TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / edrapecor2022 / 195 Kilómetros de Frontera. 9

[C:613257]

Capitulo 8
I
Los intercambio de artillería y misiles eran constantes a lo largo de las alambradas. De cuando en cuando Dekalia del Norte le daba por lanzar misiles por encima del espacio aéreo de sus vecinos. La rustica forma de hacer diplomacia e indicar que querían hablar. Dekalia del Norte asaltaba aldeas, tomaba prisioneros y después, mediante jugosos rescates los devolvía. El Ejército de Dekalia del Sur más moderno, mejor dirigido se defendía bien. Pero a veces era sorprendido. Era evidente que los del norte duraban meses planificando sus actos y generalmente las cosas le salían maquiavélicamente bien.
Entonces, después de cada ataque comenzaban negociaciones indirectas. Con el auspicio de la RTCO , amigo de ambos. Se establecía un cese al fuego, que siempre era precedido de una catarata de acusaciones. Luego había que contentar a Dekalia del Norte: alimentos, medicinas, repuestos para aviones… Siempre los ISPT le agradaban estos incidentes. Vendían equipos militares a montones a Dekalia del Sur. Era un juego donde todos ganaban. Menos los soldados muertos en ambos lados.
Esta vez, se realizó un cambio en los actores. Hubo un contacto directo, cara a cara en las alambradas. Un Teniente General de Dekalia del Norte se acercó a las alambradas, habló cara a cara con un alto representante del sur e hizo un gesto que fue memorable dentro de la rutina de la diplomacia en las alambradas
. El del norte repitió sin faltarle ni una coma su discurso. La agresión imperialista del Sur, los revisionistas revanchistas del Sur, el permanente bloqueo de guerra económica, la lucha de los pueblos, bla, bla, Nicolás no es genocida.. Es una calumnia, los NarcoTataranietos están secuestrados…etc, etc…
El otro escuchó inmutable y finalmente lo impensable. Se dieron la mano dentro de la adusta atmósfera que los rodeaba.
Entonces 150 prisioneros, entre ellos varios civiles, fueron devueltos a Dekalia del Sur. Estaban en muy malas condiciones, con la visible muestra de maltratos físicos y psicológicos. Por su parte Dekalia del Sur devolvió a 12 prisioneros, rozagantes, bien vestidos, quienes extrañamente luchaban por no ir a su patria. Igualmente una ambulancia de Dekalia del Sur, cruzó la carretera por primera vez en muchos años en dirección a la sombría Dekalia del Norte…Un herido de Dekalia del Norte. Una víctima de los monstruos.. Diría la prensa del norte.
II
https://youtu.be/bdnasX9HqIk


Letzka despertó. Estaba completamente desorientada, veía borrosamente, sin comprender donde estaba. Estaba en el medio de una inmensa y desnuda habitación. Como pudo se sentó en la cama y moviendo la cabeza rítmicamente veía el sitio, austero, frío, impersonal. No había Tv, Ni celular, ni su laptop. Tenía sed. Estaba más que mareada. Se rio. Se había “colocado” de más…
Contempló y tocó la sencilla bata. Una tela ordinaria. Vio los zuecos azules de plástico.
--Ufff.. ¡Que Ugly¡. Me cambiaron de clínica—dijo, Cuando colocó su pie en el piso, la quemó de lo frio que estaba. Se levantó ,salió y caminó ..
--!UPS!. Alguien se le olvidó la llave –dijo viendo las puertas de los ascensores al final del inmenso y desolado pasillo..
--Uno baja, otro sube, otro para allá, otro para acá—dijo entrando en uno, justo al momento en que se abría el del a lado y arribaba un grupo de personas.
--A ver. De Tim.. Marín.. De dos ..Parihuelas—decía dándole a todos los pisos.
La puerta se abrió y ella salió al gigantesco y descomunal salón.
--¡Whoaoo¡. ¡Qué moda¡-- dijo caminado , viendo la gran variedad de los uniformes Negros y Vino tinto que caminaban en todas direcciones, con innumerables condecoraciones y grados de todas formas habidas y por haber..
--¡Que nice¡. Son soldaditos de cuerda—dijo divertida, caminando tambaleante entre ellos. Comenzó a saludarlos con un burlesco saludo militar. Vio el inmenso cuadro. La antorcha y los soldados firmemente parados de la guardia de honor.
--A ti te conozco—dijo quitando el grueso cordón dorado que separaba la monumental escalera del gigantesco salón. Subió la escalera de mármol y quedado parada ante el imponente cuadro de Katkrot, le dijo en alta voz —Eres un bicho. Te borró inmediatamente de mi sueño. Tú desgraciado le hiciste la vida a cuadritos a mi madre. Ya me lanzaron el chisme...Borrado. Pa´Fuera.
Dicho esto hizo un imaginario borrador y comenzó a borrar el cuadro en el aire.
--No sirve—entendió—!Este borrador no sirve!. Tendré que buscar un aerosol.
Descendió trastabillando de la escalera. Se detuvo. Vio los soldados, firmes de la guardia de honor.
--Oye maniquí.. Estemmm. ¿Por aquí no hay donde uno pueda tomarse algo?..¿Una cerveza para empezar?.
El hombre se mantenía rígido viendo el infinito y ella colocando su rostro en paralelo al de él, dirigió la mirada con supuesta concentrada expresión hacia donde el hombre veía.
--¡Menso¡. Para allá no hay nada. Voy a tener que borrarte—dijo haciéndole el gesto de borrar con un aerosol. Luego comenzó a bailar delante del soldado, un baile del cosaco, que combinó con un baile indígena. Haciendo el tam tam con la boca. Finalmente le quitó la gorra, se la colocó al revés y siguió caminando. Pero el esfuerzo la hizo trastabillar, se resbaló. Se desplomó aparatosamente al piso, riéndose incontenible, hasta quedar sin aliento, pero no podía dejar de reír, dándole topes al piso.
Una joven oficial llegó corriendo y la levantó.
--¡Ey¡..¡Ey¡. Stop. Borrada. Es mi sueño. Es mi sueño—le decía, tratando de dar autoridad a su voz, pero no podía dejar de reír. —Oye. Hueles a lavanda. En mis sueños las chicas no huelen ni a vainilla ni a lavanda.. A propósito.. ¿Dónde se puede tomar una cerveza por aquí?. Tengo una resaca horrible. --Confió a la otra, quien la llevaba tomada por el brazo.
--Oye. No me aprietes el brazo,… Me duele. Borrada. Borrada... Idiota— dijo con repentina ira, mientras comenzó a tratar de quitarse un zueco para golpear a la otra. Hasta que llegó a una inmensa puerta.
--No quiero hablar con mi papa. Tampoco voy a cantar—informó a la oficial, subiendo una ceja.—Yo no canto de gratis. Me pagan en dinero contante y sonante—haciendo el gesto de dinero a la cara de la imperturbable mujer
Entraron a la oficina..
En un juego de recibo al lado del escritorio estaba sentada Tazzia. Cuando su hermana llegó estaba dormida en el mismo. Toda la noche en vela, al lado de la cama de su hermano. Esperando alguna evolución. Pero el estado era estacionario en el coma profundo que lo envolvía.
La puerta al abrirse la despertó. Vio entrar a la rigurosa oficial quien traía a la otra que inútilmente trataba de soltarse.
La Oficial soltó a la joven y saludó rígidamente a la joven. Esta asintió. La mujer girando perfectamente 180 grados salió al paso de ganso de la habitación.
La vio. No quedaba nada de aquella niña tan bella que vio años atrás y a la que siempre veía en los videos musicales. Envejecida, anoréxica, ojerosa, con los pelos desgreñados, incoherente, las piernas y los brazos con la piel pegada a los huesos..
--Oye tú. Discúlpame. Mi sueño esta. Digamos que algo fuera de control. Se me perdieron los ..Este. Se me perdieron los…bueno tu sabes—dijo a manera de saludo.-- ¿Será que puedo irme a Internum Discoteque?.. Tengo unos asunticos que resolver por ahí…
Tazzia no contestó.
Letzka la miró y nuevamente habló.
--Me doy cuenta que estas a control de mis tostados locos soldados—dijo la muchacha viendo confidencialmente a la otra--¿Sera que me consigues una cerveza?. Porque déjame decirte, que de un tiempo esta parte. No me obedecen.
--¿No me reconoces?—le dijo Tazzia incorporándose del escritorio y tomándola la llevó a un monumental juego de salón, sentándola a su lado.
--¡Graciaaaaaaaaaaasss¡. Al manos hay alguien con educación por aquí—dijo la muchacha refiriéndose obviamente a la oficial y a todos los oficiales que vio en su azaroso periplo por palacio.—No.. Te me pareces a la policía que me multó la otra vez.. ¿No he chocado hoy? .ji.ji.ji.
--Soy tu hermana Tazzia.— anunció la mujer mientras preparaba un café para ambas
--¡Kazzz¡ ¿Quéeeeee?. Te equivocas amiguita. Mi hermana Tazzia está por allá, en el quinto infierno.. Bip.. Pat...Blupt.. Ji.. Ji. Ji
Tazzia la miró.
--¿Quieres jugar conmigo?.—propuso extrayendo un laptop de un maletín.
--¡Ah¡. Yahoo Finance.. Otra más. Yo sabía. Pero. Ya que estamos entre soldaditos y esas cosas..¿Por qué no jugamos Los Khanes?..Me parece. No sé. Digo yo..
La otra no le contestó y abriendo el laptop lo colocó en las piernas de la Letzka.
-¡Ah¡.. Mi laptop.. ¿Sabes?. Voy a tomar otros 25 millones. Voy a hacer otras novelas. Pero todos desnuditos. Ya yo practique…¿Kyllyo?..¡Ah sí¡¡.. Le voló la cabeza a una tipa. Ji. Ji…..boooobbmmm.—hizo el gesto una explosión con la boca ,acompañándolo con su dedo en la sien; comenzando repentinamente a llorar , lanzando el laptop al piso.
Tazzia recogió el laptop y con un suspiro lo cerró.
--¿Sabes?. Le tengo mucho miedo a Kyllyo. Le tengo miedo...Pero...Sí...Está bien. Si me das dinero. Jugamos con el laptop. Por mi está bien.—dijo repentinamente Letzka con una muy estudiada y convencida expresión ante la otra, que no parpadeaba ni un segundo ante los desafueros de la adolescente
Tazzia asintió. Lentamente la acercó. Lentamente la abrazó y la muchacha ocultó su rostro en el regazo de su hermana. Poco a poco la joven se fue tranquilizando y la debilidad la hizo dormitar, repentinamente se incorporó y anunció-- ¿Sabes?. No soy lesbiana. Aunque no tengo nada contra ellas. Pero con lo bonita que eres deberías tener una conquista por ahí…
Entró un médico . Traía un inmenso historial. Letzka nuevamente dormitó, agotada por el esfuerzo
Al rato Tazzia salió con su hermana .Ella misma llevaba la silla de ruedas. Era necesario. No podía exponer a la joven ante sus soldados. Los rumores siempre existían y la disciplina no podía resquebrajarse por ningún concepto.
Antes les había dicho al médico y a la oficial.
--No sale del cuarto hasta que yo diga. Los hago responsables directos a los dos. 24 horas por 24.La necesito coherente lo más rápido posible. —anunció dentro del formulismo militar
Ahora la llevaba, mientras Letzka cantaba un incoherente
https://youtu.be/gA8AiC9tIDE?t=16s ……..
Caminaba en silencio. El pronóstico de Kyllyo era reservado y Letzka no sería de ayuda..
Un oficial ofreció llevar la silla de ruedas.
--Quiero disculparme por el comportamiento de mi hermana— dijo al hombre. Comuníquelo a la guardia de honor. Ya me informaron de lo que hizo. Ella está muy enferma. No fue su intención. Fue mi culpa por no haber tomado mejores medidas de seguridad. Me hare responsable.
El hombre saludó. Quedó totalmente extremecido. Ya eran 3 cosas que habían sucedido fuera de norma con Tazzia. Una reunión oficial en fronteras con los enemigos. Ella misma llevando a su hermana en silla de ruedas y ofreciendo una disculpa. Las tres primeras cosas de la administración de Tazzia. De seguro vendrían más cambios en el país. Pues todos daban por sentado que Tazzia controlaba la nación.

III



Letzka había intentado escapar varias veces de la habitación. También atacó a las enfermeras. Sufrió varios terribles ataques de abstinencia.
Sufrió uno muy fuerte. Estaba sudorosa, temblando, masticaba intermitentemente y lanzaba una rio de groserías. Estaba amarrada a la cama. El médico no había querido sedarla. Era peligroso. Podía no volver. Prefería hidratarla abundantemente.
Tazzia a pesar de su agenda, fue urgente a la habitación de su hermana y recibía el informe del médico.
Con consternación miraba las ulceras dejadas por las inyecciones en sus pies.
-Heroína-anunció el médico. Ella asintió.
--Su padre nos indicó un tratamiento. ¿Cree que podría darnos resultado?
--No. Simplemente le disminuían las dosis de drogas. Es posible que Cobraran una fortuna por ello. Se aseguraban que siempre estuviera ahí. Adicionalmente hicieron con ella lo que quisieron. Tiene varias infecciones vaginales.
Ella lo miró y el hombre comprendió que era información que únicamente era para ella..
--La hidrato. Le doy un coctel de vitaminas, estamos controlándole la tensión, pues la tiene muy baja, vamos a curarle esas ulceras e infecciones.Estimulamos su orina y eso hace que elimine el exceso de drogas. Voy a inyectarle un litro de plasma para renovar su sangre.
--¿Quedara coherente?.
-Espero que sí. Tendrá que ser reentrenada. Ejercicios físicos. Disciplina. Seguirá teniendo eventos y vivirá con el deseo de recaer. Hay que cimentar una voluntad que no existe.
--Nuestra disciplina—entendió la joven.--¿Cuánto tiempo?.
--6 meses la primera fase.
--No tengo ese tiempo. La necesito coherente ya.
--Deberá hacer ejercicios de respiración suaves. Y medicinas que solo se consiguen en…
--Sí. Medicinas que únicamente están disponibles en Dekalia del Sur. Pues comenzamos ya. Yo misma las comprare. Únicamente yo la sacaré de aquí. Tengo que insistir en un asunto con ella. Otra cosa. Si escucho que el batir de alas de una mariposa susurra lo que ocurre con mi hermana, traerá graves consecuencias.
El hombre asintió en silencio. Era la norma. Letzka entraba rápidamente en el hermético mundo de secretos de Dekalia del Norte
Dicho esto, minutos más tarde, sin haber salido de la crisis Tazzia llevaba a su hermana a una de las amplias terrazas del palacio.
Cuando llegaron. Letzka repentinamente recobró la realidad. Estaba débil pero coherente. Miraba extrañada. Contemplaba una ciudad gris ,de amplias y solitarias avenidas, edificios simétricos, sin anuncios y con ríos humanos vestidos exactamente iguales
--¿Dónde estoy?..¿Mi papi?..¿Quién eres?.—preguntó con el miedo de delirar y estar en un mundo extraño. Cosa en la que no se equivocaba para nada
--¿No sabes quién soy?.—preguntó suavemente Tazzia, mirándola fijamente
--No… No sé dónde estoy. Ni quién eres..
--Estas lucida en este momento. Cada vez lo estarás más. Siempre voy a estar a tu lado cuando te pierdas. Yo te haré volver. Soy tu hermana Tazzia. Estas aquí en Poz-xekia conmigo.
Letzka la miro desconcertada.
--Tranquila. No estas pérdida. Mírame. Tócame. Soy real. Estás Conmigo.—le dijo Tazzia tomando la mano de su hermana y fue la primera vez que Letzka vio una recurrente costumbre de su hermana . Le llevo su mano a su corazón
La muchacha miró la ciudad abajo en la lejanía.
--He cometido todos los errores. No dejes que mi mente se pierda otra vez. —expresó con un miedo verdaderamente genuino
--Han sucedido cosas muy importantes. He llegado a un acuerdo con tu padre, sobre tu recuperación y rehabilitación total. No temas. Te curaré
--¿Estoy secuestrada?. No me pareces igual a nuestro hermano Kyllyo.—preguntó asustada.
--No. Para nada. Pero tu padre y yo, hemos decidido de mutuo acuerdo, que por tu bien tus procesos de sanación lo hagas aquí. Te necesito en perfecto estado de salud. Se lo que hacías con Kyllyo. Quiero darte otras responsabilidades. Muy importantes.
--No fue bueno—dijo la joven comenzando a caer nuevamente en la oscuridad..
Levántate. Vamos a caminar. Recuéstate de mi—le dijo Tazzia, ayudándola y caminado lentamente—Vamos. Llena tus pulmones de aire. Inspira fuerte.
La muchacha lo hizo. Se mareó.
--Otra vez. Otra vez. Exhala todo. Otra vez. Otra vez..—le susurró Tazzia sosteniéndola
La joven lo hacía con fuerza.
--Me duele todo-anunció. Me mareó. Me duelen los huesos. Tengo mucho frio.
Letzka de repente se desvaneció. Varios soldados se acercaron a velocidad y ayudaron a Tazzia a colocar a la joven en la silla.
--Acompáñeme .Vamos a llevarla a su habitación—le dijo a uno.
De verdad era bien difícil. Ya no estaba tan segura de recuperar a su hermana. Pero con su tenacidad familiar lo intentaria.Era imprescindible. El tiempo apremiaba.
IV

Draktron sabía que estallaría la tormenta. No se equivocó en lo más mínimo. Armenia y Lydia estructuraron un escándalo terrible. Habían sufrido el deterioro de la joven y ahora la solución era peor todavía. El hombre se vio obligado a decirlo todo ante su estupefacta familia. Explicó la difícil situación en que se encontraba la empresa. La pérdida de confianza era total. Dependía de Letzka más de lo que imaginaba.
Por eso, apoyado por su familia se vio obligado a hacer una rueda de prensa (la segunda ante los medios)., No ocultó los graves problemas de salud de su hija. No los adornó en lo más mínimo. Sabía que la gente los conocía quizás mejor que ellos. Sin embargo fue optimista. También aseguró el estado financiero de la empresa como óptimo. Sin embargo no pudo evitar las imágenes en Tv de su esposa y su hija aterradas por la noticia. Las explosivas declaraciones de algunos familiares que quedaban por el lado de Hoka. Todos eran unánimes. Lo acusaban de hacer bajar viva la niña al infierno.
V
Fue simultaneo con el día en que la junta de médicos le indicó que Kyllyo tenía muerte cerebral Estaba vivo por aparatos. Ella tenía la decisión de desconectarlo. La joven sentada en su escritorio, el mismo de su padre y el mismo de su hermano, cavilaba. No tenía aliados en el extranjero. La RTCO tenía un comportamiento frío y distante. Toda la nomenclatura de su padre estaba intacta, prácticamente Kyllyo en pocos meses de gobierno, no pudo hacer nada. Eran reacios a cualquier cambio del rumbo del la nación. Caminaba sobre vidrio. El país estaba en el más absoluto marasmo. Sin embargo tenía un as inmenso. El apellido de su padre. Eso pesaba y mucho.
En esos días pasaron horas muy difíciles y Letzka por momentos pareció no lograrlo. Sin embargo, a ñ decidió no perder tiempo. Le dio permiso para que la vieran. En la calle. Era la distracción que necesitaba para hacer lo que tenía que hacer. Letzka comenzó a ser útil.
La joven salió en un Peej eléctrico militar 4x4 y luego caminó por las calles de Poz-xekia, tan diferente a las alegres, multicolores, rebosantes de autos nuevos, llena de tecnología ultramoderna de Proxekía...
Ahora veía los viejos autobuses unicolores, las gentes en sus uniformes gris y verde. Los otros con sus camisas blancas y pantalones azul oscuro. Unos pocos con el pantalón y falda marrón oscuro y la camisa kaki. Ella misma estaba vestida en uniforme . Nadie se le acercaba. Desde sus primeros días ,Letzka invariablemente llevaba puesto el uniforme de pantalón verde y camisa amarilla. De momento no sabía que significaba. Fue ampliamente fotografiada y la prensa internacional lo comento, tal como Tazzia quería.
--Lavado de cerebro. Expresión ausente. Vigilada por una carcelera. Inexpresiva… No era ella. La verdadera fue asesinada…
Tazzia no lo informó. Pero desconectó a su hermano. Fue el día que llevó a Letzka a la unidad de Terapia Intensiva y la joven con un estremecimiento vio nuevamente al originario de toda su alocada vida. Ambas se abrazaron y vieron el lento apagar el hombre. Las lágrimas serian para después. Muchas cosas había que hacer sin demora. Y un extraño sentimiento las invadió.
. Tazzia En secreto fue investida, recibiendo plenos poderes de la Asamblea de Ciudadanos. El mando absoluto de las fuerzas de seguridad y control. La presidencia del partido. E hizo un adicional. La cartera de economía y secretaria de planificación centralizada. Se iniciaba como todos los dictadores. Con todos los poderes. Pero no dijo nada. El silencio se mantendría hasta que ella lo considerara oportuno. El simple hecho de fugaces apariciones públicas en inauguraciones, escasas opiniones y visitas realizaban poco a poco la imagen de alguien que estaba ejerciendo el poder.
Lentamente el nombre de su hermano fue desapareciendo y poco a poco comenzó a verse a Tazzia vistiendo todos los diferentes uniformes, en la misma tela que usaban todos, en actos de todo orden. Firmando documentos, completando obras de infraestructura inconclusas de años paralizadas, reactivando lentamente industrias que tenían años sin laborar. Entregando por primera vez tractores, le estaban configurando la figura de la dirigente número uno de la nomenclatura
Letzka, en un traje similar, sin ningún grado distintivo aparecía siempre silenciosa detrás de ella. Es que Letzka era casi una ministro sin cartera de la nación enemiga de su patria de nacimiento. Pero las circunstancias cambiaban y tenía mucho trabajo asignado. Hoka había sido una extranjera muy querida en silencio por la nación. Ahora Ella era una extranjera que debía hacer un silencioso trabajo por sus dos naciones.
Una tarde Letzka regresó y estaba lista. Tomó el laptop y abrió las cuentas.
-Por los momentos estoy incluida en las sanciones—explicó Tazzia a la joven—Necesito 500000000 de dólares-créditos de la RCOT.
--¿Vas a comprarte un avión?—preguntó Letzka recordando los extravagantes gastos de su hermano.
--No. Voy a comprar comida, medicinas y fertilizantes para sembrar. Se lo comprare a Dekalia del Sur inmediatamente. Pero no debes preocuparte por eso por ahora. A pesar de tu convalecencia. Comenzaras en la Universidad mañana mismo. Estas muy retrasada. Los jóvenes comienzan aquí a los 17 años. Ya tienes 20.Pero eres inteligente. Te aplicaras. Te servirá. Tú cerebro necesita entrenamiento.. Iras igual que todos. Uniforme, zapatos. Libros.. No te tratarán diferente. Serán duros contigo. Di órdenes que no sean débiles. Te exigirán y no me avergonzaras ante ellos. Ese es el pago que vas a recibir por tus servicios
--¿Y si conquisto a un chico?. Yo quería seguir estudiando música.
--No respetaste la música. Ahora debes estudiar la profesión que necesitamos de ti. Hay una responsabilidad con los empleados de los negocios de nuestra madre. Hay una responsabilidad con tu país, y con esta nación, pues también es tu tierra.. Por eso, por los momentos. Nada de novios. Mejor que no los aceptes. Estas aquí para estudiar y hacer un trabajo para mí. Necesito de ti. Aquí los novios que no entienden van a la zona oscura.
Tazzia quiso alejar a su hermana de cualquier peligro en palacio. Letzka recibió un apartamento asignado. Sin aire acondicionado, sin agua caliente, muebles sencillos y un balcón convenientemente enrejado. Estaba en la zona donde Vivian los científicos y tecnócratas del régimen. Era un abuso de poder. Mostraba que Tazzia gobernaba sin dar explicaciones y tenía que mantener la imagen que no existían cambios en el país. Era una estrategia momentánea. No sabía quiénes eran aliados o enemigos dentro del politburó y la nomenclatura, a pesar de haber nacido en el palacio y desde niña estar más o menos enterada de todo.
Letzka Recibió un paquete transparente. Una pasta dental sin olor, un desodorante sin olor, un jabón azul, muy similar a una roca de montaña. Recibió toscos zapatos y no pudo dejar de sonreír al ver la dureza de estos, disimuladas por unas plantillas de clorofila, de seguro mandadas por Tazzia.
Letzka tenía una asignación mensual de su padre equivalente al sueldo de 5 años de cualquier alto ejecutivo de Dekalia del Sur (y eso era más que suficiente) para comprar los más caros perfumes de la Unión Vethel; ahora usaría los productos de aseo personal asignados por el gobierno para todos sus humildes habitantes. Gritó horrorizada en la mañana de su primer día de clases .Se duchó con agua fría. Vistiéndose con el uniforme, qué ahora si sabía por quienes eran utilizado. El de los estudiantes universitarios, pantalón verde y camisa amarilla, unos mocasines color marrón.... Por primera vez madrugó, y a las 7am estaba en la universidad, después de viajar apretadamente en el sombrío metro de Poz-xekia. Eso era lo convenido. Eso era lo que tenía que hacer como parte de su rehabilitación. Sin lujos, Sencillamente espartana, educación rígida. ¿La diferencia?. Muchas. La alimentación no era ni de lejos la que tenía el común del pueblo. Absoluta libertad de movimientos, para evitar cualquier encuentro con algún represor genocida que no la conociese, hubo una solución .En ese momento no lo supo, sin embargo Tazzia misma le indicó.
La usaba mi madre— dijo el día anterior, colocándosela. Era el prendedor con la foto de Katkrot, enmarcado en Oro. . Nadie. Absolutamente nadie osaría ni siquiera rozarla, cuando viajara apretada en el metro, o cuando caminara, curioseando por la ciudad..

Tazzia realizó una conferencia telefónica con Draktron. Seria corrupción. Después dirían lo que les diera la gana. Así que compró los alimentos, medicinas, fertilizantes a él. Casi que a ella misma. A fin de cuentas esa era la empresa fundada por su madre Hoka. A fin de cuentas todavía no se había solucionado la partición de herencia; adicionalmente no conocía a nadie en el exterior.
Eso estaba fuera de las sanciones y Dekalia del Sur quedó envuelta en asombro. Era un paso Inmenso entre los dos países… Inmenso de verdad. En días, una caravana de camiones de Dekalia del Sur llegó a la frontera y las pesadas puertas se abrieron dando paso a estos para llevar los necesarios insumos a la hermética nación, con un adicional que dejaba sin habla a los círculos políticos de Dekalia del Sur. Tazzia había pagado en dinero contante y sonante. Muy diferente a las administraciones de su padre y hermano, que no pagaban ni promesas..
El caminar de Letzka hacia la universidad de Poz-xekia, fue reseñado por la TV oficial de Dekalia del Norte. Fue la primera noticia de farándula de Dekalia del Norte y ampliamente retransmitida en todos los noticiarios del mundo..
Otra cosa. Nadie dijo nada. Nadie opinó y las gentes guardaron silencio. Pero desde dos días atrás .Todos los canales de Tv de Dekalia del Sur. Canal 300, 425,786,912, 663, 218 y 573 comenzaron a verse sin restricciones ni censura en toda Dekalia el Norte. Igual sucedió con las emisoras de radio, telefónicas y el internet.
Pasaron días tranquilos. Letzka fue entendiendo que sus jóvenes compañeros de clases habían hecho sacrificios inauditos para ir a la Universidad. Nada parecido a ella. Sin prueba de actitud académica, sin papeles, sin promedio de notas, entró directamente a la facultad de economía.
Un sentimiento que nunca la había invadido se fue enseñoreando en su alma. Vergüenza. Vergüenza con el recuerdo de su madre que no conoció. Hoka era venerada en silencio por las gentes. Ella era su hija. Sabia los comentarios que antes no le importaban. Esa niña sin conciencia no respeta los sacrificios que su madre hizo. No está a la altura, pareciera una chavista mediocre e incapaz. Por eso se esforzó. Entendió que en silencio Tazzia si estaba consciente del tamaño de la obra de su madre y buscaba no manchar su recuerdo.



Ella había destruido su reputación y casi su vida. Pero no podía destruir la imagen de su madre. Por eso debía lograrlo. Por respeto a su madre, por la creciente ola de amor que hora a hora Tazzia despertaba en ella y sobre todo por su padre, por su hermana Lydia, su madrastra Armenia y por ella misma. Entendió que tenía responsabilidades .Las que antes no importaban, le enseñaban ahora el tamaño del camino que debía recorrer. Debía vencer a su enemigo más peligroso y traicionero. A ella misma.
También fue sintiendo que había un movimiento de simpatía, muy lento, muy poco conocido, ni explicado hacia Tazzia. El gobierno seguía siendo disciplinado.
Todo en apariencia era igual..Los cambios eran , sutiles, esperando que la población se acostumbrara, luego otro….
Comenzaron a llegar trenes de Dekalia del Sur, nada más sábados y domingos, trayendo familiares que habían sido separados muchos años atrás por la guerra. Generaciones no se conocían. Ellos traían alimentos, ropas, medicinas, las cuales no eran decomisadas por los silenciosos guardias fronterizos, quienes cambiaron los pesados uniformes de combate por los de rutina diaria.
Las plazas de Poz-xekia y otras capitales fueron llenándose de jóvenes que compartían y las risas comenzaron escucharse. Películas provenientes de RCOT, ISPT, de Dekalia del Sur, comedias, cómicas, románticas y de ciencia ficción fueron colocadas en los cines, Ya nadie era obligado a inclinarse ante la estatua de Katkrot. Poco a poco , fueron llegando a sus hogares, los que estaban confinados en la zona oscura.. Productos nacionales comenzaron a hacerse más regulares en los establecimientos comerciales, disminuyendo las interminables colas, y las personas comenzaron a reparar viejos autos que tenían más de 20 años estacionados por repuestos... Lentamente, con mucho cuidado, día a día, paso a paso, Tazzia estaba haciendo un trabajo diferente….
Una noche Letzka estaba parada en el balcón de su apartamento, contemplaba la noche, la silenciosa y oscura ciudad. Todavía quedaba mucho por hacer. Estaba orgullosa. Sus pérdidas de conciencia cada vez eran menos y las lograba dominar. Sus ataques depresivos ya no eran tantos ni continuos. Sé había esforzado hasta el límite. Su rendimiento académico no era el más óptimo. Pero mejoraba. Había ganado 2 kilos. Sin embargo añoraba su padre, su hermana, sus amistades allá en Proxekía .Repentinamente, con la brisa venia un rumor. Ella miró a la oscuridad. Venían de la ciudad. Eran aplausos. Una torrencial lluvia de aplausos. Poz-xekia aplaudía. No obligados. No impuestos con un látigo. Aplausos en el silencio de la noche. No eran preparados. Eran espontáneos. La joven entendió. Esos aplausos eran para Tazzia. El pueblo se estaba dando cuenta que la joven estaba comenzando a realizar cambios en la nación favor del pueblo. Comenzó a reír. Se sintió útil. De alguna manera el estar con su hermana, le había dado el apoyo moral a Tazzia para tener el inmenso valor de revivir a un país muerto. Entendió. Ella también era parte de eso. No fallaría.

Las empresas de Draktron se estabilizaron y la confianza volvió a los inversionistas. Se hablaba de una extraña cooperación entre el padre de Letzka y su media hermana, comparándola con la relación de alianza entre enemigos que se desarrollaba en los cuentos de ciencia ficción entre Arabia Saudita e Israel.
Un pequeño grupo de empresarios de Dekalia del Sur, de RCOT, y hasta las filiares de los ISPT comenzaron a llegar, para explorar posibilidades de Joint Venturys y hacer exportaciones. Los inspectores nucleares visitaron e inspeccionaron las viejas centrales nucleares, lo que permitió a Dekalia del Norte comenzar a producir electricidad en abundancia, eliminando los interminables apagones y vender electricidad a Dekalia del Sur.
El primer lote de sanciones se eliminó. Permitiendo a la nación evolucionar, lentamente comenzó a producir y exportar productos.
En un hotel gubernamental de Poz-xekia, generalmente sin ningún huésped, sucedió la impensable; lo que en su momento Katkrot leyó ,pero no entendió, ni supo instrumentar, por su ignorancia e incapacidad.. Comenzaron a venderse libremente pequeños paquetes de acciones de las ineficaces empresas públicas, llenas de burócratas, e ignorantes, que eran el principal factor de su atraso, improductividad e ineficiencia..
Eso logró que los lumpen, gusanos, flojos, chavistas y vagos que hacían manifestaciones de apoyo al gobierno de Dekalia del Norte en el extranjero, comenzarán a ver con creciente disgusto la administración de Tazzia. Un régimen donde se trabajaba. Un régimen donde la gente tenía que empezar a producir. Un régimen donde la gente tenía libertad. ¡Delito ideológico total¡……..

VI

Años antes…..

Hoka había dejado a Letzka en su apartamento al cuidado de una niñeras, Le encantaba su 3z+4 eléctrico 4x4

Fue a la boutique Sci-Fi. Debía comprar un vestido. Tenían una invitación para tomar el Té. También le compraría a Letzka un traje igual al de ella. Irían las dos iguales. Serena y contenta llegó a la boutique. Le modelaron varios trajes. Le entusiasmó uno Guayaba con Azul. No toleraría nunca ni negro, ni vino tinto, ni podía ver el gris mucho menos el verde.
La asistente le probaba el traje. Inesperadamente la pinchó con una aguja en la espalda. La muchacha apenada se disculpó y ella no le dio la menor importancia.
Compró el traje. Pero al llegar a la casa se sintió terriblemente mal. Vómito, comenzó a temblar y sudar.
Despertó en la clínica. Muchos médicos la examinaban. Un nervioso Draktron mostraba una sonrisa que no tenía ningún efecto calmante. Ya no pudo salir de la clínica. En 9 días Hoka murió envenenada con una poderosísima dosis de radioactividad.
A media noche, mientras Draktron dormía en un sofá a su lado una enfermera silenciosamente entró y dejo la puerta abierta.
--Hoy tu hijo cumple 8 años, afortunadamente tu recuerdo solo será el polvo de tu traición. — dijo Katkrot con desprecio, parado junto a ella. Por instantes la miró. Luego sigilosamente salió de la habitación.
Hoka estaba consciente cuando vio a su ex esposo. El cumplió lo que ella anhelo cuando no quería vivir en Dekalia del Norte. Ahora si la asesinó, cuando justamente comenzaba a amar la vida, cuando tenía motivos para luchar y vivir. Letzka no tendría nunca a su madre para criarla. Dejaba solo a su esposo, en medio de tantos días por disfrutar y vivir. Murió antes del amanecer. ..



Continua








Texto agregado el 06-08-2022, y leído por 20 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]