciarme.

- Pero Señor escapa a mi pensamiento una forma de concebir que yo no te sienta dentro de mi, que yo no te perciba , tú eres mi misma alma.

- Tú Luzbel te estas adentrando en aguas profundas y la respuesta que te atormenta no te la voy a contestar, si necesitas de un si y un no, yo no te los dare, solo a traves de tú experiencia puedes encontrarme y contactarte con la sabiduría del universo que esta esparcida por todos los rincones, como partes de un mismo mapa esperando a ser reunidas, ahora busca tú la esperanza, solo espero que tú búsqueda no te lleve a un abismo que tu mismo te habrás creado y no olvides nunca que el universo es mi acto de amor hacia vosotros.

Luzbel se quedo largo tiempo pensativo, no habria forma, no la habria, repetía en su interior, por eso fue a ver al ángel de la sabiduría. - Dime ángel de la eterna sabiduría, ¿Comó puedo sentir yo la esperanza? Y el ángel le respondio:- Primero debes alejarte mucho del reino de la luz, muchísimo y luego alli debes esperar, estar solo y esperar. Pero ¿Comó? - Solo hay una forma Luzbel y lamento informarte que es la única forma que existe, debes convertirte en otro ser, llevar a cabo una transmutación e ir a un lugar donde los rayos del reino de la luz no sean recibidos por ti con tanta intensidad, debes alejarte de la fuente para volver a la fuente, has de cuenta que eres como el agua, que sale de su cauce y vuelve a él a traves de la lluvia. Así se pronuncio el ángel de la sabiduría.

Luzbel consternado por la respuesta del ángel de la sabiduría se dirigio al ángel del tiempo que no se detiene, para que le informara sobre el período que se demoraría para conocer la esperanza y poder volver al reino y brillar con una luz todavía más resplandeciente y con amor mas puro hacia el padre que el que ya poseia. El ángel respondió:- Luzbel realmente me asombra tú impaciencia, recuerda que el tiempo eterno es el tiempo del ahora, asi que no te preocupes tanto por el tiempo que demorara tú transformación, mas bien te enseñare como hacer para que tú luz se disperse por todo el universo y puedas alejarte de la fuente, de la luz misma de la cual emana todo lo creado. Primero debes de concentrar toda tú luz en tú pensamiento e imaginar que esa luz que emana de tú ser se empieza a contraer y que empieza a adquirir una gran fuerza, luego imagina que te estiras hasta el infinito, vamos estirate, estirate, recoje en tú paso por las galaxias fuerza de todas las estrellas y ve hacia tu destino, vete de la fuente, vuela cual cometa, buena suerte Luzbel!!

Luzbel viajo y viajo con una energia que nunca habia sentido, se sentia cometa, estrella, galaxia, constelación, planeta, meteorito, satelite, se sentia todas las formas y sentia que todas las fuerzas del universo le daban algo de ellas para su viaje, pero de pronto se sintió lejos del reino de la luz, infinitamente lejos y algo en su ser cambio, porque sabia que ahora estaba por su cuenta. Pero se sentía bien porque estaba buscando su destino, un destino grandioso que le permitiría experimentar otras formas de conocer y amar a Dios. Otras formas de ser instrumento del arquitecto universal del cual él mismo era expresión.

Luzbel de pronto empezo a darse cuenta que su luz se hacia cada vez más compacta y entro a un sistema planetario completamente desconocido para él, debe ser uno de los nacientes penso, de pronto se desvio de una gran estrella hacia la que queria dirigirse y atraveso la atmosfera de un planeta azul, completamente azul, completamente hermoso, y Luzbel se fundio en azul con ese planeta y se dejo llevar como en un sueño en el que caia mientras veia siempre en el fondo, siempre presente un azul profundo.

Capitulo 2:

- ¡Miren, miren!, grito Kapak el guardian de la montaña es un trueno, un trueno gigante ¡Mensajero del padre azul!

Todos en la aldea de la montaña levantaron la vista y no creyeron lo que veían sus ojos, un trueno gigante, más gigante de todos los que pudieran haber visto en sus vidas y en las vidas de los que habían habitado en esa tierra, cayo sobre el mar, venido directamente del cielo o como ellos lo llamaban: padre azul.

Kapak bajo a toda prisa y se dirigio con los hombres de la aldea de las montañas a la madre suave, lo que nosotros conoceríamos como la playa, a ver que mensaje les traía el padre azul. La aldea de los Hichas quedaba en la playa de las tierras bajas y sentian un gran aprecio hacia la aldea de las montañas, la de los Tupas, pues eran hermanos e hijos todos de la unión entre el cielo y la tierra. Entre el padre y la madre de la cual las dos tribus eran su semilla germinada.

Cuando la madre dura, se enblanquecia y empezaban las ventiscas y el frío que endurece los miembros y los huesos, se hacia insoportable; los Tupas bajaban a las playas y compartían los alimentos de las montañas con los Hichas y además traían plantas que les gustaban mucho a los animales del mar, que eran muy queridos por sus hermanos habitantes de las playas.

A los Tupas les agradaba bajar a la playa pues podían comer diferentes frutos de los que comían en las montañas, admirar el mar o la dama verde como ellos lo llamaban y dialogar con los Hichas. Además si se quedaban en la montaña durante el invierno, podía escaparseles el espiritu, a causa del frio y de la forma peculiar de respiración que este les generaba. Debido a los climas altos de las montañas, los Tupas podian desprenderse de su espiritu a su antojo y viajar a la otra realidad, en la que habitaban los seres de poder. Las únicas formas de que se les escapara el espiritu a los Tupas y quedaran morando en los reinos del rayo que no cesa, como ellos le llamaban, era cuando cumplían con sus ciclos corporales, es decir cuando su vehículo llegaba a su limite de desgaste , esto sucedía luego de muchos muchos ciclos terrestres. Los ciclos para los Tupas es el tiempo que se demoraba el astro solar en encontrar su sombra en las alturas, los más antiguos entre los Tupas cuentan que la sombra del sol se desprendio de él por que su contacto directo con el fuego la quemaba entonces salio corriendo despavorida y el tiempo que dura el ciclo es el tiempo que se demora el Sol en atrapar de nuevo a su sombra, pero esta siempre vuelve y se le escapa.

Ellos no le tenían miedo a morir. Ellos creian que después del paso a la otra vida podian volver a esta realidad a encontrarse con sus seres queridos y seguir su camino, pero para despertar de nuevo, debian volver a nacer y en diferentes condiciones de las ya experimentadas, para aprender asi nuevas cosas que les permitian abrir otros rincones del universo y transitar los caminos de los heroes.

Los ancianos les decian a los demás miembros de la aldea que cuando el espiritu, el errante se escapaba iba a reencontrarse con su verdadero espiritu, el imperecedero, que estaba al final de un largo tunel de luz que era enviado por el padre azul y que era un puente directo hacia los otros mundos. El espiritu verdadero era muy luminoso y hacia una serie de pruebas para volverse más luminoso aún, pruebas de heroes, de guerreros de luz.

Los únicos que se quedaban en las montañas durante el invierno, durante las epocas de frio, eran los viejos que pasaban los 400 ciclos. Esto lo hacian voluntariamente para endurecer sus miembros y huesos y formar asi parte de las montañas, para interceder por los Tupas y recibir los favores de la montaña, o de la madre dura como ellos la llamaban. Ellos no atravesaban el tunel al salir el espiritu del cuerpo sino que se quedaban a formar parte del espiritu mismo del planeta, de la madre tierra. Para ello se quedarse en el corazón de la montaña en las epocas de frio, para comunicarse con la madre dura, para aprender a percibirla en el silencio mismo de las montañas. Lo que los ancianos intuian en estos periodos de recogimiento era comunicado en una asamblea especial a toda la aldea. Generalmente los ancianos al encontrarse con su ser imperecedero decidian quedarse con la madre y ayudarle en la ardua tarea de mantener las fuerzas del planeta en equilibrio para que nunca se fueran a los extremos, así se convertían en los ayudantes de los elementales que hacian todo en concordancia mutua: el fuego, el aire, la tierra y el agua.

Cuando estos ancianos abandonaban el cuerpo y pasaban a la otra vida, sus cuerpos eran envueltos en plantas especiales, extraidas de los árboles más antiguos y mejor conservados, y eran llevados a las cavernas en el nacimiento mismo de las grandes montañas. La tradición de enterrar a los ancianos en las cavernas se efectuaba por si el anciano decidía volver a su cuerpo y comunicar a la tribu un recado importante del espiritu mismo del planeta o por si quería volver a la aldea para quedarse un tiempo y enseñar la sabiduría aprendida en su estadia entre las fuerzas primigenias del planeta. Al final de su tarea los ancianos viajaban nuevamente por el tunel de la luz para seguir el camino de los inmortales en otros planos y otras existencias.

Capitulo 3:

Ese día los Tupas recorrieron un gran trecho desde los caminos de las montañas hasta los caminos que conducían a la playa, de sus amigos los Hichas. En realidad los caminos no eran de ninguna de las dos tribus, los nombraban el camino de la montaña y el camino de la playa solo para distinguirlos, habian sido construidos en común y eran propiedad de todos los hijos de la gran madre y del gran padre. Ellos los llamaban los caminos de hormiga, pues los habian hecho surgir recorriendo uno tras otro, generación tras generación, los pasos de sus antepasados, al igual que las hormigas que se siguen unas a otras por su olor, por la huella que cada pequeña hormiga imprime en el viento del que se alimentan sus hermanas. Los aldeanos nombraban casi todas sus cosas con nombres que hicieran alusión al conocimiento que estaba presente en todos los seres del planeta. Pues respetaban profundamente cualquier forma de vida y las enseñanzas que podian emanar de ellas.

Hubo una gran actividad en la playa después del impacto del rayo. El mar comenzo a presentar un color ambar y todos los aldeanos reunidos sintieron una gran paz y tranquilidad como nunca antes la habian sentido. De pronto de las aguas salio una figura luminosa, con una especie de manto resplandeciente, sus facciones eran completamente infantiles, no presentaba ninguna señal de vellosidad, sus ojos eran de un brillo excepcional y al mirarlos fijamente los aldeanos se encontraban con un pozo profundo, infinito, era como si a traves de la mirada de ese ser se pudieran conocer las verdades más ocultas del universo. Era tan hermoso aquel espectáculo, que los aldeanos lloraban de alegria y todos en sus almas sabian que algo iba a cambiar para siempre, su destino seria diferente a partir de ese momento. Los aldeanos comenzarón a gritar: Tupawe!! Enviado!! Enviado!! Para los aldeanos el recién llegado era un enviado del Tipa-Tui, que significaba la sabiduría del gran espiritu.

Luzbel, que poseia el don de las lenguas les dijo a los habitantes de este planeta: - Tupas e Hichas, hijos todos de la comunión del cielo y la tierra, he venido aquí para aprender de la sabiduría del universo, he venido a ustedes en busca de la esperanza. Espero que me ayudeís a encontrarla, por lo pronto os pido que me lleveís ante vuestra madre, la fuerza primigenia de este planeta que hace surgir los frutos que os alimentan.

Dos mujeres se acercaron a la orilla del mar y gritaron con estruendo:- Kazinpa! Kazinpa!

Kazinpa era una leyenda de un héroe antiguo conservado en la memoria del pueblo que había reunido a los pueblos de las altas montañas y de la playa. Las mujeres, gritaron Kazinpa al recien llegado porque pensaban que era el mismisimo Kazinpa que habia vuelto para unir sus pueblos con el resto del universo.

Kazinpa era un Tupa de la aldea de los altos Tupas, que viven muy cerca de los cabellos de la madre. Debido a la antigüedad de la madre sus cabellos son blancos y se encontraban en las cimas de los cerros y formaban la nieve de los altos paramos. Kazinpa por vivir en esta región tenía más contacto con su espiritu imperecedero, con su lado inmortal, debido a que en esas situaciones de frios extremos era mucho más fácil que el espíritu errante se escapara e hiciera contacto con su ser inmaterial. Por eso en la aldea de Kazinpa todos eran videntes y tenían una vida en comunidad muy bien organizada, pues su comunidad era de hombres de conocimiento y era regida según los saberes que habían aprendido en su comunión con la madre primigenia, los elementales y todas las criaturas y seres de los cielos y de la tierra. Y no realizaban acción sin pedir señal de su padre y de su madre.

Kazinpa dedicaba gran parte de su tiempo a la recolección de las plantas para la alimentación de toda la comunidad, generalmente los aldeanos se reunían en un banquete una vez al día y antes de consumir los alimentos danzaban y hacían oraciones y cantos a la madre agradeciéndole su abundancia. Generalmente los aldeanos debían de bajar hacia las plantaciones que quedaban a una considerable distancia de la montaña donde habitaban, pero nunca se quejaban y emprendían sus labores con todo el gusto, además sus dones les permitían comunicarse con los animales y prever fenómenos naturales, a través de los signos que dejaba la madre tierra a sus hijos por cada rincón que recorrieran con su inquieta y siempre atenta mirada. Esto les permitía tener las mejores condiciones para la cosecha.

Por medio de los signos los ancianos podían descifrar los designios tanto del padre como de la madre, era la forma en que los aldeanos podían comunicarse con el universo y con las futuras generaciones, ellos no necesitaban grandes manuales para ser sabios pues su sabiduría provenia de su conexión con los espiritus de las cosas, ellos se fusionaban con las otras criaturas de la tierra y de los cielos y aprendían de ellas. Buscaban concientemente la fusión en la naturaleza por medio de danzas, plantas y sonidos, en cualquier momento que así lo sintieran en sus corazones. Esos eran tiempos en que los hombres no se diferenciaban de los otros seres del planeta y en los cuales los aspectos invisible y visible de la vida andaban unificados.

Un dia cualquiera Kazinpa se dio cuenta de los signos indicaban que algo desconocido se acercaba a la aldea, era como si una vibracion extraña estuviera surgiendo en lo bajo de las montañas. Esto lo presentia Kazinpa porque un viento diferente surgia del sur, un viento como los que surgían al amanecer cargado de una fuerte energía. Kazinpa se dejo guiar por los signos y camino y camino sin detenerse y sintió como su piel percibía una temperatura a la cual no estaba acostumbrado, como un olor a sal y arena fresca invadían su nariz y se detuvo a disfrutar el momento. De pronto se acordo de las leyendas que contaban los ancianos sobre Kunda y Kimel que eran una pareja de jóvenes que proclamaban un gran amor. Su amor los llevaba a explorar juntos todas las posiblidades de su amor, por ello un buen día desaparecieron de la aldea; pero los demas no se alarmaron porque ya estaban acostumbrados a que de cuando en cuando desaparecieran por un tiempo para amarse de mil maneras.

Los aldeanos se alarmaron después de pasar muchos ciclos en los cuales Kunda y Kimel no regresaban, pues nunca nadie habia desaparecido de la aldea, pero los ancianos que conocían bien el devenir de los acontecimientos, consultaron al abuelo fuego el cual predijo la formación de una nueva tribu que adoraria a la madre al igual que ellos, pero que a su vez estarían más alejados de ella y que con el tiempo olvidarian los dones de la videncia, olvidarian el camino con corazon de sus antepasados y le darian importancia a las cosas de los hombres y al darle importancia a las cosas de los hombres olvidarian el ser agradecidos con los abuelos elementales y se darian a si mismos importancia personal sobre todos los espiritus de la tierra. El alto precio que estaban pagando los habitantes de las tierras bajas les permitiria crecer como comunidad y conocer el universo a traves de su convivencia entre hermanos y no a traves del contacto directo que tenian los habitantes de las altas montañas con las fuerzas esenciales del planeta. Mirarian con nostalgia los paramos que los vieron nacer pero en su corazón siempre sabrian que su antigua tierra estaria dispuesta a volver a darles la bienvenida.

De alli surgio la tradición de dejar flores y comida en un pequeño altar a orillas de los limites de las plantaciones, donde empieza el largo descenso hacia las tierras bajas. Mucho tiempo los aldeanos buscaron la forma de comunicarse con la joven pareja, al final decidieron implantar la tradición del pequeño templo para que las futuras generaciones no se olvidaran nunca de sus hermanos lejanos y les dieran una correcta bienvenida al volver a sus montañas, al volver a su esencia. Además esta tradición les permitía a los aldeanos tener siempre presente lo afortunados que eran de tener ese contacto tan directo con su otra parte, con el imperecedero y con sus ancestros la tierra, el fuego, el agua y el viento.

De pronto Kazinpa descubrio el sentido de su larga caminata y supo que no le faltaria nada, pues su viaje era un deseo de la madre, debía de encontrar a sus hermanos para decirles que no se olvidaran nunca de las montañas y de que el manto protector de su amor y su abundancia siempre estaría con ellos.

Kazinpa camino muchos días, los días para ellos eran representados por una bella historia en la cual estos son el tiempo que el astro solar se demoraba en estar en lo alto para luego ocultarse y cambiarse de traje y subir otra vez al firmamento para mostrar la otra faceta de su esplendor. Se dice en la tradición que el astro solar era el hermano de la madre tierra y que el le pidió a ella que diseñara un vestido hermoso para que pudiera admirarlo en toda su hermosura, entonces la madre le regalo su traje de luna.

Kazinpa percibió que su encuentro con sus hermanos se acercaba, lo sintió en el aire que golpeaba el rostro, en el río que le daba la bienvenida con el vaivén desus aguas, en la tierra que acariciaba sus pasos, en el fuego que crecía en su corazón. De pronto una pequeña niña salto de un árbol y lo abrazo. - Bienvenido hermano.

Capitulo 4


Para los aldeanos no existían ni primos, ni padres, ni madres, ni tíos, ni abuelos, ni cuñados, ni yernos, solo existían los hermanos. Y todos estos hermanos eran hijos del padre y de la madre, y como hijos cumplían sus obligaciones y se respetaban mutuamente, porque sabían que cualquier falta de respeto contra un hermano era una falta de respeto contra si mismos, contra el espíritu del cual todos eran parte. Esto se veía reflejado especialmente en su cooperación y en el hecho de que cada uno tenía participación en los banquetes en los que se reunía toda la comunidad que se efectuaban dos veces al día, recordando así la tradición aprendida por sus ancestros de las montañas.

Kazinpa fue recibido con mucha familiaridad e inmediatamente fue tratado como uno de los de la tribu, él pidió presentarse ante el consejo de sabios, que era la unidad primordial de gobierno de la aldea, ellos tomaban las decisiones que afectaban el destino de los aldeanos con base a lo que habían aprendido de los antepasados, de la interpretación de los signos que les enviaban los elementales y de su nivel de respeto y conciencia por sus hermanos humanos y no humanos. El consejo nunca intervenia en querellas que se presentaran entre hermanos, pues no consideraban meritorio intervenir en el devenir de estos acontecimientos pues creian en el poder de cada uno para solucionar sus propios conflictos y aprender de ellos. Los sabios solo se reunian ante una situación que pudiera influir en la estructura misma de la comunidad y que por lo tanto incumbiera a todos.

La llegada de Kazinpa era una situación que ameritaba la reunión del consejo de sabios y se nombro una comisión para mostrar a Kazinpa el maravilloso mundo de la aldea de las tierras bajas. Algo que impresiono profundamente a Kazinpa era que toda la técnica aprendida por los aldeanos, todo su arte, era puesta en manos de doce sabios, cada sabio manejaba un conocimiento que era alimentado y vuelto a alimentar con cada nuevo encuentro con lo desconocido. Habia un anciano que sabia del poder de los minerales, otro de conocimientos acerca de la fauna y flora, otro del contacto con los espiritus de los muertos y de los otros mundos, otro sobre la tradición, que poseía el saber historico del pueblo, desde aquella época en la que Kunda y Kimel materializaron su amor a orillas del padre verde, el gran océano al cual rendían culto los habitantes de las playas, o madre suave como ellos las llamaban.

Todos los sabios que conformaban la totalidad del consejo, sabian de otros conocimientos, los cuales consideraban como los más valiosos de todos porque enseñaban como contactarse y entrar en relación con el universo a traves del espiritu inmortal que habita en cada uno de los hijos del cielo y de la Tierra. Todos estos eran enseñados a los recien nacidos por medio de cuentos y símbolos, para que se preservaran en el curso de los tiempos y para que solo fueran comprendidos por los que tuvieran el nivel de conciencia para interpretarlos. Ellos sabían que el alma que vuelve a la tierra olvida y hacían todo lo posible para que recordara.

En general los saberes de los ancianos revelaban que detrás de los simbolismos se encontraban dos únicos espiritus: el espiritu de la tierra y el del creador. La madre tierra, el alma del planeta que entrega su amor en forma de abundancia, fue colocada desde el principio de los tiempos por el único Dios, el gran espiritu, el unificador de los mundos, el sol de amor; para que cuidara de todas las criaturas del planeta.

En los saberes de los ancianos tambien se hablaba de una leyenda en la cual al llegar Kunda y Kimel a las tierras que hoy habitan la tribu de los Hichas, como se conocen asi mismos, la madre se les revelo y les enseño como aprender a llegar a descubrir su naturaleza y al hacerlo llegar a comunicarse con ella y con todo lo creado, a no perder la naturaleza que les fue dada en las altas montañas. Con los conocimientos obtenidos y con el nacimiento de sus doce hijos, Kunda y Kimel instauraron la tradición del gobierno de los sabios dando a cada uno de sus hijos un saber para ser escrito en el transcurso de los tiempos, toda la sabiduría del espiritu del planeta estaba contenido en esos libros, pero la madre aclaro que gran parte de la sabiduría del universo no estaba aún revelada y que de los confines del universo, de la fuente misma de todo lo creado habia misterios insondables inclusive para ella. Tambien les dijo que cada rincón del universo estaba habitado y que habia infinidad de mundos y criaturas que eran hermanas por provenir todas ellas formando parte del mismo espiritu. La madre enseño esto a sus hijos y al retirarse les enseño la forma de comunicarse con ella y de saber sus designios a traves de los signos que ella colocaba para indicar sus mandatos.

Kazinpa aprendio las formas de gobierno fundamentadas en la libertad de cada aldeano y en inculcar en la conciencia de cada uno de ellos de que todos hacen parte de una gran construcción y que cada generación que se va deja los simientos de las generaciones venideras. Todos tenían las mismas oportunidades y el que era más aventajado en un arte era respetado por todos y tenia el deber de enseñar su arte a los demás miembros de la tribu, evitando asi que la sabiduría se perdiera por el egoísmo y los intereses personales o que los objetos adquirieran exclusividad generando así un valor innecesario. Desde pequeños los niños aprendian desde lo más básico que era el manejo del cuerpo hasta lo más alto que era la enseñanza del acecho de su importancia personal y de la forma de viajar en los sueños. Este aprendizaje debía de ser según la edad y las capacidades del individuo. A cierta edad se le pedía a la persona que viajaran a las montañas en busca de la vision acerca de los dondes que el cielo y la tierra le obsequiaban para servir a sus hermanos, el oficio con el cual iban a contribuir al crecimiento de la comunidad y se le asignaban maestros en la practica que les escogiera el espiritu, para luego hacerse maestros y seguir enseñando a los aprendices venideros. La técnica mejoraba debido a que la creatividad era incentivada y nadie llegaba a creerse más que otro pues todo lo que se lograba asi fuera a nivel personal era remunerado a los hermanos a través de la enseñanza. Por eso los conocimientos cada vez aumentaban y nunca se estancaban.

Kazinpa fue conducido por toda la aldea y pudo observar la maravillosa organización social de la aldea de sus hermanos los Hichas, algo que le sorprendio sobremanera era el gran sentido que le daban a los vinculos familiares, pues aunque consideraban a todos como sus hermanos, demostraban especial aprecio por sus cosanguineos. Esto los diferenciaba mucho de los aldeanos de las altas montañas pues aunque la madre y el padre terrestres eran importantes, igual que la comunidad, se prestaba más atención al desarrollo del ser espiritual que a los lazos de hermandad que se pudieran lograr en esta existencia, no era un egoísmo era un conocimiento profundo que acerca de su naturaleza que les permitía discernir sus futuros encuentros con sus compañeros de viaje, de crecimiento espiritual, en otros planos mas perfectos por lo cual no se preocupaban por atarse a ellos en este. Por ejemplo los Hichas lloraban cuando un ser querido pasaba a la existencia inmortal, en cambio los habitantes de las altas montañas se alegraban al saber que iba a seguir ascendiendo como espiritu y que de nuevo se reunirían en la eternidad.

Otra cosa que diferenciaba las dos aldeas era que los Hichas presentaban un gran conocimiento sobre los designios de la madre y eso les permitia vivir en una total armonia con el planeta, en cambio los habitantes de la aldea de Kazinpa se remontaban más alla de este plano y tenian un mayor conocimiento sobre los otros mundos y otras existencias sobre las cuales la madre no especifico demasiado a Kunda, Kimel y su descendencia. Era como si los Hichas hubieran sacrificado su conocimiento mágico, de las altas esferas para lograr una mejor comunión con el espiritu del planeta, al hacer este sacrificio tambien redujeron su tiempo de vida pues en general los ancianos de los paramos llegaban de 1200 a 1500 ciclos en cambio los Hichas no pasaban de 400. Y de pronto en la mente intuitiva de Kazinpa todo aparecio claro, la aldea de las altas montañas permitia un crecimiento tal a sus habitantes que muchos después del paso a la otra vida no regresaban al planeta, al ver la madre esto, confundio los pasos de Kunda y Kimel para que fundaran una aldea en donde sus hijos pudieran estar con ella un mayor tiempo y pudiera entregarles todo su amor y sabiduría, formando asi la aldea de los Hichas.

Kazinpa se dirigio hacia las escuelas donde se enseñaban los conocimientos de los aldeanos y alli se percato de como los niños desarrollan el control sobre su parte física, estubo largo rato observándolos y luego de reflexionar durante un rato acerca de sus movimientos, le dijo al maestro de los niños:- ¿Qué se busca con el manejo corporal? El profesor un joven, de unos 150 ciclos, respondio:- Lo que buscamos ante todo al desarrollar la parte física es la salud, el máximo rendimiento del organismo, para poder llegar a gozar de 400 ciclos o más de vida sobre el planeta. Además buscamos ser fuertes para labrar la tierra y para poder conectarnos con ella, hay lugares, recintos ocultos y secretos donde un joven kuchue puede cargarse de la vida de todas las criaturas que han dejado sus huellas en estas tierras, esos lugares solo son accequibles para los más osados pues quedan a varios pasos de aquí y creeme que no es sencillo acceder a ellos. En los lugares altos, labrados por Kandue, el espiritu del viento, pueden subir a recibir la fuerza del viento, su vision y en los lugares bajos como las cuevas pueden ir a transportarse a otros mundos por medio de Endue, el espiritu de las aguas.

Kazinpa, se dirigio a los niños:- Jóvenes dejenme exponerles el sentido del ejercicio físico, pues en el cuerpo se halla el templo sobre el cual el espiritu inmortal actua. El ejercicio es la forma mediante la cual la gran energia que mora en el universo nos hace participes de su impulso vivificador. Concentren sus pensamientos y todo su ser en esa energia, contemplen como se posa sobre sus manos, jueguen con ella, sientanla respirar a traves de su cuerpo. Hagan de cuenta que es una mariposa y que ustedes siguen el recorrido de su danza con las manos.

Los niños empezaron a imitar los movimientos que efectuaba Kazinpa y de pronto a dos de ellos les comenzaron a brillar los ojos y se levantaron del piso y con una gran sonrisa lograron contactarse con la energia de todo lo creado, sus manos comenzaron a brillar y el maestro admirado pidio a Kazinpa que les enseñara esa maravillosa forma de fundirse con el universo a traves de movimientos suaves y fuertes, lentos y rápidos, pausados y explosivos.

Kazinpa estubo una buena temporada enseñando las artes de las alteas montañas a los aldeanos de la playa, les enseño a arar la tierra con el poder del deseo de su pensamiento, evitando asi el desgaste del trabajo físico, les enseño a encontrarse con el inmortal, les enseño a usar su imaginación para viajar a otros lugares del universo por medio de sus sueños, les enseño la alquimia de las plantes y los elementales, como fusionarse con todos los seres del planeta para el ser uno solo con ellos aprender de su conciencia, les enseño a no tener importancia personal pues nada existe que no sea a su vez depedendiente de otro espiritu y les comunico el destino de las almas después de la muerte.

Al terminar sus enseñanzas Kazinpa volvio a las altas montañas con dos enviados de la aldea de los Hichas. Cuando Kazinpa llego a la aldea hubo una gran algarabía y después de un consejo que duro 4 días, un consejo en el cual no se consumio alimento y en donde se hablo sin interrupciones, sin que ninguna persona abandonara su lugar ni se dejara vencer por el sueño, los aldeanos de ambas tierras decidieron que para llegar a una comprensión mayor entre las partes y una colaboración mutua, los aldeanos de las altas montañas debian de acercarse mas a su descendencia y vivir por algunos periodos de tiempo en las montañas bajas.

Capitulo 5

Del encuentro de los habitantes de las altas montañas y de las bajas montañas surgio el equilibrio pues los seres de las altas montañas decidieron pasar mas tiempo dedicados a compartir los maravillosos conocimientos que les ofrecia su planeta y los habitantes de la playa descubrieron como después de su paso por esta tierra la cual amaban con toda su alma podian viajar a otros lugares y llevar nuevas existencias, lo cual los molestaba un poco pues no entendian el sentido de viajar a otros lugares sabiendo que alli en el que estaban se sentian tan plenos.

Algunos ancianos de las altas montañas, comunicaron que el abuelo fuego no estaba de acuerdo con lo que la madre tierra habia causado al extraviar los pasos de Kunda y Kimel para que bajaran a la playa y de Kazinpa para que los encontrara. El abuelo fuego no estaba de acuerdo porque para el la tierra estaba extendiendo su manto protector sobre sus hijos pero de una manera tal que los estaba asfixiando, al olvidar su naturaleza esencial los hombres de las bajas montañas sufrían ante la posibilidad de no morar mas entre los suyos y ahora el fuego no moraba libre en sus corazones como en los tiempos ancestrales, donde no se apegaban a las cosas de la carne, las cosas perecederas.

Pero en este acto de la madre tierra existia un peligro a un mayor, los aldeanos de las altas montañas nunca habian pensado en utilizar sus conocimientos aprendidos en los otros mundos para alterar el equilibrio de este, pero con su encuentro con los hombres de las bajas montañas surgio en su interior un gran deseo de permanecer en el planeta, de explorar lo no explorado de su propio mundo, y así empezo un deseo intenso en sus corazones de encontrar la forma de desafiar a la mismisima muerte pero para permanecer en un estado permanente, así como los arboles, las montañas, los rios, ellos querian tener una función permanente en la tierra, quedarse en un estado contemplativo. Y empezó a surgir un temor en sus corazones a lo desconocido y un anhelo cada vez mas grande de aferrarse a lo conocido. En ese estado de cosas llego Luzbel a la tierra.



Capitulo 6

- Que te trae por aquí enviado del trueno? Pregunto la asamblea de ancianos.
- Vengo buscando la esperanza. ¿Donde esta su madre, quizás ella pueda instruirme? Respondió Luzbel.

Los aldeanos reunidos todos en torno a Luzbel comenzaron a caminar hacia la espesura de la selva, allí dijeron señalando una caverna.

Luzbel se encontró con la madre, su encuentro duro muchos ciclos, en ellos se amaron silenciosamente, Luzbel contó a la madre de tierras distantes, de su viaje, madre contó a luzbel de sus hijos que habían sido dados a ella por el gran espíritu, y de los guardianes de sus terrenos, de cómo convivían los elementales, sus hermanos el fuego, el agua y el aire, y como sus dominios eran el punto en donde se reunían todos, y cuidaban a los humanos. Luzbel quiso conocer a los hermanos de madre.

Del fuego Luzbel quiso aprender como alumbrar sobre la oscuridad y dar calor del que transforma, del agua quiso aprender como viajar a los reinos terrestres, y del viento como tener visión, para recibir y transportar todos los mensajes que circulaban por los seres de la tierra.

Y luzbel también quiso aprender de lo masculino y lo femenino, del sol y de la luna, de la serpiente y del dragón, entonces decidió unirse a la madre tierra y de su unión nació una numerosa descendencia.



Capitulo 7

Y esta descendencia reunió lo mejor del sol y de la luna, y estos hijos de Luzbel se unieron con las hijas de los hombres y de ellas escogieron las mas bellas, porque así lo desearon él y la madre, para perpetuar su estirpe sobre el planeta, y he allí que aconteció la primera guerra de este mundo, pues los hijos de luzbel escogieron a las mas bellas entre las mujeres y no distinguieron entre las que estaban unidas ya con los hombres, y las raptaron, y los hombres pedian a la madre y le decian: - Madre acaso los hijos de tus hijos no han habitado en este planeta desde tiempos inmemoriables, acaso tu no eres la que sacia nuestra sed, la que nos da los frutos que calman nuestra hambre. Acaso preferis brindar el banquete al extranjero que al que ha cultivado la tierra y la ha preparado para que en ella surja tu abundancia. Pero la madre permanecia en silencio.

Y en las tierras altas se reunieron los hombres con el abuelo fuego y el abuelo fuego se reunio con los elementales y todos acordaron unirse a los hombres y hablar todos con la madre; y la madre se reunio con ellos y les dijo:- Que acaso no veis que los hijos del que ha venido del cielo son regalos para esta tierra, como preferis que no de mayor ventaja al hombre que trabaja que al chiquillo que corre por los campos. Estos hijos mios son mi gloria y en ellos pondre toda mi abundancia, que saben ustedes los chiquillos de las grandes cosas que acontecen en los cielos si ni siquiera pueden ver mas alla de los arboles, que saben ustedes de los regalos que el gran espiritu me ha dado por cuidar de sus chiquillos.

Esta fue la decisión de la madre y causo grandes heridas al orgullo de los hombres y de sus hermanos los elementales, pues los hombres se sintieron abandonados y dia y noche clamaban al padre y los elementales se sintieron traicionados pues siempre entre todos hubo común concordancia. Entonces en aquella epoca llegaron otros enviados del cielo a la tierra, y ellos les dijeron a los hombres:- No temais pues Luzbel ha sido llamado de nuevo al reino de su padre. Pero Luzbel no escucho el llamado de los cielos, y antes se vanagloriaba de lo hermosa que era su descendencia, y convencio a los angeles que habian venido a llamarlo para que se quedaran con el, y los angeles al ver la belleza de su reino, el que se construia en el poniente decidieron quedarse y hechar alli su raiz. Fue así como llegaron nuevos angeles a la tierra, y estos a su vez buscaron tambien a las hijas de los hijos de Luzbel y a las hijas de los hombres, y crearon nuevas razas, y estaban tan ocupados creando a su conveniencia que se olvidaron de la fuente, del reino de su padre.

Los hombres en aquellos tiempos temían, porque grandes cosas se hacian en el poniente, y a su vez codiciaban, y sentían envidia, pues sus cosas mas hermosas les eran arrebatadas y además les eran embellecidas, pero ellos no podian acceder a ellas. Los hombres se sintieron inferiores a los ángeles y se sintieron traicionados por el padre al enviarles del cielo tal calamidad, sobretodo los de las montañas bajas, que al alejarse del reino de las altas montañas habian olvidado su esencia y su contacto con los elementales y con las fuerzas primigenias del planeta y se dedicaban a construir cosas de hombres.

Entonces Luzbel al ver la belleza de sus hijos y sus hijas, se sintio profundamente conmovido, y decidio unirse con ellas para crear así otras razas aun mas perfectas que las que ya habia creado, y la madre tierra se sintio traicionada. Pero ya era demasiado tarde, ya que al exponer su dolor a Luzbel, este la repudio, pues la raza de sus hijos no era tan hermosa como la raza de los hijos de los Ángeles. Y desde aquel día la tierra aun intenta recuperar el amor y la confianza de sus hijos a los que abandono siguiendo la belleza de Luzbel, que aun se sienten traicionados por su deslealtad, y desde aquel tiempo la hieren, no la respetan y le dan la espalda.

Acontecio pues que la madre volvio a buscar a los elementales y les hizo grandes confesiones cosas que ella veia, pero de las cuales los angeles no se percataban, pues madre pudo apreciar como el poder de los angeles era transferido a sus hijos e hijas, y al hacerlos estos perdian su fuerza, y de cómo a su vez al perder la fuerza ya no podian causar sus proezas. Por lo cual los trabajos de construccion del reino de Luzbel se hacían mas y mas demorados.

Los elementales perdonaron a madre por lo que habia hecho pues eran sus hermanos, y así a su vez los hombres de las altas montañas que se sentian a su vez hermanos de los elementales, pero los hombres de las bajas montañas no quisieron perdonar a madre, y la repudiaron. Entonces madre ofendida maldijo a estos hombres:- ¡Ya no vereis mi abundancia, pues me has dado la espalda por una falta, cuando yo nunca os he dado la espalda por tantas de vuestras faltas, trabajareis con el sudor de vuestras frentes y si de ahora en adelante queréis el fruto tendras que subir al árbol. La tierra será dividida y abra peleas entre los que no sean uno con los elementales, que somos hermanos y por ser hermanos nos perdonamos y amamos!

Y los hombres de las bajas montañas, dijeron a madre:- No te necesitamos y cogieron rumbo hacia otras tierras, las cuales dividieron entre ellos y por las cuales corrió sangre ya que cada uno quería poseer la mas abundante para si, pero como ya habian olvidado el contacto con los elementales se olvidaron de los ciclos y se olvidaron de cómo hacer producir la tierra, equilibrando sus fuerzas, entonces no hubo tierra donde pudieran vivir en armonía. Y así los hombres perdieron su comunión con los elementales y desde entonces son victimas de la inundación y del incendio, del terremoto y del huracán.

El abuelo fuego lloro amargamente la partida de los hombres y durante muchos ciclos ando preocupado, y los hombres que quedaban y sus hermanos le preguntaban que le pasaba, a lo cual él les dijo:- ¿Qué pasa a una hoja cuando se cae del árbol? ¿Por qué muere? Acaso no es porque se ha alejado de la fuente, así habrá de pasar a esta generación ingrata, a no ser que encuentre otra forma de alimentarse, la cual no provendrá de la misma fuente.




Capitulo 8

Luzbel rapto a las hijas de los hombres y al ver como su descendencia diezmaba sus fuerzas decidió que era peligroso que ellos trabajaran en la construcción de su reino porque estos a su vez podia diesmar sus fuerzas, entonces decidio esclavizar a los hombres, y darle lo mejor a sus hijos, y crear para ellos las mejores entretenciones, para que solo estuvieran rodeados de belleza, así tal cual él las había visto en el reino de los arcoiris, de los mil soles.

Y descomunal fue la guerra por esclavizar y robar a los humanos, como nunca la a habido y nunca la habra sobre el planeta. Los hombres de las bajas montañas eran muy debiles al lado de los ejercitos de los angeles y de los hijos de los Ángeles, por lo cual fueron prontamente esclavizados. Aunque los hombres eran ayudados por los elementales, que a su vez llamaron a los guardianes de los bosques, de los mares, de los ríos y de las montañas y a todos los animales para que lucharan por su planeta, y muchos murieron.

Tanto fue el odio y la destrucción que se desplego en aquella guerra que la tierra fue dividida, tras una gran explosion y muchos hijos de Luzbel y de la madre perecieron, y Luzbel sintio gran tristeza por sus hijos e intento crear unos nuevos para remplazarlos, pero sus hijos volvieron pues no conocían otro lugar que no fuera este y otra fuente que no fuera la de su padre Luzbel, pues al Luzbel dar la espalda al Reino de los mil soles, habia maldecido a su descendencia que se había olvidado de la fuente de la cual se alimentan y emanan todas las almas.

Estos hijos no encontraban forma de materializarse en la tierra, entonces vagaban como sombras asolando los altos muros del reino de los angeles y pedian a su padre que les diera cuerpos donde poder habitar y Luzbel se sorprendio sobremanera pues sus hijos no tenían alma y el en su amor de padre trataba de repartirles su amor, para que tuvieran alma y el conocimiento de las cosas bellas, pero su luz se fue secando, y nunca le alcanzaba para todos sus hijos, y al secarse su luz se seco su amor por lo perfecto.

En ese entonces los hombres hijos del padre de los cielos y de la madre terrestre trabajaban arduamente, y en silencio oraban y pedian a su padre pues sentian que su madre los habia abandonado. Y eran tratados como seres inferiores y los angeles se burlaban de ellos, y los hombres se sentian tan inferiores ante criaturas tan hermosas y tan perfectas, que se olvidaron de pedir al padre y adoraron a los angeles como dioses y los servian sin yugo, porque el mismo yugo ya estaba dentro de sus corazones.

Grandes cosas hicieron en esa epoca los hombres por gustar a los angeles y a sus hijos los gigantes, grandes edificios donde sonaba musica de noche y de dia, pirámides y templos fueron construidos con el objetivo de igualar las obras de los cielos en la tierra. Obras de gran belleza arquitectonica se vieron en ese tiempo en el reino de los angeles. Pero aun así con toda esa belleza material los angeles sentian que algo les faltaba y con todo ese monton de cosas para desear y cumplir sus deseos sentian que algo no andaba bien en aquel lugar.

Algunos los que aun recordaban sintieron nostalgia, pero ya eran soberbios y ya habian disfrutado de su libre albedrío creado por ellos mismos, al no servir a su padre celestial, entonces decidieron gobernar a los hombres a su voluntad, y los hombres adoraron tanto a los angeles, que sacrificaban su propia alma en muestra de su agradecimiento, y muchos fueron los sacrificios de sangre que hicieron los hombres a los angeles y ellos al principio no entendian el porque de esa actitud, pero la aceptaban porque sabían que los hombres eran como niños maravillados ante su belleza, poder y sabiduría.

Los ángeles sentían que la vida de los hombres no valia nada comparada con la de ellos, pero que a su vez de una u otra forma por su ignorancia acerca del cambio de vestido que es la muerte, la vida se convertia en su bien mas preciado, y entre mas pura y viva fuera la vida de ese humano, mas grato era de ser sacrificado a los ángeles.

En ese entonces sucedió algo muy curioso pues cada que un hombre moría en nombre de un ángel este sentía que recobraba sus fuerzas, y ellos comprendieron que era por el amor con que los hombres se sacrificaban que ellos recobraban su luz de amor. Pero se engañaban porque este amor que surgia en ellos era diferente del que les brindaba su padre celestial, porque ya la belleza que surgia de sus espiritus era la belleza de las cosas que vanaglorian a su conciencia mas no a su padre. Así los Ángeles se repartieron los ciclos de los hombres en numerosas fiestas e hicieron grandes señales en los cielos y en la tierra y los hombres creian y entregaban su vida para agradar a los angeles.

Esta codicia de los angeles fue en aumento y cada vez morian mas hombres para agradar a los angeles, especialmente a Luzbel que era el que mas amor necesitaba para repartir entre sus hijos. Los hombres fueron grandemente exterminados y se les enseño los placeres de la carne para que pudieran reproducirse mas rápidamente y al reproducirse poder servir y ser sacrificados por los Ángeles en mayor numero.

Los hombres conocieron muchos placeres de la carne, cual de todos mas ingenioso, y se sentian muy agradecidos con los angeles, por enseñarles las posibilidades de la carne en comunión con la sensibilidad del espiritu, la cual a su vez tambien anhelaron los angeles al ver la forma en que gozaban los humanos de la carne. Y nacieron muchos seres aberrantes en aquella epoca y todos dedicaban su tiempo a fornicar, a enaltecer los sentidos y a servir a los Ángeles.

Esto sucedió durante mucho tiempo, pero los hombres se cansaron de trabajar y solo querian dedicarse a los placeres de la carne, entonces hubo rebelión en el reino de Luzbel, y los hombres no quisieron ser sacrificados para poder seguir gozando de la carne, pero al gozar de la carne los hombres disminuian su pureza celestial que era de la cual se alimentaban los angeles. Entonces los ángeles comenzaron a juzgar a los hombres por sus actos, actos que ellos mismos les habian enseñado, y hubo gran temor entre los hombres. Pero lo que esta aprendido aprendido esta, y Luzbel lloraba porque queria mucho a sus hijos y no sabia como alimentarlos para que no perecieran y no se convirtieran en sombras, pues ya algunos de ellos comenzaban a perecer, pues de la union de los angeles y los humanos nacieron criaturas corporeas, y como criaturas corporeas perecian en sus fuerzas.

Luzbel penso en los hombres de las altas montañas que aun eran puros en su espiritu, los cuales se habian salvado de la guerra, los cuales aun andaban con los elementales. Luzbel envio a sus ejercitos en multiples campañas pero era como si hubieran sido borrados de la faz de la tierra.


Capitulo 9

Los hombres de las altas montañas los cuales aun adoraban a su padre celestial y a la madre tierra, fueron bendecidos por su fe en lo verdadero, y la madre los amo mucho por ser sus hijos predilectos, los cuales no la habian traicionado y junto a los elementales sus hermanos construyeron reinos debajo de la tierra donde no pudieran ser encontrados por Luzbel, cuyo reino estaba sobre la superficie, encima de grandes montañas de piedra. Estos hijos vivieron muchos siglos protegidos por el manto de la tierra, por la sabiduría del abuelo fuego, por el canto de las aguas y por el aire que les daba la vida y la vision a traves del viento. Estos hijos fueron bendecidos con mucha abundancia y mucha sabiduría acerca de la madre y de sus hermanos los elementales, y de las criaturas que los sirven.

El padre celestial al ver el fervor de sus hijos y de cómo no lo habian traicionado, envio nuevos angeles a la tierra, estos mas fortalecidos, pero no fueron directo al hijo soberbio que habia rechazado el llamado de su padre, sino donde los hombres que vivian bajo la tierra, los cuales aun esperaban en el padre.

Los angeles dijeron a los humanos:- Luzbel y los Ángeles caídos han llegado a un estado mas que lamentable, pues ya no tienen memoria del reino, y grande es el arrepentimiento de Luzbel por haberse alejado de la fuente porque si estuviera cerca de ella podria alimentar a sus hijos, las abominaciones que ha engendrado en su soberbia. Pero el no ha querido clamar al padre y quiere hacerlo todo en sus fuerzas, y en sus fuerzas ha causado gran maldad sobre esta tierra. Y ya la fuente de su amor se ha apagado y solo puede alimentarse de lo que el mismo a causado: el temor, la lujuria, el egoismo, la soberbia, el engaño, pues los hombres se sacrifican por amor a él y él les miente!!! Pues no ahí amor mas grande que el del padre y Luzbel es solo uno mas de sus hijos, que gran farsa, que teatro de miseria a traido a este pueblo comparandose con la fuente de todo lo creado, con el dador de todos los dones, con el sol que alumbra todos los universos. Por eso su reino a de ser destruido y esparcido a los cuatro nortes, ustedes estaran a salvo de la gran devastación que causaremos con ayuda de los elementales; aquí abajo protegidos por la tierra. Su fe y su esperanza en el padre los hace salvos, orad y pedid por vuestros hermanos, para que puedan algun dia volver al padre porque grande sera su arrepentimiento y grande el daño que deberan reparar antes de volver para rendir cuentas por sus actos.

Así hablaron los angeles y así acontecio que los hijos de luzbel fueron exterminados del planeta y los pocos que quedaron fueron convertidos en espectros, en sombras sedientas de venganza y de recuperar su trono sobre los humanos. De estos hijos algunos sobrevivieron corpóreamente y enseñaron a los hombres sobrevivientes de la catastrofe: la arquitectura, las ciencias angelicas, la escritura, la lengua de los angeles, la musica y las artes, todas ellas tergiversadas para su propio provecho y nuevamente el hombre se maravillo ante tales proezas y nuevamente el hombre adoro a numerosos ángeles del reino de Luzbel codiciando su poder y su sabiduría.

En esos tiempos los Hijos de los ángeles que llegaron a la tierra y que construyeron el reino de Luzbel perdieron toda su forma corpórea por lo cual entrenaron a los humanos en sus artes para a través de ellos manifestar su poder y construyeron templos y enseñaban de dia y de noche las artes mágicas a los hombres y los magos reclutaron muchos hombres para servir a los ángeles. Hubo magos con poderes asombrosos como nunca se vera sobre la tierra, y entre ellos competían entre si, y entre ellos y sus patronos se peleaban por las almas de los hombres.

Entonces hubo gran división en el reino de Luzbel porque cada uno quería la fuerza para si, y él apenado al ver como sus hijos se dividían y exterminaban decidió volver al padre, y clamo a los cielos, pero los cielos no lo escucharon, y sus puertas le fueron cerradas. Y así también le fueron cerradas las puertas a su hijos, fruto de su soberbia. Y Luzbel no se arrepintió y no espero por el padre y el odio creció en su ser al sentirse traicionado y decidió vengarse de los humanos, ya que el padre no aceptaba a sus hijos el nunca iba a aceptar a los hijos de su padre, y quería herirle como el había sido herido en su orgullo y decidió dividir la tierra y dividir y esclavizar los corazones de los hombres, y causar que se olvidaran del reino de los cielos, para que así nunca esperaran en el padre y muriera la esperanza en ellos.

Los sobrevivientes de la tierra, de las altas montañas, fueron llevados a otro lugar del universo por los angeles del padre, que al ver de nuevo la corrupción de los humanos decidieron retirarlos del planeta, ya que grandes fueron las batallas entre estos y los magos de los ángeles caidos. Algunos se quedaron protegidos aun por el manto de la madre y los elementales, y desde alli esperan que sea el tiempo y la hora de recuperar su planeta. Y así a su vez los angeles de Luzbel corrompen a los hombres y ganan sus almas para convertirlas en legiones de guerreros que lucharan en la batalla final por el trono de la tierra. Porque Luzbel tiene gran poder sobre las cosas del mundo, sobre las cosas materiales de la tierra, y su encantamiento hace que los hombres y todo el espiritu que llega a la tierra olviden su esencia divina, y los seduce y los atrapa en el deseo, que nunca se satisface, que nunca obtiene plenitud, ya que es un deseo de muerte, de olvido de la cosas bellas; y hace que los humanos no crean en la abundancia de su madre y que se vayan en contra de ella y de sus hermanos los elementales y que se olviden del padre y que hagan todas las cosas en sus fuerzas.

Los hijos de la tierra que viven en otros planos de existencia vienen de cuando en cuando y se materializan en el planeta o de cuando en cuando salen de sus montañas, sus cuevas y sus selvas a llevar mensajes de esperanza a los hombres, porque no todos los espiritus que habitan la tierra pertenecen a la tierra, muchos Ángeles caídos se arrepentirán y volverán al padre, y muchos demonios serán expulsados de la tierra, y muchos que han venido a ayudar, lo haran y volveran a su lugar porque han recordado, ya que Luzbel a alejado tanto el planeta del padre que muchos de ellos no pueden volver a recordar y vagan por la tierra sin mision y sin patron ya que al sentirse tan lejos de su hogar han olvidado de donde han venido, y se han complacido en los sentidos humanos, se han considerado separados de todas las cosas y se vanaglorian en la ilusión de estar en sus fuerzas, por su propia cuenta.

Al final de los tiempos, la tierra será entregada en heredad a los hijos del amor del padre y de la madre, los cuales esperan que llegue su momento, el momento en que la tierra sea nuevamente de sus hijos y en el cual puedan continuar su camino para convertirse en soles, pura energia de amor conciente de si misma.

De esta manera los chiquillos, los que no ven las cosas grandes de los cielos con sus ojos pues no pueden ver mas allá de los árboles, los que solo ven con su corazón donde habita la esencia divina, por su fe serán salvos del angel que en busca de la esperanza les ha quitado su trono. Ellos volveran a señoriar sus terruños porque al estar lejos de la promesa de su padre, han tenido fe en él y no han olvidado el pacto que hizo con los humanos, tal es el pacto que materializo en su hijo que vendra en su trono a reclamar lo que pertenece al Hijo del Hombre.














Texto agregado el 04-05-2005, y leído por 139 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]