TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Billy_Ventura / Debo seguir corriendo

[C:388151]

Es ensordecedor el sonido de mi respiración mientras corro. Es una sinfonía compuesta del golpeteo de mis suelas en el cemento y el silbante aire de mi boca (ahora me arrepiento de cada cigarro que me he fumado), siento el almuerzo en la garganta, mis muslos arden y mi corazón golpea apresurado; no se si sea por la adrenalina o por el esfuerzo. Desde hace varios minutos que galopo cansado, pero mi cometido es mas importante. Debo seguir corriendo. Voy pensando ¿Cuánto más podré seguir? Sé que hasta que mi cuerpo se quede sin aliento y desfallezca sobre alguna calle, pero, ¿Cuándo será eso? Espero sea una calle sin perros hambrientos, odiaría morir comido por perros. Unas cuadras más, solo hay que aguantar unas cuadras más.

Aun me acuerdo, palabra por palabra, de la última línea de la carta que aun llevo en mi mano mientras corro, mojada del sudor y hecha bolita, “Si tan solo me hubieras dado la oportunidad, se que nunca logre entenderte, pero hubiera pasado el resto de mi vida tratando de hacerlo…”; no puedo evitar sonreír. Siento una fresca inyección de energía y fuerza, lo suficiente para otro empuje. Puedo seguir corriendo, debo seguir corriendo. ¡Tengo que llegar rápido! ¡¿Por qué no tengo auto?!

Doblo la esquina y ahí esta la basílica de Guadalupe, no veo a nadie afuera; ya empezó la ceremonia. La plaza, desierta, hay solo vendedores de globos y dulces. El último tramo. La última carrera. Así que apresurado corro hacia el fin de mi camino.

Habilidosamente esquivo a un vendedor de flores, brinco a un niño tarahumara que pedía dinero con su hermanita y con el vuelo (y una patada voladora), abro de par en par las enormes puertas de madera, haciendo toda una entrada a la basílica. Mis veloces tenis me frenan rechinando (como quemando llanta) y me dejan expuesto a unos 200 familiares y amigos. Pasmados por el estruendo, dirigen su atenta mirada hacia mí. No fue hasta este momento que caí en cuenta de que vengo a detener una boda. Pero volteo y la veo a ella, en su radiante vestido blanco y esas hermosas pecas en sus mejillas y pecho.

-¡No lo hagas! ¡No te cases! – hice resonar fuertemente para el oído de todos-.
- ¡¿Quién demonios te crees que eres?! – Furioso me reclamó su padre, levantándose de su asiento- No puedes simplemente venir y esperar que…
- ¡Papá! –Lo interrumpe ella- ¡Al menos deja que diga lo que viene a decir!

La muchedumbre, el sacerdote, las damas de honor e inclusive el cretino del novio solo observaban a cada participante de la discusión. Ahora es mi turno de hablar, solo espero decir algo que valga la pena, tengo que escoger muy cuidadosamente mis palabras, porque nomás tendré una oportunidad para decirlas.

-Te amo. Siempre lo he hecho y nunca he dejado de hacerlo. Soy un idiota inseguro que cree… que siente… - tengo que hacer una pausa para recuperar el aliento- No soy nadie sin ti. Nada hace ya sentido, lo único que sé, es que te necesito –verla suspirar me da una cierta esperanza-. Quiero ser con quien despiertes cada mañana, quiero ser el que te haga reír o en su defecto el que te haga enojar simplemente para ver tus pecas encendidas. Quiero poder abrazarte y oler tu pelo, compartir la rutina y la monotonía. En fin, quiero ser el que a diario intente hacerte feliz.

Su cara contiene tres lagrimas, pero solo deja escapar una, ¡Pero muy bien llorada! Suelta el ramo y emprende su carrera hacia mí. Yo hago lo mismo. Nos encontramos a medio camino, donde la levanto en mis brazos y nos damos un alardeante beso. Durante estos 7 segundos el tiempo se detiene y solo existimos ella y yo.

- Huyamos de aquí –le susurro al oído-.

La tomo de la mano y emprendemos nuestro escape. Nunca volvimos. Y desde ese día hasta hoy ninguno de los dos se arrepiente.




Texto agregado el 15-01-2009, y leído por 104 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]