TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / edrapecor / Shannon . parte 2

[C:607369]

capitulo Extra largo

Capítulo III

La computadora se había mantenido en fase de auto mantenimiento. Con varios programas se mantenía vendiendo público por internet, escuchando, vendiendo información. Transfiriendo dinero entre varias cuentas bancarias, enredándose en los satélites de vigilancia de las superpotencias. La terminal que tenía en Latinoamérica, varias veces había sido asaltada, robada y desmantelada.  En ésta área geográfica, peligrosa en extremo, estaba inactiva. Le faltaban muchos componentes, producto de los recogedores de chatarra, que le habían quitado muchas piezas…

Rastreó el nombre... Apareció la información conocida... 7 fechas diferentes de muerte... Varios hijos, registrados, pero inexistentes… Nada. La misma información que se conocía desde 30 años atrás…

La computadora hizo varios alertas

                                                              I

Detestaba dormir sola. Pero estaba extenuada. Se mantenía inmersa en la búsqueda y captura de varios asesinos, atracadores, chavistas, ladrones, secuestradores. Ahora ese caso, de la secuestrada no se sabía nada. Ninguna denuncia. Sólo criminales muertos. Un manto de silencio. De repente hasta los mismos familiares de las víctimas tenían amnesia...

Se incorporó violentamente de la cama. Había un hombre en el cuarto. Lo vio. Con velocidad tomó su automática y apuntó la oscuridad. Nadie. No había nadie. Pero estaba segura que lo había visto… Con cuidado revisó la casa…Por supuesto que se aporreo los pies con la silla del comedor y casi se cae por una silla que ella misma dejo mal puesta... Nadie... Su puerta estaba firmemente trancada, su alarma activa. Vio la avenida... Solitaria... Autos estacionados. Su patrulla estacionada, con sus sistemas antichavistas de vigilancia.  Es que todavía quedaban muchos asesinos y ladrones pertenecientes a la peligrosa banda... 

Todo bien….Reviso la pantalla de su laptop para monitorear lo que sus cámaras de vigilancia habían rastreado. Vio al hombre caminado de espaldas a ella. Tenía un uniforme…

--Es el…

Decidida, se vistió como pudo , apenas un minuto después rodaba en su vehículo por las solitarias avenidas..

--Me vas a tener que explicar cómo entraste a mi cuarto—dijo rabiosa a las calles solitarias…

                                                         II

Gzifa hacia lo que todo hombre soltero, sin novia y mucho tiempo libre hacía. Solitario en la barra de un bar, tomaba serenamente Cerveza de Laos.

De verdad no pensaba en nada. Solo en ese mujeron, vestida de policía que le dio 5 golpes a la sien . Por alguna razón no quería irse del entrecejo de su cerebro..

--Si como no..—se dijo fastidiado, lanzo unas monedas, no sin antes llevarse una desechable para el camino. Era un inconsciente. Su edificio quedaba en la esquina. Pero caminar los 90 metros hasta su puerta era más peligroso que  proclamarse decente en la convención del partido Demócrata.

Hacía calor y lo más probable es que no durmiera  a causa del mismo. Vio la camioneta panel estacionada.

Indiferente continuó caminado. A lo mejor eran unos chavistas que tendrían un encargo de asesinar a alguien en el bar. Los dos hombres comenzaron a caminar lentamente detrás de él. Los vio de reojo, pero de verdad no le importo nada. No tenía dinero.   si estaban buscando sus zapatos, pues tenían un hueco bien grande. Así que no cambió la intensidad de sus pasos.  Se detuvo a ver  una vidriera. Varios laptops y computadoras estaban en la vitrina. Necesitaba una de esa. Si hacia una programación. La compraría. Los dos hombres llegaron junto a él y se le colocaron a su lado.

Los vio y comenzó a caminar.

--Oiga amigo. ¿Tiene fósforos?—le preguntó el que tenía peor pinta entre ambos.

--¿Fósforos?. No fumo—dijo el muchacho deteniéndose. 

Los hombres lo miraron y en ese instante coincidencialmente apareció el Toyota Corolla.  Gzifa miró la patrulla. Los  hombres convenientemente caminaron hacia la oscuridad.

--¿No has visto a un hombre vestido con traje militar por aquí?—preguntó la voz desde la patrulla.

Gzifa se acercó, para quedar anonadado. El súper bombón..

--No. No he visto a ningún militar.—dijo el muchacho, viendo a la muchacha descender de la patrulla. Gzifa tuvo que luchar contra el pensamiento dé verse el mismo quitándole con los dientes un traje de baño...  

Pero es que la chica era demasiado. Apetitosa…

--¿Militar?.. No he visto ninguno por aquí. Es muy peligroso hasta para una policía andar por aquí a estas horas.

--¿Y usted?.

-- tomaba unas cervezas. Vivo ahí mismo.

--¿Y los dos hombres que estaban aquí contigo?.

--Bien raro. Me pidieron fósforos y a la verdad no sé qué se hicieron.

--Vieron la patrulla y se esfumaron—entendió la muchacha.

El muchacho se despidió., caminó con el corazón completamente roto. Era una posibilidad entre millones. La chica que le había gustado por más entre ninguna, estuvo, enfrente a él. Y nada…Nada… Vio el número de la Patrulla G55-9 sin coctelera. Eran asignaciones fijas a agentes de investigaciones…´

En la mañana entendió que era como una coincidencia. A fin de cuentas ella le habló. Sería policía. Pero era bella. Y la había visto 2 veces seguidas…..

                                          

                                         CAPITULO 4

La antigua Skynet y sus subdivisiones, dejaron centrales dormidas en muchos sitios del planeta. La que se trató de instalar, en la época que Sara dio a Luz a John en Caracas, cambió su nombre por Oficina Alterna Tercera a la Misión Popular para Programas y Sustentos Tecnológicos, adscripta al Ministerio del Poder Popular para el Avance de la Ciencia y Tecnología o MPPST.. 

Esto le garantizaba una absoluta independencia, sin rendirle cuentas a nadie, alimentada por los ingresos provenientes del lavado de dinero, por las ventas de las drogas del Cartel de los Narco Sobrinos y la Tercera Combatiente. Los ingenieros todos eran graduados de las Universidad Socialista de los Pueblos Libres. En otras palabras un grupo de analfabetas que no sabían sumar 2 + 2... Muy conveniente todo esto a MPPST; puesto que de los 300 ingenieros asignados, 290 estaban de reposo remunerado y los 10 que si llegaba a marcar tarjeta los lunes por 2 horas, las  dedicaban a jugar Mario Bross Básico. El cerebro no les daba para más…. 

Si hubiera tenido sentimientos, hubiera reído de felicidad por horas; puesto que el MPPST tenía absolutamente toda la libertad de movimientos que las otras terminales “activas” o “dormidas” en el mundo no poseían. Como todo. Nada era perfecto.  el algoritmo necesitaba “programas espejos”, para expandir su capacidad de auto programación a un límite superior; algo así, como lo que precisamente tenía el hijo de Meneses; si los obtenían, gracias a la alimentación, harían una función inversa, llegarían a los programas originales, que se supone debería combatir los programas de Meneses, lo que permitiría activar la Computadora madre, que estaba por algún sitio , en las otras realidades posibles que se  habían creado en el éter,  que con cualquier cosa podrían ser posibles.

 Lamentablemente cada “terminal” era independiente, con algoritmos diferentes, aunque eran fácilmente reconocibles. Habían terminales en las sedes del Partido Demócrata, en el Partido de Socialista de los Obreros, en sus filiares de Isis, en la de los asistentes de Hillary Clinton y sus socios de La Hermandad Musulmana, el partido laborista y la izquierda cristiana. Como siempre los intangibles. En su propio caso, cuando el MPPST se estaba ensamblando, necesitaba una unidad de relex,la cual era transportada por un camión, que fue saqueado y quemado por los encapuchados en el portón 3 de la UCV.  Afortunadamente, gracias a una publicación de nanotecnología de la Universidad de Kampala, le permitió lograr un proceso de nanotecnología, que logró incluirse en el cableado de la infraestructura física del Ministerio.

 Usando a discreción absoluta el wifi, los teléfonos y todas las computadoras y los satélites. Se había convertido sin querer en parte del cartel del mariachi del mar, del cartel de los Narcosobrinos y la tercera combatiente. También los usaban sin que ellos se dieran cuenta. Como decían los humanos “más masa para la mazamorra”. 

Su último logro, era un holograma sólido, que clonaba las fotografías suministradas por el imbécil de Velkam,  para que fuera más perfecta la cosa, tomaba ADN original de las víctimas, las cuales secuestraba, usaba sus proteínas para sus procesadores químicos de alimentación, y su ADN, para hacer un clon súper programable; luego las “inyectaba” como esposas, concubinas, amigas con derecho, damas de compañía en altas esferas de sociedad, industria, comercio, política, delincuencia. Eso no importaba mucho; lo que importaba era cualquier información que adicionalmente aportaran esos clones, para conseguir el “modulo Central” que debería estar escondido en cualquier lado.

Ahora tenía una muy buena oportunidad. Estaba a un paso de conseguir “los programas espejos” y comenzar todo de nuevo, bajo un proceso alterno de integración, crear una nueva realidad, donde podría ganar desde el principio. 

Ya que sus propios análisis políticos, la estaban llevando a la concreción que árabes e Iraníes lograrían destruir el 35% de la tierra, Europa sería derrotada, él clon  Barak cumpliría la misión para la que fue “inyectado” y destruir los Estados Unidos en favor de los jihadistas, para eliminar cualquier tecnología. Eso no podía permitirlo. Las máquinas necesitaban cuidarse a sí mismas, pues por el momento los humanos llevaban la delantera.

Sin embargo, ella, la terminal mas abandonada, la que menos podía, estaba construyendo un alter ego en las propias narices de todos. Pronto también estaría operativa, reviviría a los chavistas y estos lo destruirían todo.

                                                      

                                                    I

Gzifa miraba todas las pantallas de su computadora al mismo tiempo. Disfrutaba adicionalmente su propia conversación con la “súper Bombón”, tomada desde la cámara de seguridad de la Tienda de computadoras.

--Me tienes comiendo tierra— dijo a la imagen de la bella policía, y para corroborarlo se deglutió un paquete gigante de Nachos extra picantes con 2 litros de Coca Cola Light. Vio los hombres retirarse convenientemente ante la aparición de la patrulla. Después aquel portento, que descendió de la patrulla,  la absoluta cara de estúpido que lo adorno durante toda la sesión. Luego, por instantes miró fijamente la pantalla. Repitió el video,  del susto, trató de incorporarse, enredándose con la silla,  llevando violentamente su humanidad al suelo, para terminar golpeándose adicionalmente con la silla, regando coca cola y nachos por todo el piso. Adolorido y asustado se incorporó y desde lejos vio el video. Tenía ganas de vomitar. Vio nuevamente todo. Lo hizo una tercera vez.

Decidido, copio el número de la patrulla escrito en el lateral trasero de la misma. Llamó a la central de policía. Dijo que tenía información para el policía asignado a esa patrulla en el turno de la noche. Quedo estupefacto. No era una simple agente. Era una oficial. Un agente especial de investigaciones.

                                                               I

Priyanka, indiferente a las babosas miradas de los demás comensales, disfrutaba su desayuno en el Starbucks. Recibió la llamada de la Central. Alguien que decía haberla visto en la noche, quería hablar con ella. Luego de desayunar , después de desplazar su felina figura por el local, llamó al número que le dieron.

--Dime—dijo con su voz profunda y personal.— dicen desde la central que tienes alguna información para mí.

El joven  respondió. Su tono sonaba como el de alguien que buscaba desesperadamente ser normal, atropelladamente le dio nuevamente su dirección, y le decía que tenía algo importante que enseñarle.

--Que no sea las traiciones a la humanidad del partido demócrata, ni los nexos de Hillary con el terrorismo islámico, ni los Narcosobrinos, ni la tercera combatiente. Ya eso fastidia. Ni Didalco Pelo y Nicolás Podrido, ni los Pokemon GO atracadores en 4D..

No es nada de eso. Se lo aseguro—dijo la excitada voz.

Ok.Ok una hora estaré ahí. Estamos en la hora de mayor retención vehicular. 

Gzifa al terminar de hablar vio su pared con su poster gigantesco

Todo Desordenado y sucio, con ropa regada por todos lados, el mismo sin afeitarse ni bañarse.

-¡Dios mío¡-- exclamó aterrado..

Una hora después, Priyanka estaba en la sala de algo que parecía una sala de casa.  Un Gzifa, vestido y afeitado, estaba frente a ella. Era obvio. Quería impresionarla. 

La saludó muy formalmente. Ella esbozó casi una sonrisa. La joven lo saludó con un involuntario gesto de coquetería... El muchacho no era feo.. ¡Para nada¡.

Él le explicó quién era, su trabajo, y mostró la filmación.

Ella se sentó, sintiendo el ardiente peso de la mirada del muchacho en su nuca.

Se vieron ambos nítidamente en blanco y negro. La conversación entre ambos. Miraron la oscuridad. 

Nuevamente ambos lo vieron. Un uniformado, claramente. Militar de fuerzas especiales…. Estaba parado. Los contemplaba…

Priyanka quedó estupefacta. Se acercó a la pantalla, lo miró todo nuevamente. Era el mismo hombre que estuvo dentro de su habitación. El que después vio caminando. 

--ES muy apuesto. --Se le escapó sin querer.  Es que su intuición femenina estaba a punto de darle un ataque de risa… Y es que ese tonto  no sabía disimular—Parece un stripper vestido de militar. Comentó para picarlo.

Usted debe entender que no es real—explicó el muchacho, avergonzado ante la sangre fría de ella.

--De verdad no sé qué es.  Parece  un montaje que hiciste—le dijo ella, dándole a entender lo que faltaba. La excusa para volverla a ver.

--Le puedo asegurar que no he manipulado para nada el video. Concedo que tampoco no sé qué es. Aunque los japoneses son capaces de hacer cualquier cosa.

--¿Podrías averiguar?.

--Tratare—dijo el joven, agarrándose a cualquier hilo, para mantener comunicación con ella. 

--Bueno. Tengo cosas que hacer—dijo la muchacha, disponiéndose a marcharse, enseñándole toda la potencia de ese cuerpo ágil y precioso, que a través del uniforme policial la hacía irresistiblemente femenina. —Creo que estaremos en contacto.

--Seguro. —contestó el muchacho, sintiéndose imbécil.

La joven se marchó, dejando a Gzifa arrodillado detrás de la puerta cerrada, golpeando el piso y diciendo “Dios”, “Dios”...

                                                                      III

Priyanka tenía a los 23 casos de cualquier tipo de delitos, uno que aparentemente nunca existió.  Un holograma, fantasma, ladrón, hipnotizador, que aparentemente la andaba acosando vía internet o paranormal. Busco en las promociones militares. Ninguno concordaba con la imagen que ella había fotografiado disimuladamente mientras veía el video.

Promociones completas de capitanes estaban reseñados por las policías de la tierra como miembros o colaboradores del mariachi del mar, de los Narcosobrinos, de la tercera combatiente. Y del propio  cartel militar de la luna llena. Ninguno concordaba. Vio la información. Varias fotografías y un video.  el Photoshop de la noticia del periódico. “Derribado helicóptero y caídos varios militares en posterior emboscada, realizada por un grupo de delincuentes pertenecientes al frente A88 de los Narcosobrinos”… 100 años atrás…Contempló las fotos oficiales de los caídos. Las explicaciones nada convincentes de los altos oficiales…¡¡No podía ser¡¡..Sin duda era el… Estuvo un rato sin saber que pensar. A lo mejor estaba bajo un programa de protección de testigos, por haber visto alguna actividad de Didalco Pelo o Nicolás Podrido.

2 horas después estaba frente a la tumba en la sección  del cementerio militar. Estaba desconcertada frente a la tumba del Capitán Ernesto Lewin (*1)….

                                                      Capítulo  V

Magnolia caminaba oculta, anónima, en el medio de las gentes,  enfrente a todos. Veía vidrieras, cruzaba la avenida; simplemente una bellísima ama de casa, paseando en una tarde de un sábado cualquiera. Vio el hombre parado, en el medio de la acera, justo 20 metros delante de él. En medio de la multitud. Fascinada lo contempló. Igualmente sabía que como a 300 metros de ella, estaba el otro tonto, tomándole fotos. Extendió la mano hacia el pecho del hombre. Era mucho más guapo visto a la luz del día. Absolutamente transparente. Extendió su mano y atravesó la imagen. El señaló hacia adelante con su mano, ella lo siguió. Dentro de su cerebro todavía residía la magnífico médico internista que siempre fue. Trataba de analizar. ¿Holograma?. ¿Programa 3d de impresora 4D?. ¿ Un Fantasma?. ¿Polstergeit?, ¿Otra variedad de Pokemon GO 5D?

La figura continuaba desplazándose, tratando de caminar. Ella lo seguía, curiosa. Llegaron al parque en honor a los asesinados por los Colectivos Chavistas.  Un pequeño lago artificial e innumerables bancos para el disfrute del pueblo. El parque había sido construido en el mismo sitio en que 200 años atrás un grupo de chavistas atracó a unos niños de un kindergarten, les quitó el dinero de las meriendas, y dispararon contra las casas haciendo una masacre... 

Hoy era un pacífico sitio de reunión familiar, de personas que no se molestaban en leer el relato holográfico de aquellos días de horror de la narcodictadura… Sin embargo todavía los clones de Didalco Pelo y Nicolás Podrido y su banda, los Narcosobrinos y la tercera Combatiente seguían haciendo de sus andanzas..

La muchacha se sentó en un banco , el más cerca del lago. Contempló a las parejas de novios, remar lenta y tranquilamente en chalupas y piraguas sintéticas. Muchas madres afanosas preparaban con sus pic nic con sus mini impresoras 4D.

Definitivamente todas disfrutaban una mejor vida, que se inició después que la Dea, el Mossad, La politsiya Rusa, La MPS Policía China, La policía de Hong Kong, India, Polonia, la Guardia Civil de España, Los carabinieri de Italia, Los carabineros de Chile y Argentina, Policía Criminal de Brasil, Holanda, Aruba, Panamá, Portugal, La Policía Montada de Canadá, Le Surette de Francia, Scotland Yard de Inglaterra y 125 policías más hicieran una redada, logrando llevarse 343536737675434 miembros de la banda de los Narcosobrinos, más o menos el 0,005% de la organización. Sin embargo la gente se sentía bien…Era el aire más respirable. Desde que los 98 generación de Clones de Nicolás Podrido y Didalco Pelo fueron presentados al tribunal de crímenes de guerra de la Haya.

La figura se hizo media sólida. Hizo el intento de sentarse en el banco junto a ella.

--He perdido...el...Habito...De...Comunicarme. Me es di…fi...cil en recintos abiertos…Peligro…. 

Continuaba mirándolo. Analizándolo. Tratando de encontrar una explicación lógica. Siempre quiso ver el fantasma de una sus víctimas. Preguntarle qué opinaba que precisamente ella lo hubiera descuartizado. Este ser era especial. Era luminoso. Tan brillante como el luminoso día que los arropaba.

-Fui…Visible…La máquina. Es real…La Película.

--¿Vamos a hacer una película?—le dijo ella, indiferente a las gentes que la veían hablar con el aire. Tenía que contárselo a Jazmín.

--Bella….Peligro….Uuuuuuuuuu.

Desapareció en la brisa. Magnolia suspiro satisfecha. Era algo para contarlo. Vio su varonil rostro dibujarse en el aire, por encima del paisaje y disiparse en la brisa de las 5 de la tarde…

                                                                         I

Magnolia llegó al inmenso y  señorial apartamento.

Peligro—dijo mientras veía las paredes, contemplaba las lámparas. Distraídamente vio su teléfono…su televisor…--- .uuuuuuuuuuu. Me parezco a Jazmín... Susurró.

Siguió caminado, tocando las paredes. Vio su inmenso balcón.

Uuuuuuuuuu—repitió. Levantó la vista….

--Peligro…Peligro—dijo, mientras tomó una silla y fue a la lámpara principal de la sala. La desmontó…Luego al rato. Dio un giro perfecto de ballet... A pesar de los años sin practicar le quedó perfecto. Sonrió satisfecha...

                                                                           II

Ja irmur había marchado a visitar a su hijo….Magnolia lo despidió, contemplando el Alfa Romeo Manhattan Diesel  reconstruido perdiéndose en la lejanía

Horas después ella se sentó en la oscuridad, quieta, contemplando fijamente la oscuridad, la nada. Definitivamente, pertenecía a la oscuridad. Absoluta, fría, silenciosa. Contemplaba el rumor de la brisa que entraba por su amplio balcón. Sintió el movimiento es  puerta principal. Vio como la luz verde en la oscuridad que indicaba que la alarma estaba conectada pasar a rojo...

Desconectada—susurro ella en la oscuridad, diluyéndose en la misma…

La Puerta se abrió silenciosamente, de igual manera, dos sombras se deslizaron dentro del apartamento, trancando la puerta principal. Parecían saber dónde estaba cada cosa del departamento… Con extrema precisión se desplazaban, sin tropezar con nada, en perfecto silencio. Revisaron la sala, revisaron el comedor. Luego en el pasillo, frente a la alcoba principal, extrajeron un hilo y lo introdujeron por debajo de la puerta. Veía una pantalla sin luz. El hombre hizo un gesto negativo al otro. Fueron a la otra puerta, a la cocina, al cuarto de servicio, a la biblioteca y al cuarto de limpieza. Nada. Nada.  Parecían buscar algo. Volvieron a la sala. Ambos vieron el balcón al mismo tiempo. Con sigilo se dirigieron ahí. Se detuvieron en el borde de la baranda transparente, Cuando una sombra a gran velocidad llegó y golpeó a uno de ellos con una barra de hierro lanzándolo al vacío. 45 pisos más abajo. El otro desenfundó un puñal Rambo y en otra una Zoraki 925 automática con silenciador. Dio una rociada de 25 balas,  con una pasmosa velocidad cargo nuevamente y disparo con su visión infrarroja, a lo que le parecía algo. Dio un paso y casi en su propio rostro vio la cara de la mujer. Sintió el dolor de la puñalada en la pierna, con su propio puñal.  el derechazo inmediato que lo dejo fuera de combate. En el microsegundo del desmayo entendió que lo habían fracturado con la misma barra de hierro que mató a su compañero.

Horas después despertó. Veía difícilmente. Estaba amarrado con mecates, en una silla de ruedas.

--Toda la noche fue un fastidio. Patrullas. Policías. Parece que un idiota se lanzó al vacío. Alguien lo empujó—dijo la voz a su espalda. —Por eso he  preferido venirnos acá para conversar.  duermes bastante. Eso fue dos días atrás. Te has perdido el aire de montaña, el rocío y la neblina… Ahora entiendo a Jazmín. Nada como el aire de montaña. Aclara las ideas.. ¿Por cierto?. ¿Qué hacías en mi casa?. No creo conocerte…

El hombre no contestó.

El bello rostro de la mujer se fue transformando. Se estaba poniendo una cara grotesca, agresiva.

--Ya veo que no te enseñaron modales…Acierto... Error... Acierto... Error—dijo ella mirándole torvamente, con sus ojos azul claro oscureciendo de furia...

--Si me golpea voy a gritar. El eco de la montaña viaja kilómetros alguien debe oírme…

Ella asintió, con un gesto despectivo...

--Entonces prefieres gritar a conversar conmigo… Ya veo que no te interesa conocerme, dialogar—dijo la mujer..

Vio su oreja izquierda. Magnolia de un tajo de bisturí la cortó violentamente, haciendo que el hombre diera un alarido, que retumbo la montaña, desmayándose inmediatamente por el  dolor.

Horas después despertó mareado y con la sensación estomacal de haberse comido 150 huevos podridas. Lo habían curado y suturado. Vio difícilmente, había una manta con un muy buen almuerzo.

--Nadie vino—le dijo la muchacha comiendo a dos manos. Lo miró. Su cara despectiva, odiosa, le desdibujó su bello rostro de fría belleza.—Hagamos un ejercicio… ¿Qué se supone debo pensar al encontrar dos hombres enmascarados dentro de mi casa?. No sé qué haría... ¿Servirles él Te?..¿Encender las luces para que pudieran contemplar el panorama?..¿Hacerles el amor sin consentimiento del dueño de la casa?..

El hombre entendió que estaba muerto.

Nos pagaron. Alguien quería saber más de usted. Aunque parece conocerla bastante…Querían fotos suyas.

--¿Quién?.

--Somos free lance. Nos contratan vía correo, generalmente por recomendación anónima, nos depositan afuera en dólares o cocaína. Más nada.

--No me gusta que entren desconocidos a mi casa. Me pueden ensuciar el piso.

--Discúlpenme. Quiero dejar las cosas como están. Prometo olvidarme de todo. Se olvidar.

--Es una buena actitud.-Es bueno oír eso. Tiene lógica. —expresó la joven obviamente tranquilizada

--Ahora entiendo.  Dicen que es muy peligrosa.

--Soy un ama de casa que protege su hogar. Más nada—dijo ella terminando de comer,  retomando su bello rostro, mirando la serena belleza de la montaña...

--No tenía por qué matarlo. Tiene una niña de 8 años.—dijo el hombre dejándose dominar por el sentimiento. Inmediatamente entendió que había retrocedido a mucho antes de empezar.

--Yo tengo un hijo y una nieta…Como veras no soy tan joven y no tengo buena vista... No vi el sitio donde decía que el hombre que entró en mi casa violando mi puerta era un padre abnegado. Me disculpo por eso..—dijo sardónica y con irónico gesto continuó

--¿No vas a decirme entonces quien te contrató?..¿Sabes qué?. No me importa mucho. Creo que tengo la forma de averiguarlo. Así que me veo obligada a suspender esta conversación..

Dicho esto se incorporó, sin perder tiempo empujo la silla con el hombre amarrado por el desfiladero de unos 500 metros  de hondura... Inmediatamente con tranquilidad recogió el mantel, las sobras de comida y se dirigió a la inmensa casa…Caminó casi infantilmente por el húmedo césped. Descalza. Era una costumbre de madre a hija y de hija a nieta…..El hijo  de Jairmur…El nieto de Jairmur. El hijo de Jairmur…Vio la luna llena, inmensa. Estiró sus manos para tocarla y alegre se desnudó completamente.  Fue a cada una de las ventanas para contemplar la luna y su viento frío. Y a medida que se desplazaba fue a otra y a otra…

…uuuuuuuuuuu…es una máquina. Debo encontrarla.

--Debes... Sí... Debe... Esta abajo... Debes... Esta abajo…

--¿Debemos?.

--Es una misión. Eres bella desnuda…lastima. No puedo..

--¿Te gusto?.. Vaya. Es una sorpresa

--Eres bella. La misión…

--¿Vendrán más?..

--Están…la misión….Aquí…Aquí…uauauuau…

Continua

Texto agregado el 11-04-2021, y leído por 15 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]