TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Paulasol / Don Juan Moro

[C:573809]

Don Juan Moro

Cuando llegue a la planta en Lurin hace un par de meses, me presentaron a todo el personal pero aún no tenía idea de quien era Juan Carlos Moro. Fue después que se le ocurrió a Roxana, la dueña, hacer un cambio entre Violeta, la recepcionista, con él. Ella iría a tienda y en su lugar se quedaría JC. En ese momento no le di importancia puesto que nadie es indispensable, ni tienes que mostrar cara de palo con la gente que ni conoces.

Pero JC, es un tipo peculiar en su actuar, en primer momento trata de ubicarse por encima de los demás, dándose aires de saber la historia de la empresa, conocer el personal antiguo, conocer el por qué de las cosas en la planta. Tiene un aspecto juvenil pero es un cuarentón, de estatura mediana, delgado, el pelo trinche, trigueño. Al hablar usa palabras, según él, de un profesional para hacer notar que él no es cualquiera ni mucho menos un “don nadie”. Vaya, cuando habla de un problema de la empresa se pone las manos a la cintura, mira de un lado a otro, abre y cierra los ojos, hasta llega a golpearse la frente con su puño cerrado. Vuelve a mirar a todos lados diciendo: “voy a ver cómo hago”, “esa información, la tiene Merly en su correo”, “ ¡Uy! tengo que estar en la municipalidad en quince minutos”. Da unos giros más, va a su escritorio y no se le ve más por el resto de la tarde.

Algunos días he visto sus gestos amanerados, con su boca o con sus manos, con su tono de voz, da qué pensar. Pero frente a él, lo que hago es escuchar, mirarle, seguir la corriente; ya mi jefa me ha dicho que no le haga caso. Sin duda es un chismoso de porquería, pregunta todo y por todo, se fija si llegamos tarde o no, cuanto nos demoramos en comer, si estamos conectados al Facebook, si nos quedamos después de la hora, etc. Anda diciendo que él es economista de la PUCP, con una suficiencia en su sonrisa que dan ganas de borrársela de una.

De echo el chisme para él, es su herramienta de trabajo, para quedar bien con la dueña le dice cualquier cosa. Hasta ahora no vi alguien tan "chupamedia", tan arrastrado como él. Es de esos tipos que nunca dicen que se equivocan y siempre, siempre idolatran a los dueños y el resto que se vayan al diablo!!

Texto agregado el 21-11-2016, y leído por 125 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
21-11-2016 Papafritas hay en todos lados!!. Buen relato ***** grilo
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]