La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Cuentos *SUPER* cortos / Ponle cuento al poema XVI - [F:2:128]


alqutun,31.12.2002
"Es inútil que me huyas,
mi sombra tiene que ser
compañera de la tuya."
 
AnaCecilia,31.12.2002
"Algo se muere en el alma
cuando un amigo se va"







"Es inútil que me huyas,
mi sombra tiene que ser
compañera de la tuya."

Solo mía


Pero te huyo; salgo de ti para perderme entre las sombras de los otros. No te quiero; ni tus manos hurgando en lo sagrado de mi vientre; soy libre; entro y salgo de la vida, como el viento juega en el palacio de mis noches. No me busques; huyo de ti; traspaso el canto de los pájaros, para perderme en la soledad de mi destino. Soy solo mía; rasgo el sol que baña el blanco de mis pechos, para extenderme en el acantilado de los mares.

Ana Cecilia.
 
dawn,02.01.2003
Ella estaba ligada a el de una manera inquebrantable... su amor era mas fuerte de lo que se podía imaginar, cada uno tiene su recompensa por amar tanto, incluso ella por ser tan afortunada de encontrar el amor de su vida...

¿Qué tal ah?
Besitos
Dawnie
 
alqutun,28.04.2003
Te busco aunque no te encuentre.
Me huyes pero no me esquivas.
Te escabulles pero no te pierdo.
Te disfrazas pero te reconozco.
Te pierdes pero te encuentro.
Te esfumas pero te reconstruyo.
Te vas pero te persigo.

"Es inútil que me huyas,
mi sombra tiene que ser
compañera de la tuya"
 
el_sonriente,28.04.2003
es inutil que me huyas
pues te tengo atrapada
es inutil que grites
pues terminaras apuñalada

guarda silencio
si no quieres morir
dame tu dinero
si no quieres sufrir
despues talves te dejare huir
 
lady_blue,08.05.2003
Intento todo sin ti.
Respirar, soñar,
eres parte de mi.
Tus manos me pesan en el recuerdo
Tu voz en todas partes
viene con el viento.
Soy parte de tu cuerpo
cuerpo que me ata a este infierno.

 
NINIVE,01.02.2004
test
 
NINIVE,01.02.2004
test
 
MiriusMagicusPotagicus,12.07.2006
Era el día. Ella estaba allí, esperando, con el pelo prendido de violetas y la cara labada. Esperandole a él. Inquieta. Sonriendo. Hoy era el gran día...
Lo peor de todo esque ella se lo cree.
él evantó el velo lentamente, se acerca retrasando el momento de la verdad. Se detiene unos instantes, el suficiente como para sentir su aliento entrar poco a poco en su garganta. Olía al óxido de las cadenas y a la nieve del desamor. Unieron el beso. El beso que los condenaba a los dos. Cadena perpetua. y hasta los jilgueros cantaron:
"Es inútil que me huyas,
mi sombra tiene que ser
compañera de la tuya"
Al mismo tiempo que los ojos de ella lo trinaban contento.
Él sintió venir un estertor de muerte. El sabor agrio de una regurgitación le ascendió por el esófago y le calentó la garganta. Tubo tiempo a tragarselo antes de que ella lo sintiera. Sintió ganas de correr, pero no pudo. Vió, con los ojos fundidos en el beso, los ojos de todos, las miradas de todos en su cogote. Esperando verlo feliz el resto de sus días...
Pero nunca lo hizo. No corrió y el resultado fueron cincuenta años de prision perpetua, de sufrimiento. De los dos...
-Basado en hechos reales-





 
alqutun,31.12.2006
Me ha encantado lo que has escrito MiriusMagicus
 
sehait,03.02.2007
iba caminando por la calle, la luz de los faroles dibujaban aveces figuras extrañas en el suelo.
miró dos sombras, volteó pensando que él estaba detrás. recordó entonces las ultimas palabras que él habia mencionadio.
- que tonteria - rió
siguió caminando y las sombras con ella.
 
alqutun,29.05.2007
Muy bien sehait, pero que muy bien escrito
 
gauna,29.06.2007
Siempre que llega al bar, recuerda la primer copa, más nunca la última. Seducido por su aroma, por su textura y por supuesto su sabor. La aprecia, la valora, ella lo seduce. La bebida le tiene prisionero, por más que ha jurado mil veces no volver a tomar.
Esta noche venía controlado, era razonable que buscara refugio en su compañía, luego de un día tan duro. Pero no debió haber terminado aquella última botella, ya haberla pedido fue una abuso. En aquella barra ya habían muerto varias horas desde que había llegado, y las botellas vacías, le hacían un marco aterrador.
Cuando intentó subir al auto, se percato realmente que no estaba bien. Intento respirar profundo, recobrar un poco la cordura, pero el alcohol ya le comenzaba a dominar.
Poco a poco fue perdiendo la conciencia, la poca que le quedaba. Arrancó de prisa, quizá buscando que el aire fresco de la madrugada le refrescara. Pero por más que el frío viento reventaba en su frente, el ya no reaccionaba. Lucho por abrir los ojos, por no caer en aquella batalla.
En una curva mal dada, lo inesperado, de frente contra un árbol desgarra sus angustias. El auto se destroza mientras el sale despedido por el parabrisas. Varios metros adelante cae contra el suelo, mientras que los vidrios aun le siguen lloviendo. La boca se le llena de ese gusto inconfundible de la sangre desplazando los últimos dejos de alcohol.
Intenta levantarse, pero es inútil, no tiene fuerzas, y así, como entregándose a esa dulce alcohólica inconsciencia, escucha... "Es inútil que me huyas, mi sombra tiene que ser compañera de la tuya", mientras que se deja morir sin más luchar.
 
margarita-zamudio,29.06.2007
Todos muy buenos.
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]