TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / deojota51 / BLUES, DESPUÉS DE LAS DÍEZ PM...

[C:357597]

BLUES, DESPUÉS DE LAS DIEZ PM...
(Ensayo breve)
Por: DANIEL JOBBEL.



Es un trabajo con sombra y caos, eso es un blues , música es un medio de liberación contra el miedo. En vez de salir a matar, cantás una canción y te liberás, una especie de lado b' de la mierda de un mundo cruel que nos toca. Creo que la música viene librando una guerra de varios siglos contra el materialismo. Y también contra el miedo. El blues es eso. En la escena de lo cotidiano, por miedo cerramos las puertas con llaves y salimos a la calle a matar al otro, por las dudas. Entonces, la música es un medio de liberación contra el miedo. En vez de salir a matar, cantás una canción y te liberás.
Se ha dicho que nadie es perfecto hasta que no te enamoras. He aprendido que cuando siembras rencor y amargura la felicidad se va a otra parte. Que todos quieren vivir en la cima de la montaña pero toda la felicidad pasa mientras las escalas. He aprendido que se necesita gozar del viaje y no pensar sólo en la meta. Que no puedo elegir como me siento pero siempre puedo hacer algo. Que necesitaría usar siempre palabras buenas porque mañana quizás se tienen que tragar. Que las oportunidades no se pierden nunca, las que tú dejas marchar las aprovecha otro.
Y eso es como un blues. Oportunidades. Un blues me puede. Un cross a la mandibula... Un blues es contestatario como un grafiti en la pared. Un blues lo funde todo ante mí. En ese rincón de San Telmo, me muevo lento al compás de su ritmo lacónico. Desde una ventana ancha todo lo bello he mirado sin prisa. Desde aquí abajo veo como un humo de cigarros flota ante mí y el lento blues de Tom Waits alcoholiza un poco más el día. Aún espero a quién no se ha ido, a quién ya no vuelve, como el río.
Hay señales notorias de desesperanza en los grafitis de casi todos los muros, en manifestaciones incansables que aún hoy tornan la circulación por las calles de Buenos Aires en un juego de adivinanzas. Pero la gente -que solo ha oído el lenguaje de las promesas vanas y de las ilusiones perdidas- mantiene aún su afán por sobrevivir y luchar". 'Siempre que llovió paró', me dijo alguien... Escribió Sthendhal, sobre el amor, "que la belleza no es más que una promesa de felicidad". Lo hizo en una llamada al pie para explicar porqué los ojos que fueron bellos para los clásicos probablemente dejaran de serlo para los renacentistas italianos. ¿La respuesta? porque prometían cosas diferentes.
Y cosas diferentes es lo que ofrece la gran urbe."A las turcas, sabrositas las turcas…", "Café, café, calentito el café…" El otro Buenos Aires de lado b de San Telmo. Todo tan ágil y rápido como esa instantánea del paso del subte en una estación en la cuál se detiene. Acaso, asimilando el concepto de que lo 'bueno' (la felicidad) se contagia y su paso es tan vertiginoso que no se disfruta. Y lo malo se padece hasta los huesos y pareciera una eternidad en diluirse.
Así se vive en Buenos Aires siglo XXI. No muy lejos de los 'cacerolazos' y del que se 'vayan todos'. Buenos Aires es un gol en una boca y un helado en otra. Paseo por Palermo y un posible secuestro 'express' en el Puente de la Noria. Es el 'sesenta' que te lleva por Balvanera o por Ensenada . Buenos Aires mata, seduce, enamora como una amante infiel. Buenos Aires es café, la humedad, un tango en el 'Tortoni', y un rock en Obras. Buenos Aires tiene aún su pasado: Rondas por plaza de Mayo, falcon verde, uniforme, sinónimo de atrocidad. Y la alegría fluye con el amor después del amor, como así también la desesperanza.
En la "Fábula de la cigarra y la hormiga", de Tomás Eloy Martínez funde a Buenos Aires lacónicamente con la dura realidad y los avatares cotidianos evidenciando sensaciones de egoísmos, servilismos y miserias con esa frase donde "la cigarra canta y canta mientras las hormigas se la comen"... Quizás la más patética trama entre la frontera de la política y la visión urbana donde la tolerancia del porteño es el 'ansia' más precisa en la búsqueda de la felicidad y la dignidad. Con ese telón como fondo, Buenos Aires nos dá todo dice 'Fito', pero lo que buscamos aquí no está. El amor después del amor ¿la felicidad donde está? ¿Pensando que tal vez quedó en esa canción de Palito? Doy vuelta la página. Y leyendo en el reverso de un viejo diario anoto: De Nietzche en 'Así hablaba Zaratustra': "Ser feliz es la contemplación, con la voluntad muerta, exento de rapacidad y de apetito egoísta; frío y gris de cuerpo, pero con los ojos embargados de luna. Ser feliz es contemplar la belleza del infinito".
En otra palabras quizás sea algo demasiado platónico y que usted puede estar de acuerdo o no con ciertos conceptos. Que sea, a través del contagio, las alteraciones nerviosas pueden tejer una suerte de vaporosa segunda piel sobre los sentimientos. Y en el mundo porteño se nota. Existen las diferencias, los de 'afuera' y los de 'adentro' del sistema. Es posible que en lo más buscado, como es la felicidad, también exista la más amplia gama de confusión. Por ejemplo: Solemos preguntarle a otros, y también a nosotros mismos, ¿eres feliz? O ¿soy feliz? A veces me parece que esa pregunta solo sirve para activar creencias inconsciente y mayormente frustrantes sobre eso de la felicidad.
Me parece que solo el que no es, es feliz. El "Yo Soy el que Soy" ya se dijo hace siglos. Buda dijo que el mismo ser es el problema, que cualquier etiqueta es una mentira mas del ego, de la mente. La propia búsqueda es el encontrar cuando uno se encuentra con el momento. Hablamos de la acción comprometida, cuando nos entregamos completamente, generosamente y cariñosamente. Ya más de 400 años antes de cristo el historiador Thucydides (460-404) dijo "el secreto de la felicidad es la libertad y el secreto de la libertad es la valentía."
El famoso Dale Carnegie lo puso en términos sencillos y prácticos: La acción engendra confianza y valentía. Si quieres conquistar el miedo no te quedes sentado en casa pensándotelo. Sal fuera y pon manos a la obra. Goethe, un genio más poético, lo dice de esta manera: Si te lo puedes imaginar, lo puedes hacer. Cualquier cosa que puedes hacer o sueñas que puedes, lo puedes empezar. La valentía tiene genio, poder y magia. ¡Empieza ahora!.-

Texto agregado el 16-06-2008, y leído por 244 visitantes. (3 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]