La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Cuentos *SUPER* cortos / Cien XXI votación - [F:2:11938]


cien,10.04.2011
Los siguientes son los textos que participan de la XXI edición del certamen Cien



*****************



Verdadero amor, virtual


- ¿De verdad me quieres tanto, Romeo?

- ¡Te amo! Casi te diría...que ¡te adoro!

- Pero, ya han pasado cerca de cinco años desde que me propusiste que fuera tu compañera, tu mujer, tu esposa… de expresarnos de modo diario este amor, pleno de besos y abrazos.

- No se han dado las posibilidades, aún, mi vida.

- Entonces ¿qué haremos con él?

- Seguir sentados frente a la pantalla, cielo mío, esperando, a que se nos pase.

- Bueno, voy a cobrar mi jubilación, protege tus rodillas del frío, mi tesoro, cuando vuelva corregimos tu último trabajo.

- ¡Esto me pasa por enamorarme de un “cuentero“!



*****************



Pánico en la casona


Por el pasillo de la casona iba Isabela alumbrándose con un candelabro, todavía en camisón y descalza se había levantado intrigada por unos ruidos extraños. Una brisa hacía mover las llamas amarillentas y su sombra se hacía gigantesca e inclinada sobre las paredes, ella que no era temerosa comenzó a transpirar y su corazón latía muy fuerte, sentía una presencia, apurando sus pasos se dirigió hacia la puerta de donde salían unos lamentos. Abrió despacio, la puerta chirriaba.
En la oscuridad dos ojos amarillos refulgían malignos, al prender la luz vio al gato de angora que había enterrado hace días.



*****************



La compañía


Teme perderlos, un capítulo antes de la palabra FIN cierra el libro.
Decide que cada personaje podrá continuar su historia alejado de lo que el autor escribiera en la novela que no él acabó de leer.

Así el joven que desposó a la protagonista huirá con la peluquera que le arregló el cabello para la boda.

La esposa abandonada se unirá al adolescente que trajo la pizza el día que discutieron porque no sabía cocinar, juntos asaltarán un banco.

Su imaginación se encargará reescribirlos. Soñará situaciones, creará nuevos personajes, nuevos capítulos. Podrá sentirlos cercanos y así conseguirá esquivar la soledad.



*****************



Medicina práctica moderna


En la puerta dice: Dr. Lemoine.

Entra.

- Siéntese.

- Traje los resultados de los exámenes, doctor.

Lee.

- No se alarme, pero según surge de estos estudios… usted está muerto.

- ¡No es posible, estoy aquí, hablando con usted!

- ¿Tomó ininterrumpidamente los radioactivos como le indiqué?

- Justamente, venía a decirle que los radiofármacos intravenosos se me acabaron, necesito una nueva receta para comprarlos.

- ¡Ay Espalter, le dije que no debía cortar el proceso! Lo lamento.

- Estoy vivo, apenas susurra.

- Ya no.

Se desmorona, muere.

- Demasiado tarde, piensa Lemoine

Llama:

- ¡Personal!

Dos hombres lo acuestan en un cajón, lo cargan y se retiran presurosos.



*****************



Casi susurrando


Dios te salve María, llena eres de gracia…

A coro, casi susurrando, monótonas, lánguidas…

Y otra vez, y otra, y otra… hasta completar el santo Rosario.

El último párroco, tomador de vino berreta, falleció de cirrosis siete años atrás.

Esa rutina, se replicaba todos los atardeceres en la Colonia Sacramento.

Repetían la insufrible letanía gutural, atónita.

De pronto el agua bendita en la pila bautismal se tiñe a tinto.

- ¡Ya está! Dicen plácidas.

- Un esfuercito más. Suplica la Rigoberta.

- ¿Para qué… eso no te alcanza? Le preguntan todas.

- Sigamos manga de jodidas… hoy mi Clodomiro tiene ganas del mejor Malbec.



*****************



Vitae


Roma ya no era una selva. Ni tibia, ni tranquila. Ya nadie podía esconderse.

De los tres mil euros acumulados en el fondo de la fuente ese día, dos habían salido pesimistas de un bolso roído que tenía aspecto de haber sido descartado y remendado más de una vez. Igual que ella. Tal vez, en otros tiempos, o incluso, de haber vivido otra vida, habría sido algo más que una figurilla difusa mirándose los pies.

Dedos entumidos, calzado húmedo, y consciencia diluida.

Jamás llegó a sentirse como Sylvia o Anita Ekberg. Él nunca se llamó Marcello.

- Que se joda Fellini.



*****************



Homo Supremus


Desde que tengo uso de razón he sabido que era diferente a los demás. Mutantes nos llaman algunos, para otros una abominación. No pueden entender que somos la evolución del ser humano y yo el ser más poderoso que jamás haya existido.

Durante toda mi vida he tenido que ocultar poderes como la telepatía o el control mental para no ser eliminado como otros de mi especie. Pero al fin ha llegado la hora de la venganza. ¡Me presentaré al mundo y reclamaré lo que es nuestro!

Sí, eso es doctor. Mejor una cesárea, así no tendré ni que esforzarme…



*****************



Un solo disparo


El disparo retumbó seco, quebró el aire, rompió el silencio, penetró los oídos.
Se quedó aturdida… con el arma en la mano. Miró, pero ninguno se cayó.
Los pájaros huyeron aleteando precipitadamente.
Los que estaban cerca se alejaron corriendo tan rápido como podían.

- ¿Qué fue eso? Preguntó uno que estaba lejos.

- Por el estampido me parece que fue un revolver. Dijo el otro.

Ella bajó el arma.

- ¡Huy! ¡Qué tarada que soy! -se dijo sola mientras se golpeaba la frente con la palma de la mano.

- ¿Cómo se me pudo olvidar? -Y rápidamente activó el cronómetro de la maratón.

Fin



*****************



Señales


Salgo a la calle con un cuchillito entre los dedos. Debería llevar pastelitos a la abuela, pero no tengo canasta ni lobos acechando. Tal vez encuentre alas de moscas en los bolsillos, junto a las galletas viejas. No puedo prometer más, lo siento, aún lo siento parpadeando en mis costillas. Sus pestañas de abanico se agitan en señales para capitanes de barco o para pilotos del aire; pero nada hay para mujeres afiladas.

Eso pasa cuando se usan las costillas como jaulas de pájaros desvalidos. El pobrecito se olvida que es pájaro y se comporta como un almohadón que respira.



*****************



El perro ladrón


- Así es Carlitos, yo buscaba mi cuaderno, otras veces buscaba mis zapatos. Una vez el maldito perro enterró mi álbum de figuritas completado, y en otra ocasión, medio juego de pocillos de té, en el jardín.

- Pero papá, ese perro si que debiste regalarlo.

- Justamente, así me hablaba tu abuelo: ‘Martín, será mejor que eduques a tu perro o haré que termine robando cosas en la perrera’. Si hijo, si que era travieso ese perro, bien que lo sabía el cartero.

- Pero papá, ¿nunca pensaste cambiarlo por otro?

- Jajaja… no hijo, no tenia corazón para eso… también me lo robó.



*****************



Área 51


La nave orbitaba el planeta como indecisa, su redondeada forma asemejaba un plato invertido. No era un vuelo que los humanos pudieran captar con sus rudimentarios radares. No solo la increíble velocidad la tornaba invisible, el escudo protector también la in visibilizaba. Sus ocupantes, soldados de lo que los terráqueos llamarían Federación, debían explicar a sus superiores como fue que la nave rebelde a la que perseguían se les escapó, aún dañada, entrando a aquel planeta habitado.

Sus sondas ubicaron a los fugitivos, ya en manos de los nativos del planeta.

En un lugar al que ellos llamaban: Área 51.



*****************



Rosas secas


Mi oficio, es sencillo, entregar cartas.

Una mañana tomé la correspondencia, una carta me dejo sumamente sorprendido, en el sobre decía “Quien entregué esta carta, por favor leérsela al destinatario”.

Busque la dirección, encontré una construcción blanca con una placa en la puerta, allí se leía el nombre de la destinataria. Llame pero nadie respondió, como la puerta estaba entreabierta entre, procedí a abrir el sobre y leer.

“Mi amor, si te leen esta carta es que voy camino a encontrarte, el tiempo todo lo puede, recuerdas”

Doble el sobre y lo deje junto a un florero con rosas secas.



*****************



Premio


- Vino el de la rifa -sostiene ante la mirada incrédula de la hija-. Traía el dinero del premio, dejó el paquete sobre el sofá. Dijo que tuvimos mucha suerte, que había un millón de bonos jugadores. Debe ser porque vos, Rita, le rezás tanto a San Benito, si al menos Bertha hiciera lo mismo, siempre tan apática, no pone ni un pie en la iglesia... Por eso se quedó sola, con esa cara de buldog.

- Mamá, soy Bertha -corrige la otra, mientras explora el sofá-. Decile al señor Alzheimer que la próxima vez no se robe el dinero del premio.



*****************



Entre estampidos


Surgió de pronto, los sorprendió, ninguno se lo esperaba.

Y los convirtió en rebeldes, cautelosos, desafiantes… les cambió el semblante.

Dejaron de ser exclusividad, importancia, la tristeza los sedujo, y el miedo los alteró.

El mundo se transformó de pronto en un lugar inapropiado, peligroso, pero ellos creían en ese alguien que los protegía… ¿pero sería capaz?

No era por ellos, ya gradualmente vivieron el cambio y aunque a veces añoraban la paz perdida ayer, estaban resignados a esa vida…

Con la alegría rondándoles tímidamente, tomaron la mejor decisión. Ella sintió muy feliz el agradecimiento del bebé en su vientre.



*****************



Descuido


Luminiscencia total, calma absoluta, pero el sitio les es desconocido.

Las dos están temblorosas, sorprendidas y ansiosas.

Recuerdan la tarde recorriendo negocios en busca de ropa para la noche, las llamadas por celular, las citas concertadas.

Algo no está bien… ¿no iban a salir en grupo?, ¿dónde están los demás?...

Se toman de las manos, se calman mutuamente, al menos están juntas. Ya podrán recordar…

El ulular de sirenas, el humo que las cubre y ahoga, corridas, llantos, gritos , sus piernas paralizadas ,ese dolor intenso, el abrazo, la paz lograda.

También la travesura… el cigarrillo encendido en el vestidor.



*****************



La gran piñata


Los invitados empezaron a cantar, todos a coro: “Que los cumplas feliz, que los cumplas feliz, que los cumplas Sol, ¡que los cumplas feliz!”. Cuando terminaron aplaudieron con bastante entusiasmo, conscientes de que el momento de pinchar la piñata estaba por llegar. Alguien buscó un alfiler.

Vimos, como en cámara lenta, que la afilada barra de metal se acercaba hasta al fin dar con el globo. Éste explotó seguido de un estruendo, y caímos cual papel picado al espacio. Las estrellas se nos abalanzaron, y una me metió en su bolsita de cumpleaños. Ahora estoy viajando a quién sabe dónde.



*****************



De cómo duele ver el final


Todo ha terminado. No volveré a deleitarme con su particular olor. No volverán esos momentos en que, a solas, era capaz de darme lo que ningún otro. Los instantes en los que me hizo reír por cualquier motivo, o aquellos en los que lloraba como una niña abrazada a su cuello. Hemos compartido tanto juntos… No deseo dejarle, pero es necesario; igual que dulces recuerdos, también me buscó problemas, debo reconocerlo.
No puedo hacerme a la idea de acabar con lo nuestro… Es tan duro… Pero así debe ser.
Esta es nuestra última noche. Mañana empieza mi desintoxicación. Adios, J.B.



*****************



El león poeta


Había una vez un león que había tomado clases de poesía en el FORO POESÍA en la página de loscuentos.net. Luego de unos meses de ejercitación, el león convocó a los animales para demostrar lo que había aprendido:

- A ver el COYOTE…

Pase y me de un beso en el COGOTE…

El coyote pasó al frente y lo besó.

- A ver la CEBRA

Que me de un beso en la OREJA…

La cebra pasó y lo besó.

- A ver la FOCA

Que me de un beso en la BOCA…

La foca lo besó.

- A ver… Ey! Atrapen a la LAGARTIJA!!!!



*****************



Cuento de nunca acabar


La mariposa revolotea trazando volutas espaciales entre las flores que ofrecen su néctar, impulsada por esa sensación de libertad que la embriaga desde que salió al aire después de haber pasado una eternidad en su capullo. Se posa en una y otra flor, jugueteando entre los azahares abiertos y fecundos, hasta que la brisa provoca una lluvia de pétalos blancos, y entonces juega a ser pétalo, dejándose caer inerte... Un segundo antes de aterrizar se endereza y emprende el ascenso, jugueteando según su fantasía alrededor del cerezo. La mariposa revolotea trazando volutas espaciales entre las flores que ofrecen su néctar...



*****************



Leyenda


- Definitivamente nunca serás como Jim Morrison –dijo, enfundando su pellejo tatuado entre el pantalón de lycra, mientras aguantaba las ganas de mear que le producía hacer el amor. Incluso desde niña, nunca resistió el pudor de hacerlo frente a su padre, ni a ningún otro hombre.

- Primero, no tienes ni la mitad de los huevos y peor aún, no estás muerto.

Enrique nuevamente la ignoró, y apurándose un trago se tomó otra pastilla. Ella, recordando los tiempos de gentil esposa, extendió su mano con un puñado entero de píldoras, impulsándolo por fin a cumplir su sueño de leyenda de rock.



*****************



El comienzo de la Eternidad


Año 2574 d.C. bajo la ciudad del Vaticano.

La compuerta se abrió tras una sacudida de la cámara. Los científicos con traje de aislamiento ante el riesgo no controlado por contagio, recogieron del suelo a un hombre famélico, de largas barbas y cabellos, cubierto de heridas.

- ¿Duelen? -dijo uno de ellos mirando las manos.

- Sólo cuando entró el clavo -contestó el otro con media sonrisa- Bueno, ya está. Sembré el germen que permitirá 2571 años más tarde, o sea hace unos meses, la infraestructura precisa para la máquina temporal.

- Sí, pero, ¿y las paradojas?

- ¿Qué más darán? ¡Si soy Dios!



*****************



Un sueño


Para ella, su madre deseo lo mejor, en su cabeza no paraba de girar la idea… desde siempre repetía la misma letanía -no hay nada mejor para una mujer-, al punto que apenas Marta tuvo uso de razón utilizó la pared de la cocina, pintada de un azul intenso, a modo de pizarrón.

Desparramaba las viejas Selecciones por el piso -devenidas en cuadernos de clase-, las corregía con una vieja fibra, y daba su clase imitando a su maestra de turno.

Su hermana, no sesgó en el sueño de su madre, Marta es directora y piensa… es tu culpa María!



*****************



Cuestión de autoridad


Subí al vehículo acompañado por mis guardaespaldas y le ordené al chofer:

- Alfred, sigue a ese auto.

Me miró por el espejo y me respondió:

- No puedo hacer eso… señor.

- ¡Cómo que no puedes, qué significa esto! ¡Llévame al 375 de la Gran Avenida!

- Eso tampoco… señor

- ¡Qué insolencia! ¡Entonces date la vuelta y déjame en el parque!

- No insista… señor, y quédese quieto.

- Okey Alfred, veo que actúas influenciado por fuerzas externas, demos un paseo por la ciudad y hablemos.

- ¡Déjate de joder, ¿cuándo vas a entender que la ambulancia no está para pasear a los internos del psiquiátrico?!





*****************





El plazo de votación se extiende hasta el domingo 24 de abril inclusive.

Pueden votar todos los cuenteros que, estando habilitados para participar de los foros, deseen hacerlo.

Metodología de votación:

Al igual que en ediciones anteriores, cada votante contará con 10 votos, no pudiendo otorgarle más de 5 a un único texto.

La forma de votación es publicando en el posteo correspondiente el título del texto de su preferencia, tantas veces como votos le otorgue. Ante cualquier duda, recomiendo se vean los foros anteriores de “Cien *** votación”.

Estos son los títulos de los 23 textos que participan.

Área 51
Casi susurrando
Cuento de nunca acabar
Cuestión de autoridad
De cómo duele ver el final
Descuido
El comienzo de la Eternidad
El león poeta
El perro ladrón
Entre estampidos
Homo Supremus
La compañía
La gran piñata
Leyenda
Medicina práctica moderna
Pánico en la casona
Premio
Rosas secas
Señales
Un solo disparo
Un sueño
Verdadero amor, virtual
Vitae


Se recomienda copiar y pegar los títulos del listado previo, y se solicita encarecidamente evitar agregarle números, signos, asteriscos guiones o cualquier tipo de caracter antes de cada título.

Cualquier duda al respecto, la conversaremos en el foro de convocatoria.

La invitación está hecha: a votar.




 
dulce-quimera,10.04.2011
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
El león poeta
El león poeta
La gran piñata
La gran piñata
Rosas secas
Rosas secas
Homus Supremus
Verdadero amor, virtual
 
shosha,10.04.2011
Un sueño
Un sueño
Un sueño
Cuento de nunca acabar
Cuento de nunca acabar
La gran piñata
La gran piñata
Premio
Premio
Descuido
 
nanajua,10.04.2011
El león poeta
el león poeta
El leon poeta
rosas secas
Rosas secas
Rosas secas
la gran piñata
la gran piñata
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
 
elnegrohinojo,11.04.2011
El perro ladrón
El perro ladrón
El perro ladrón
Un solo disparo
Un solo disparo
Un solo disparo
Rosas secas
El león poeta
El león poeta
El comienzo de la Eternidad
 
La_Aguja,11.04.2011
Descuido
Descuido
Descuido
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
La gran piñata
La gran piñata
La gran piñata
Rosas secas
Rosas secas
 
danydancedance,11.04.2011
El perro ladron
El perro ladron
El perro ladron
Rosas secas
Rosas secas
Rosas secas
Cuestion de autoridad
Cuestion de autoridad
El comienzo de la eternidad
El comienzo de la eternidad
 
aberas,11.04.2011
Cuento de nunca acabar
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
Homo Supremus
Homo Supremus
Premio
Premio
Rosas secas
Un solo disparo
Un solo disparo
 
-St_Clipper,11.04.2011
Verdadero amor, virtual
La compañía
Casi susurrando
Casi susurrando
Un solo disparo
Un solo disparo
El perro ladrón
La gran piñata
El león poeta
Cuestión de autoridad

(Las piñatas no se pinchan, se rompen)
 
nayru,11.04.2011
Cuestión de autoridad
Pánico en la casona
La compañía
La compañía
La compañía
Señales
El perro ladrón
El perro ladrón
Rosas secas
El león poeta
 
la_tia_chechu,11.04.2011
El perro ladrón
Un solo disparo
Un solo disparo
Un solo disparo
El león poeta
El león poeta
El león poeta
Rosas secas
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad

 
Dhingy,12.04.2011
Descuido
Descuido
Descuido
Casi susurrando
Casi susurrando
Casi susurrando
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
El león poeta
 
-preciosa-,12.04.2011
El perro ladrón
El perro ladrón
El perro ladrón
El perro ladrón
El león poeta
Cuento de nunca acabar
Cuento de nunca acabar
La compañía
La compañía
Cuestión de autoridad
 
rezsito,13.04.2011
Rosas secas
Rosas secas
Rosas secas
Rosas secas
Rosas secas
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
La gran piñata
La gran piñata
 
loretopaz,13.04.2011
Descuido
Descuido
Entre estampidos
Entre estampidos
La gran piñata
La gran piñata
La gran piñata
La gran piñata
Rosas secas
Vitae
 
ggg,14.04.2011
Pánico en la casona
Pánico en la casona
Pánico en la casona
Pánico en la casona
Pánico en la casona
Rosas secas
Rosas secas
Rosas secas
Cuento de nunca acabar
Cuento de nunca acabar
 
nefftali,14.04.2011
Cuento de nunca acabar
Cuento de nunca acabar
Cuento de nunca acabar
Cuento de nunca acabar
Señales
Señales
Señales
Rosas secas
Rosas secas
Cuestión de autoridad
 
jagomez,15.04.2011
Verdadero amor virtual
verdadero amor virtual
La compañía
La compañía
El perro ladrón
El perro ladrón
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
 
jagomez,16.04.2011
La gran piñata
La gran piñata


Me faltaban dos jejejee
 
miriades,16.04.2011
Cuento de nunca acabar
Cuento de nunca acabar
Cuento de nunca acabar
Cuento de nunca acabar
Cuestion de autoridad
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
El perro ladrón
El perro ladrón
La gran piñata
 
kroston,18.04.2011
Medicina práctica moderna
Homo Supremus
Homo Supremus
Rosas secas
Rosas secas
Rosas secas
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
 
otrooohh,18.04.2011
nefftali,15.04.2011
 
walas,19.04.2011
Vitae
Vitae
Vitae
Vitae
Rosas secas
Rosas secas
Rosas secas
Cuento de nunca acabar
Cuento de nunca acabar
El perro ladrón
 
silvimar-,19.04.2011
Rosas secas
Rosas secas
Rosas secas
Cuento de nunca acabar
Cuento de nunca acabar
Cuento de nunca acabar
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
La gran piñata
La gran piñata
 
Egon,23.04.2011
Homo Supremus
Homo Supremus
Homo Supremus
Leyenda
Leyenda
Pánico en la casona
Pánico en la casona
El comienzo de la Eternidad
El león poeta
Rosas secas
 
aserp,24.04.2011
Entre estampidos
Entre estampidos
De como duele ver el final
De como duele ver el final
Area 51
Area 51
Un sueño
Panico en la casona
Medicina practica moderna
Medicina practica moderna
 
levyta,24.04.2011
Premio
Premio
El comienzo de la Eternidad
El comienzo de la Eternidad
De cómo duele ver el final
De cómo duele ver el final
De cómo duele ver el final
Entre estampidos
Entre estampidos
Entre estampidos


PD: Al menos en colombia "El leon Poeta" en muchas de sus variantes es un chiste popular
 
Solo_agua,25.04.2011
El perro Ladrón
El perro Ladrón
El perro Ladrón
El perro Ladrón
El perro Ladrón
Área 51
Área 51
Área 51
Rosas secas
Rosas secas
 
elisseo,25.04.2011
Rosas secas
Rosas secas
Rosas secas
Rosas secas
Rosas secas
El perro Ladrón
El perro Ladrón
El perro Ladrón
El perro Ladrón
El perro Ladrón
 
El_Quinto_Jinete,25.04.2011
El perro Ladrón
 
siemprearena,25.04.2011
Rosas secas: 4 puntos
Cuestión de autoridad: 4 puntos
La compañía: 2 puntos
 
siemprearena,25.04.2011
Rosas secas
Rosas secas
Rosas secas
Rosas secas
Rosas secas
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
Cuestión de autoridad
La compañía
La compañía
 
El_Quinto_Jinete,25.04.2011
Cuento de nunca acabar
Cuento de nunca acabar
Cuento de nunca acabar
Cuento de nunca acabar
Señales
Señales
Señales
Rosas secas
Rosas secas
Cuestión de autoridad
 
ggg,29.04.2011
Estoy esperando mi premio...
 
nefftali,30.04.2011
ggg ¡Andá a ladrar!
 
dulce-quimera,30.04.2011
Dele don Cien , mañana no deberá trabajar , no es por mí es por los ganadores (ggg?)
 
ggg,02.05.2011
Si gano este Cien, otra vez, demostraré que no soy ningún perro escribiendo.
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]