TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Valeriabunster / Basurita (parte final)

[C:612586]

No recuerdo si la felicidad junto a mi tía duró varios meses o si fue un par de años, sí recuerdo que las cosas comenzaron a cambiar cuando conoció al Yayo, nunca supe cual era su nombre en realidad. Sé que murió, que era algo joven cuando aquello sucedió. Los adultos decían que él sufría de alcoholismo. En mi infancia no lograba explicarme aquella frase: "sufrir de alcoholismo" si las que sufríamos éramos nosotras con él. Yo recuerdo sus golpes, su terrible celo porque gente mal intencionada le metió la idea de que mi tía ocultaba en realidad ser mi madre, que por eso me quería tanto, y sí, me quería. Por mucho tiempo sentí su cercanía, su amor, hasta que ella se casó con el tal Yayo y en un corto plazo se convirtió en madre. Al tener sus propios hijos su amor y cuidados disminuyeron en intensidad, no así los maltratos del Yayo. El era malo, muy malo. Me atacaba por cosas mínimas, desde golpearme en la mano por querer sacar un trozo de pan hasta... ¿Recuerdan esos somieres de rejilla metálica que había antes? En la casa había un cuarto con muebles que no se utilizaban, entre ellos un somier. Yo jugaba a que era un arpa inmensa que sólo yo podía tocar. Estiraba mis brazos para alcanzar todas las notas. Un día el arpa se desbalanceó trizando un vidrio de la ventana, el Yayo me sorprendió en el cuarto, me golpeó contra el somier y la malla que yo tanto había disfrutado en mis juegos se convirtió en un resorte que a cada uno de sus golpes le llevaba de vuelta la basurita que tanto desataba su furia. Él me golpeó, me golpeó mucho. Murió joven - dicen - pero las consecuencias de sus acciones no murieron con él.

Un globo que se escapa. Un somier en desuso. Yo.

Al fin crecí, me hice adulta, le sobreviví a mi infancia a la indiferencia de los demás, y a mi propio sabotaje. Hoy soy una mujer alegre, relativamente sana y es que al conocer a otros adultos me doy cuenta que cada uno trae una historia o se la va haciendo, a veces con ayuda, a veces terriblemente solo. Y se sobrevive ¡Claro que se puede!
Hace mucho dejé de sentirme basurita y a quien intente siquiera hacerme sentir como tal lo descarto de inmediato y que se vaya al infierno con toda su maldad. Me niego a recibir más golpes, me niego a sufrir. Hoy todos los dolores de mi infancia han quedado atrás. No más basurita, no más infelicidad.

Fin

Muchas gracias a las personas que me han incentivado con sus comentarios y consejos.

Texto agregado el 09-06-2022, y leído por 270 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
05-08-2022 Hola Valeria:Comence a leerte y no pare,quien gusta de escribir y logra hacer sentir,dispara imágenes claras,segun mi mirada logra la finalidad de comunicar,usaste un lenguage sencillo,y quien te lee,puede emocionarse con tu historia.Felicitaciones y un abrazo! plumi
09-06-2022 Que buen texto de autoayuda pero por el nombre se ve que no has superado ABSOLUTAMENTE nada. A mi hay que pagarme para relatar que alguien me haya dicho o sentir "basurita". Erre dice que le escribas que tiene consejos para ti. Annr-
09-06-2022 Has logrado mostrar con sutileza el maltrato sufrido por esa niña, que para crecer y madurar ha tenido que pasar por múltiples humillaciones. Convertida en mujer, ahora sabe que es un ser pleno que merece ser feliz. Hermoso relato, Valeria. maparo55
09-06-2022 Me gustó mucho cómo armaste esto: sufrir de alcoholismo, si las que sufríamos éramos nosotras. Es texto es tremendo. Abrazo. MCavalieri
09-06-2022 Lamento los golpes. Te envío un abrazo. A seguir adelante :) felinadance
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]