TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Anyleeblue / DE SANGRE

[C:610073]

A lo largo de mi vida me he dado cuenta que hay muchas lecciones que a pesar del dolor nos dan grandes experiencias que nos arrojan fuera de donde siempre creíamos que debiamos estár. La que narraré a continuación es una de ellas.
El hombre quien fue un elemento importante para poder llegar a este viaje llamado vida jamás se hizo responsable de mí, solo lo he visto dos veces en mis 32 años. Pues cuando nos encontramos él tenía la certeza que no estaba viva, pero eso es lo de menos… Como dicen por ahí, la sangre exactamente no te hace familia.

Nací en el norte de México, en el estado de Tamaulipas, y mi madre se casó un tiempo después, con un hombre que me dio su apellido y me crió como si fuera realmente su hija, él no es del mismo lugar donde nosotras, así que nos mudamos al centro del país para empezar nuestro nuevo comienzo, aunque no he sido la mejor hija, siempre he buscado ser agradecida y lo quiero mucho, dentro de mi corazón deseo que me alcance el tiempo para poder pagar lo que ambos hacen por mí, aunque desde que enfermé la situación se ha complicado un poco, sobre todo porque tuve que empezar mi pensión temporal, pero eso no me detiene, sino todo lo contrario, me motiva a continuar sin detenerme, porque sé que en algún punto de mi vida podré conseguirlo, así que cueste lo que cueste lo voy a lograr, y ahora, sigo pensando lo mismo.

De ese matrimonio nació una media hermana (de parte de mi padre biológico también, fueron dos, pero de ninguno de ambas partes los siento de esa forma tan profunda, no me pregunten por qué, a pesar de que a una de ellas la amo porque nos criamos juntas, siento que puedo tener lazos más fuertes por otro lado, en cambio con los otros solo pocas veces hemos intercambiado una que otra palabra).

Sentía que todo marchaba bien a pesar de las bajas que luego se daban, como las quejas en las noches que mi papá soliá expresar de forma bastante alta, pues él falto el respeto a mi mamá hace unos años, egañandola con una mujerzuela (con todo el respeto a los lectores pero de otra forma no se le puede llamar), aún así sentí que mi corazón no podía tener ese odio o resentimiento, pero no voy a negar que le propuse a mi madre que nos mudaramos de donde nunca debimos de salir…
Pero no fue así, decidimos seguir y a ambos los seguía amando, a pesar de que siempre he sido mas apegada a mi mamá, que a él, algo que considero normal, pues fuimos ella y yo quienes un tiempo nos unimos más por todo lo vivido, a pesar de que era muy pequeña…

Mi hermana (hija de ese matrimonio) siempre suele decirme que no debo meterme entre asuntos de ellos, nunca he logrado entender sus palabras pues eso es algo que jamás he hecho, cuando la realidad es sumamente diferente, las personas ven las cosas a su manera, si ella estuviera en el otro lado estoy segura no seguiría pensando lo mismo y esto lo explico a continuación.

Por las mañanas mi papá y yo tomabamos el desayuno juntos, en compañía de mi perro Josefo Luneto del Chocolato, nos encantaba reír y decirle cosas de cariño, nada que fuera con mala intención, pues como dije, a pesar de mi situación mi corazón no pinta con deseo hacer daño, y esto lo hablo a nivel general, pues de él recibí la mejor lección de mi vida, que el verdadero amor puede surgir sin necesidad de que la persona tenga el mismo lazo sanguineo, lo que me abre y abrió a una aventura magica hace un poco de tiempo pero que esta no se pudo explorar completamente… Esto se convirtió en un paso excepcional en mi andar, pues pude comprender que el corazón humano es mas puro y grande de lo que podemos imaginar, y que desde pequeña a pesar de que este vibraba diciendo que él no era mi padre, así no lo sentía, pues ha dado muchas cosas por mí, aunque debo reconocer que jamás ha sido un padre cariñoso, él siempre ha buscado la forma de demostrarlo. A su manera, pero no había buscado desatendernos, además de que alimento, ropa y demás, nunca ha hecho falta, pues su esfuerzo por mantenernos ha sido increíble, sobre todo en este proceso que estoy pasando actualmente…

Tenemos una señora que nos ayuda con la limpieza y un día platicando con ella le comenté que no era realmente su hija, que solo mi hermana lo era, ella se quedó impresionada y me dijo que se notaba que teniamos buena relación, incluso más que entre mi hermana y él, y yo también por un momento lo llegué a pensar.

Recuerdo que en navidad la costumbre de dar obsequios no era algo tan común, pero me alegraba la idea de hacerlo y empecé por ello, y esta última realicé un discurso para cada uno donde pude plasmar mis mas sinceros sentimientos, incluso a una persona que tenía muy poco tiempo de conocerla, pues como dije, no tengo rencor sobre alguien… Debo reconocer que al hacer el de él, fue donde más me inspiré, pues hizo de mi estancia en mi habitación cuando mi hermana se mudó, de un lugar mucho mas cómodo, donde noté que empezó a entrar de forma más seguida a ella, cosa que no lo veía hacer anteriormente, incluyendo toda la historia que nos ha tocado vivir sobre el hecho de que no sea mi verdadero padre. Recuerdo que en una ocasión me dijo que lo era, y yo contesté emocionada que sí! Sin saber que quien me ayudó a llegar a este mundo estaba detrás nuestro y ninguno de los dos lo había notado…

Han sido buenos momentos los que hemos pasado, a pesar de que no he podido pagar todo lo que hacen por mí, trato con pequeños detalles hacerlo, siendo buena hija sin darles problemas u organizando pequeños eventos, como la fiesta del té que hace poco llevé a cabo con total emoción esperando de todo corazón fuera de su total agrado, donde me esmeré y puse todo de mi corazón, como en cada acción que realizo, para ellos en especial.

Lo que he ido aprendido me ha gustado mucho, pues son beneficios más que nada para mí, pues el día que me toque partir, quiero irme con la mayor cantidad de experiencias aquí vividas y agradecida de que esta vez que me tocó vivir siendo humana, no fue tan desagradale y que a pesar de que esta sociedad no está como nosotros quisieramos, no esta del todo perdida, a pesar de no pertenecer a este hermoso lugar…

Pero las cosas de un tiempo para acá cambiaron, pues un día fue al hospital porque se sentía muy mal, descubrieron un pequeño mal y estuvo una semana ahí, estuve muy preocupada durante ese tiempo y aunque me sentía mal me hacía la valiente para no ocasionar problemas y preocuparlos. Todos los días le escribia para preguntarle como estaba, incluso propuse ir a quedarme a cuidarlo, no tenía problemas, solo que mi salud me lo impedia… La verdad fue una semana bastante estresante, sumando la pandemia a la cual ya vamos casi 2 años y esta no parece querer bajar…

Durante ese tiempo mi mamá se enteró que su familia se había contagiado de dicho virus, estabamos un poco nerviosas porque saliendo su primera idea era visitarlos, aún sabiendo los riesgos que eso implicaba para su salud y de nosotros, yo no puedo vacunarme por ahora debido a que mi tratamiento que recientemente me aplicaron no me lo permite, primero debo dejar pasar un tiempo y ya después hacerlo, pero por el momento no, así que el que fuera era un fuerte exposición para los 4, aunque mi hermana no viviera ya con nosotros, pues aún tampoco ha recibido la vacuna. Los doctores le dijeron que debia tener mucho cuidado con ello y no arriesgarse, y noté que no le importó mucho lo que estos le dijeron, y no solo referente a ello.

Una mañana de domingo mi mamá explotó con él por su necedad y le dijo que no estaba correcto lo que quería hacer, que solo esperara un poco y ya podía ir, que no pasaba nada si dejaba un tiempo, que debia pensar en las consecuencias, este buscó una forma de reaccionar y su principal arma fue contra mí, se refirió de una forma despectiva hacia mi persona, tratandome como una cosa que no merecía nada y que no era su responsabilidad, que nunca lo fui y que así como mi mamá le reclamaba debió hacerlo con mi padre biológico, cosa que en definitiva no sabe…
Preferiria no seguir escribiendo lo que escuché ese día, pues era la primera vez y única que alguien me rompía el corazón de verdad. Como forma de platicar y desahogar, le conté a mi hermana y su primera reacción fue que no hiciera caso, ahí volví a recordar que las personas no son suficientemente empaticas para entender el dolor de los demás, pero si se ofenden por cualquier palabra por más simple que sea si a ellos se las dicen, en ese momento lo pensé, que no era por ahí donde podía expresarlo y fue por otra persona donde pude hacerlo, y para mi sorpresa, qué fue? No pude llegar a mejor lugar! Gracisa infinitas por ello.

Ese día decidimos salir y pasar la tarde en casa de una buena amiga y regresamos cuando la intensidad había bajado, pero el dolor seguía, pues no es algo que se quite al momento. Al otro día la escena se volvió a repetir, argumentando que no se había arrepentido de lo dicho, pues todo era verdad, que ya estaba harto de todo ello, además de que solo me la vivia molestándolo (aunque la palabra que usó fue exactamente otra peor) cuando comentando arriba nunca he hecho algo con mala intención… Y mi prueba de ello es que dentro de mí me siento en paz y en completa tranquilidad. Porque por su parte no piensa cambiar y mucho menos pedir perdón por lo que dijo, es una persona orgullosa que no es capaz de reconocer sus errores, cree que todo lo que hace es lo correcto, cuando realmente esta lejos de ello…

Desde ese momento comprendí, que las cosas debían de cambiar, que no puede ser como antes, que lo que fuimos simplemente se tenía que tirar, así que desde ese momento, lo hice, por mi salud emocional decidí que lo mejor que podía hacer es no hablarle más y continuar con mi camino… Le han pedido que se fuera de la casa por todos los problemas que últimamente ha causando, pero no le vemos intenciones de hacerlo, yo en eso no me meto, lo que si estoy segura es que por mí parte no le perderé el respeto por lo que en algún momento hizo por mí, pero eso no significa que debo estar como lo hice antes, sino lo contrario, poner mi línea y continuar con mi camino, total, si es momento de hacerlo por algo suceden tales eventos, pero hay algo más que tampoco cambiará, y es el resentimiento en mi corazón, pues en él, no hay espacio para ello.

POR EL MOMENTO ESTO LLEGA A SU FIN

Texto agregado el 13-09-2021, y leído por 50 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
15-09-2021 La vida tiene sus cosas y no siempre son como quisieramos que fueran. Ya quisiéramos encontrarle una razón a todo, mejorarlas, darles un sentido distinto, hacerlas diferentes, pero a veces la vida nos pone a pruebas, por decirlo de algún modo, como si fuese una lección dificil que hay que asimilar y superar. Un abrazo. Toda la fuerza de este mundo para ti. Saludos Shou
15-09-2021 La vida nos da buenos y malos momentos; creo que a pesar de lo que expresó el que no es tu padre, pero como si lo fuera, fue producto de esas cosas que decimos sin pensar cuando discutimos con alguien. En cuanto a tu enfermedad deseo que mejores y que no pierdas el optimismo y la fe por vivir. Un texto muy intimo y personal. Saludos, Ani. maparo55
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]