TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / generoso-toch / Haiku de verdad.

[C:607439]

La nuestra especie
venimos de los monos;
y el oso del perro.

Y asi todo,
las pizzas de las tortas,
el agua del cielo.

Pero es arduo
concebir tanta muzarela
en un velorio.

Fueron varios viajes
con empanadas también
y tartines.

A la primer tanda
me enteré del triste
deceso final.

Una muchacha
es la que yacen velando;
pues no voy a mirar!

Por poco tropiezo
con una corona
de mil gladiolos.

Impertinente,
cargado de tanto ole,
al cajón enfrenté.

Abrí los ojos
y con estupor vi que
era un viejo.

Pues me confundí
de salón mortuorio
con el de al lado.

Ya me parecía
de una joven hermosa
a un longevo.

Suerte tuve
al ser recibido
en el hall central.

Tuerzo el rumbo
y corrijo mis días
en pos de redención!

Cual un idiota
yo debengo del salón
equivocado.

Muy abstraído
avanzo cual pasando
barreras bajas.

Dejé los rencores,
y para disimular
me persigno.

Y al instante,
de ver dicho cadáver
me enamoro.

Su tez morena,
boca de labios de sol,
nariz de cóndor.

Me enamoré
de una muerta, pensé,
estoy re chapita.

De todos modos
siento que Dios me dice,
Ella es para mí.

Ella es para mí,
igual sigue buscando
que tal vez al cobrar...

Voy a que me pagen
y siguiendo una pista
doy con la hermana.

Es idéntica,
son dos gotas de agua,
eran gemelas.

Cobré y partí
con el sabor amargo
de un fracaso.

Sinceramente
ahora que lo pienso
detenidamente.

No puedo quitar
de esta ensoñación
aquel primer amor.

Y hasta lloro tanto
el haber perdido
dama sin igual.

Texto agregado el 16-04-2021, y leído por 26 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]