TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / edrapecor / La Psicopata La Sadica y La Asesina. Encuentro 8

[C:606464]

V

Darío Sifontes Ortega organizó una fiesta. Invitó a muchos médicos residentes, a varios colegas suyos, viejos verdes como él, siempre detrás de las juveniles pantaletas de las médicos recién graduadas. Pero su esfuerzo fue en vano. La Dra. Shannon no dijo nada a su invitación y rauda se marchó en su sencilla camioneta ese viernes al terminar su labor. Manejaría 4 horas y llegaría a medianoche. Pero es que no aguantaba más estar sin su esposo e hijo..............

................Fueron a la Playa. Lupe y su esposo se les unieron. Un fin de semana espectacular. Jairmur le encantaba el esposo de Lupe. Básico, sencillo, diferente a todos , con un solo tema de gallos, gallinas, pollos y huevos y una sincronizada absoluta entre cervezas Regional, Polar, Bavaria, Cristal, Águila, Balachi, Medalla Light ,Brahma y Presidente; Jairmur le era muy difícil llevar el ritmo de su amigo, pero en medio de tal cantidad de líquido comenzaba a reír, hablar tonterías de béisbol , de los Leones de Ponce, de Los Guerreros a Oaxaca, Navegantes del Magallanes y Caimanes de Barranquilla; contemplar a su vez a Lupe.

Jairmur sentado en la playa le dio la razón. Lupe era una Macro bomba sexy. Simplemente quitaba la respiración.

La maternidad de ambas no las había afectado en nada. Ambos sabían la sensación que sus esposas causaban. Pero por alguna razón nadie les decía nada.
Siempre Jairmur entendió que de alguna manera andar con Shannon por cualquier sitio, a la hora que fuera, se sentía seguro. Era un indefinible que no entendía. Parecía estar rodeada de un halo extraño por demás. Cuando estaba junto a Lupe, pues la sensación se incrementaba. También parecían fundirse en un solo ser. Una relación íntima que a veces a Jairmur se le antojaba sucia. Cuando llegaba la otra, la sensación se solidificaba. A veces en la oscuridad, cuando hacía el amor, le parecía hacerlo con Lupe, o con Emma, la tercera del trío. Era un sensación que lo avergonzaba, le parecía una odiosa falta de respeto a su amigo, a quien quería en extremo. Tan diferente en todo......

La dolorosa palmada en la espalda lo trajo a la realidad.

----¿Sabes qué?

Dime-dijo Jairmur, inspirando aire para quitarse el brutal dolor del manotazo del otro.

----Vamos a comernos 7 kilos de Cochino asado.

¡Por supuesto¡--contestó asustado Jairmur.

---Voy a comprar 2 cajas de cerveza Tecate y 2 Cajas de Cerveza Soberana. Y te las vas a beber conmigo.

El lógico resultado fue que a las dos de la mañana de este sábado, Lupe manejando y una silenciosa Shannon soportaron durante todo el viaje de regreso las canciones, cantadas a todo pulmón por los ebrios, en el colmo de todas las borracheras.

Cuando en la alta madrugada llegaron a la casa de Jairmur, acostaron a los 4 niños, aunque debieron aceptar que los dos más grande fueron más difíciles de dominar, después acostaron en sus cunas a los dos bebés; finalmente quedaron ellas únicamente en la sala...

Ambas se abrazaron. Se dieron un suave, tierno beso, muy lento, muy amoroso, por todo el tiempo que no habían estado juntas.

--Te amo- susurró Lupe.

Yo también-contestó la otra, apagando la tenue luz de la lámpara.

Vi

Shannon cumplió ese lunes una apretada tarea, evaluación académica, casos importantes, estudio, y la rutina de admisión y evaluación de nuevos pacientes. Un despechado Doctor Sifontes que le recrimino su inasistencias una fiesta que a todas luces tenía el objeto de agradar únicamente a ella.....

......Simultáneamente "el Esqueleto" logró levantarse de la cama.. Necesitaba desesperadamente un cigarrillo. Se había inyectado, pero no fue un buen "viaje"... Más bien fue una película de horror, estaba adolorido, y en la mañana el casero había llegado muy temprano a advertirle que si seguía gritando a media noche de esa manera, lo pondría de patitas en la calle ese mismo día.

---Necesito una "flecha"-dijo para nadie, ya el cigarrillo no le era tan importante. Una buena línea de cocaína le acomodaba el día.

La puerta se abrió violentamente, dando paso a un inmenso hombre de color, quien se sentó en su pecho y le dijo a manera de saludo.

---Hola pedazo de mierda. Me contaron por ahí que anoche distes todo un concierto. Ahora vamos a dar un paseo.-dijo impidiendo que el aterrorizado delincuente pudiera escapar.

---No. Por favor no. No me lleves a la policía. Ahí no estoy seguro. Ahora no quiero entregarme- gimoteo aterrado el hombre

---Conmigo estas tan seguro como en el pentágono-dijo el otro agarrándolo por los pelos y comenzando a arrastrarlo fuera de la habitación.

El "esqueleto" siguió gimoteando.

--Acuérdate lo que le paso al Inspector López....

--Cállate idiota. Que no vamos para la policía.

--No... Ellas no.. Por favor-lloró desgarradoramente "esqueleto" agarrándose fuertemente a la pierna del hombre.

--Maldita porquería. Anda camina. Simula que eres un hombre.

--No. No...Por favor. Ellas no.

--Debería... Pero alguien más quiere verte.

--No...Son ellas... Te vendiste. No...Por la virgen. No.-afirmó el hombre en el paroxismo del terror.

El Inspector Tiburcio García finalmente logró llevar al "Esqueleto" hasta una Gonow doble cabina.

--Oye. Pero... ¿qué diablos?.. Me vas a llevar en eso-preguntó indignado repentinamente el "Esqueleto". Viendo la sencilla pick-up

Por toda respuesta García empujo brutalmente al "Esqueleto" y se introdujo en la camioneta, que arrancó rápidamente, sin que el "esqueleto dejara de gimotear...

....................Jairmur trabajo en la mañana siguiente a las copas de vino y cerveza de su esposa, estaba todavía bajo el asombro de ver como el esposo de Lupe se tomó sin descanso 8 cajas de cerveza y después las otras cuatro. Cosa que no dejo de hacer el domingo, pues despacho con toda facilidad una caja de Cerveza Káiser Light.

--Permiso. -escucho la agradable voz

---Buenos días Magdalena.

Hola Jairmur-saludo íntimamente su asistente-- ¿Cómo estuvo ese fin de semana?

Húmedo-respondió Jairmur recordando el Camión de cerveza que se bebió.

Promiscuo-repuso ella, provocativamente.

Definitivamente. No me lo merezco. Tengo demasiado trabajo para tener que soportar diariamente esto.

Se limitó a mirarla en silencio. Claro que tenía buen cuerpo. Era obvio que estaba hambrienta. Pero por algo, los demás compañeros de trabajo no querían tener algo con ella. Lógico. Era abusadora, falta de respeto, entrometida y acosadora. La clásica tipa que hacía un infierno a todo aquel idiota que se acostara con ella.

--Esta noche es la despedida de Urrea. Se va a Vietnam.-exclamó la muchacha acercándose para que el pudiera ver absolutamente los inmensos melones que casi se desbordaba de la camisa del uniforme

--No creo poder.-se evadió él.

--Es una invitación de toda la oficina.

--Urrea no me ha dicho nada.

Claro. -repuso la muchacha acercando peligrosamente su cara a la de él.. Quería que todos los vieran-es una sorpresa.

Jairmur inspiró. Sus planes eran dormir desde las 6pm. La playa y la exquisita sesión de sexo depravado con Shannon lo dejaron agonizando... De nuevo el recuerdo de la oscuridad. La imagen de Lupe en la playa. Sacudió la cabeza. Cualquiera diría que había estado con dos mujeres diferentes en la oscuridad. De verdad se sintió sucio.

¿Entonces?-preguntó la mujer, mientras descubrió y vio admirada la foto de la joven mujer con un niño-- ¡Por dios que es bella¡

Jairmur asintió. Obvio. Nadie cambiaba Lingotes de Oro por Petro Bolívares débiles.

Magdalena se incorporó. !Vaya!. !Vaya!. Ese chico tenía razón de mostrarse tan poco dispuesto a explorar aventuras deliciosas. Es que tenía una princesa de hadas.

Está bien iré-dijo finalmente Jairmur, internándose en la pantalla de su computadora.

Gracias-contestó Magdalena, asumiendo que ella sería la acompañante.

Continua

Texto agregado el 20-02-2021, y leído por 34 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]