TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / anyleeblue / 17 AÑOS

[C:600204]

Desde mi hogar podía ver las diversas lunas y colores tornasol que los demás emitían debido a la cercanía, los sonidos eran diferentes e incluso las noches y tiempos son efímeros, así como la muerte es completamente intranscendente porque sabes que el eterno lazo siempre permanece y solo es como un suave respiro donde las almas solo viajan pero jamás están separadas. No todos somos materia y las fragancias son indescriptibles, tampoco se necesita del habla. Así como las emociones no forman parte de las esencias de cada habitante y entre las estrellas los cuerpos, colores y formas suelen ser diferentes, con la excepción, de que todos también, somos hermanos.

A lo lejos siempre veíamos aquel diminuto punto lleno de brillante energía y me era imposible que no me asaltara el recuerdo de un aroma en especial que me atraía de ese lugar, aquel donde aseguraba que existían seres tan mágicos como nosotros, me recordaba la historia de un ser que conocí en una rápida estancia en ese lugar.

La historia es larga de contar pero después de un corto viaje fue que empezó mi aventura, donde constantemente miraba el estrellado cielo añorando aquel cumulo de estrellas que suele desaparecer en algunas determinadas estaciones del año, pero no importaba, estaba segura que me había embarcado en una experiencia bastante única, donde el aroma de aquella alma me seguía acompañando, a pesar de que no llegué sola, estaba segura que tal vez pronto le encontraría, mi compañero de viaje también buscaba algo similar y bajo la misma misión, pero al venir solo como unas fugases estrellas con un detalle que plasmar, estaba claro que podía ocurrir en cualquier momento.

Fue a mis 30 años, cuando nuestros ojos se cruzaron por primera vez, un 6 de marzo en algún punto de este mundo, donde inevitablemente él me reconoció primero aunque hace no mucho lo supo, no me bastaron más que unas pocas palabras para recordar su aroma, sí, aquella delicada fragancia que indudablemente jamás pude olvidar, tal vez producto de mis antiguas vivencias y largas experiencias de un alma errante y ya experimentada. Pero algo me detenía, a pesar de que en mi hogar todo era completamente diferente, aquí estaba en terreno temporal, aunque sin duda alguna siempre me he sentido como en mi propia casa por el hecho de habitar un cuerpo humano, el ego se interponía.

Sus ojos se veían cansados, pero su alma era joven y radiante y nos separan 17 años, algo nada fuera de lo normal, porque mientras su esencia era joven, la mía no y era ahí, donde habitaba el punto de equilibrio. Él es como yo en un ámbito terrenal y yo en lo espiritual.

Entre charlas y mensajes nos fuimos acercando, al principio fue complicado, él estaba en un mundo interno y yo seguía siendo aquella estrella libre que sabía de sobra su labor y no quitaba el dedo el renglón. No contábamos con lo que pasaría, pero solo bastaron unas semanas para saber que lo amaba y que parte de mi esencia natural, como producto de mis recuerdos de aquel recinto con 12 aposentos donde mi otra parte y mis demás hermanos solíamos descansar, no me pude enamorar, porque las falsas ilusiones no forman parte de nuestro hogar, el amor es la esencia natural con la que nacemos y venía desde mi entrada a este nuevo comienzo.

Así que los meses pasaron y aquel tono naranja que tan hermosamente se mezclaba con el índigo mío, cada vez hacía que lo amara más, entre subidas y bajadas las pruebas han sido superadas, la vida aquí para ellos suele ser complicada, nosotros no solemos verlo de aquella manera, nuestra naturaleza es sencilla y sin condición. Pero como dije, aquí existe algo llamado ego, que indudablemente nosotros desconocemos y por ello luego llovemos entre el alboroto de las emociones. Miles de pruebas se presentaron y presentarán, pero todas ellas estoy segura las podremos superar.

Poco a poco nos vamos adaptando, en ocasiones piensa que es imposible, pero el corazón termina ganando y se da cuenta que jamás es tarde para poder continuar, la vida aquí es más corta, la materia es débil y la lógica siempre está por encima de cualquier sentir, pero eso no nos frena, siempre dispuestos a seguir, donde en sus brazos me puedo refugiar, recordar que la gran hazaña está dando frutos de verdad, porque solo ahí termino de sentirme en paz, junto a él es mi verdadero hogar, su sonrisa es como un impulso para no desertar, su voz simplemente hace eco a mi alrededor y calma mi dolor, su mirada a cualquiera puede cautivar, sus ojos claros de nuevo empiezan a brillar, su cabello es tan suave como un liso pétalo y su sonrisa de todo caos me puede calmar, siempre supe que ambos estábamos completos, listos para continuar, ninguno de los dos piensa en dar final, aunque a veces las emociones se desboquen y nos haga querer gritar y rechazar, en el fondo de nuestro ser, lo que sentimos es imposible de romper, porque aunque brillemos de formas distintas, las llamas que viven en nuestro corazón, nunca se apagarán. Ni uno es más, ni el otro es menos, somos iguales, hechos el uno para el otro, aunque seamos estrellas de mundos diferentes, nuestras almas se aman y eso es lo que al final gana, somos almas libres dispuestas a volar.

Mi deseo durante el resto de mi estancia aquí, es tomar su mano y a su lado continuar, me encantaría que fuera lo mismo de su parte, aún hay tantas cosas por hacer, lugares que recorrer, palabras que decir, besos y abrazos por regalar, noches y tardes por soñarů Porque sin duda alguna cuando el llamado sea imposible de frenar, en nuestro interior siempre vivirá aquel amor, y estoy segura que él desea lo mismo a pesar de la turbulencia y sí, puedo aceptarlo sin condición, me siento feliz de mi destino haber encontrado, lo que aquí le llaman el amor de tu vida, es él, con quien que me gustaría seguir caminando, como lo hice hace muchos años pero no pude culminar. Pero si él quiere lo contrario, mi rumbó tomaré, y si algo estoy segura, es que cuando regrese a ese cumulo de estrellas, su recuerdo en mi esencia nuevamente perdurará, hasta nuestro nuevo encuentro y lo mismo para él. Porque somos libres y eso jamás se podrá evitar y mucho menos olvidar.

Texto agregado el 11-02-2020, y leído por 78 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
28-03-2020 Bienvenido sea, el amor es magia y la magia está en tí. Cariños, Carlos. carlitoscap
19-02-2020 Un texto romántico y poético el que nos regalas hoy, Any. Ojalá el amor perdure en cualquier lugar y ante cualquier circunstancia. Un placer leerte. maparo55
12-02-2020 me recuerda el entrelazamiento cuántico, la unión eterna de las partículas. 5 partículas estrelladas betelgueuse
12-02-2020 El amor es así de mágico. Un abrazo. Clorinda
12-02-2020 Si has tenido la fortuna de encontrar el verdadero amor aférrate a él y que dure, lo que tenga que durar. Un abrazo, sheisan
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]