La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / General :: Sugerencias / El escritor y la Política - [F:6:1237]


azulada,03.07.2004
El escritor y su obra deben comprometerse políticamente, o más bien ceñirse estrictamente al objeto artístico de su cometido literario. ¿La palabra es neutra, amarilla, o está "cargada" de....?
 
azulada,03.07.2004
Perdón, tal vez me haya precipitado en la pregunta. Acabo de ver más abajo otro tema sugerido muy similar a este (EL COMPROMISO DEL ESCRITOR). Por lo tanto me retracto y acudo a las aportaciones de aquel. Mis excusas por el doblete. Autoconsejo:"Azulada, antes de escribir, mejor leer".
 
mariog,05.07.2004
Nada, nada. Aquél Foro quedó sin participantes. Este promete ser más puntual con respecto a un tema para nada menor. Creo, en lo personal, que la palabra poética DEBE ESTAR "CARGADA DE..." porque de lo contrario seríamos producto de ampolletas de cristal o de raviolones. ¿Cómo ignorar la realidad?
 
Mena,05.07.2004
A mi parecer el escritor "debe" comprometerse. Aunque esta palabra parezca ya como si fuera de otro mundo, o más bien de un mundo que ya da vueltas "al revés". Antes, "escritor comprometido", quería decir "con ideas de izquierda", pero hoy, que la izquierda, tal como se concebía hace unos veinte años atrás, lo que es relativamente reciente pese a todo, ya casi no existe, o está obligada a calzar ciertos moldes, porque el mundo ya casi no es más esa torta partida en dos, como lo era antes. También pienso que el escritor, que se compromete con la política, llega a ser una especie de portavoz de los que no la tienen, o a los que no se les permite expresarse. Después, es cosa de su propio parecer y de su conciencia.
 
acirema,05.07.2004
Creo que la literatura politica no tiene que confundirse con los bandos de derecha - izquierda , ; el escritor politico debe ser mas bien un conductor a resolver los problemas que se le atribuya a su realidad.
Utilicemos bien la cuenteria, no la debilitemos .. . ya saben si no puedes contra el enemigo unete a él.
 
azulada,06.07.2004
Lo de unirse al enemigo, no lo entiendo muy bien. El político sí es un estratega, un "conductor". El escritor en cambio más que guía, debería comportarse como un "revelador", animador, pero sin convertirse en ayatolah. Aquellos que se atribuyen ser la conciencia de lo políticamente correcto, además de ser repelentes y poco divergentes, parten de la verdad como motor del cambio, cuando lo que verdaderamente mueve al mundo, hace avanzar a la ciencia, restablece un reparto justo entre los pueblos,... es más un interrogante que la respuesta acertada. A veces veo tanta discrepancia entre el lenguaje del político y el del escritor que los considero a ambos incompatibles incluso desde el punto de vista de sus identidades. Esto sobre todo donde más lo noto es en la antinomia visceral entre poesía y política, mística y poder.
 
mariog,10.07.2004
¿"Antinomia visceral etre poesía y política..."? No comprendo la antinomia si "política" se entiende como relaciones humanas. La mística y el poder son cosas distintas que no tiene por qué divorciarse ni entre sí ni de la poesía. El compromiso del poeta pasa por no mirar para otro lado cuando se censura, cuando se oprime, cuando se ejerce esa demagogia inmunda a la que en América pareciera que empezamos a acostumbrarnos, porque es muy poco lo que decimos. Las izquierdas no desaparecen: se mimetizan; disfrazadas de "populismo" (no olvidemos que son profundamente elitistas), sigue la antigua práctica de tirar la piedra y esconder la mano. Las derechas también andan disfrazadas y bajo sus capuchas conspiran y sueñan con alcanzar el deseo oculto siempre de acabar como colonia de la hegemonía de turno. ¿Y los poetas? Podrán salir a hacerle carteles a castro con trovas novedosas o a proclamar "las horas de la espada" como hiciera por aquí cierto grupete de literatos exquisitos. Pero lo más difícil, siempre, es que sean testigos fieles de lo que pasa, de lo que viven, de lo que padecen y de lo que piensan. Acaso porque al fin de cuentas no son más que hombres: débiles, desilusionados, sufrientes. Y ya eso es militancia suficiente. ¿No crees?
 
azulada,19.08.2004
La persona por esencia es un ser limitado y es muy difícil que un mismo individuo@ pueda encarnar identidades varias y entre sí distantes Por ejemplo se requiere ser muy astuto, mago, o un fuera de serie, para ser gavilán y paloma, mesa o puerta, piedra o río, al mismo tiempo. Un rebuscador de aceitunas o coge las del árbol o las del suelo. Si embobado te quedas mirando a la luna, puede que una alimaña te muerda en el talón del pie. La historia también nos demuestra esta casi imposibilidad: Ernesto Cardenal, Gandhi, el Che... Otra cosa es la complementariedad dialéctica que entre los diversos compromisos se precisa como necesaria. Todos deberíamos ayudar a mover, a rular, en su dirección debida la bola de este pesado mundo, pero cada uno desde su posición adecuada, sin exclusiones ni categorías, sin trepas ni culebras que valgan, sin descalificaciones, el poeta con su aporte místico, el gobernante con su sentido común, el escrtor con su dedo en la llaga... y todos al fin y al cabo "políticamente" contribuyendo para que todo vaya mejor.
 
vato,19.08.2004
¡ Diantres ! azulada. deberias escribir discursos a políticos (si es que no los haces) si hubieras puesto "cada chango a su mecate" el mismisimo cantinflas te lo hubiera agradecido.

Claro que el escritor debe comprometerse...pero tanto como el abogado, el panadero el taxista, el musico, cada quien tiene sus trincheras y cada una su alcance y una ue tan importante como cualquier otra. porque atribuirle al escritor resposabilidades que obvias debieran ser...
 
mariog,23.08.2004
De todo lo que dices, me quedo con Cardenal: escribió "Yo ví en Cuba", ¿cierto? Pero escribió también unos "Poemas de amor" que desmayan... ¿dónde está su verdadero compromiso? ¿en el entusiasmo por la pseudorevolución de Castro -revolución estatista, al fin, como todos los desórdenes marxistas-, o en el pacto fascinante que después hace con la Belleza?
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]