La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Cuentos *SUPER* cortos / Ponle cuento al poema IX - [F:2:118]


alqutun,27.12.2002
En mis sueños te llamaba,
como no me respondías,
llorando me despertaba
 
AnaCecilia,27.12.2002
En mis sueños te llamaba,como no me respondías,llorando me despertaba


Después de ti


A veces el silencio me hacía bien; otras, solo recordaba más tu nombre. Esa noche comprendí, que la distancia entre tu ausencia y mi mirada, era apenas un artilugio de las horas, para buscarte entre los muertos. Y aunque no te llamase asiduamente, tu frescura revivía en mí todo lo preciado; habitabas mis sueños; mi habla; mi sudor; solo cuando olvidaba hacerlo, tu piel se alejaba de mis lunas, para fugarse con lo eterno. Entonces grité tu nombre; saboreé los labios de tu boca, amanecidos en mis manos; el sol; la lluvia. Me desperté con el llanto rondando mis pupilas; fatigada de llamarte en lo oscuro, y de amanecer con nada; destejiendo las frases que te hallaban dentro de mí. Confusa, me interné en una tonada que hablaba de tu alejamiento; mientras velabas mi cuerpo, tendido en la multitud de otros tantos féretros. A lo lejos, la radio encendida del cuidador, murmuraba una suerte de copla: “En mis sueños te llamaba,
como no me respondías,
llorando me despertaba”

Ana Cecilia.
 
CatiCobas,27.12.2002
En mis sueños te llamaba,
como no me respondías,
llorando me despertaba

Hasta que surtió efecto la telepatía y fuiste preso de un cruel y pertinaz insomnio.
 
moebiux,18.01.2004
"... y tú ni caso, enmudecido en tu pertinaz silencio, tan frío, tan distante de mí... Y soñándote constantemente, buscando la forma de que entendieras, de que me entendieras, estúpido, ¡estaba enamorada locamente de ti! ¿No te dabas cuenta? Y eso que me he sacrificado por ti, sí, sí, por ti tomaba todas esas cosas que me dabas, morfina, cocaína, pastillas de todo tipo... Bueno, para ser sincera la mayoría de las veces tan sólo simulaba tomarlas, es cierto, las tiraba sin que te dieras cuenta... ¡Pero es que no podía decirte que no, mi amor! Y todos esos sueños... Es posible que algunos... bueno, los adornaba un poquito, los exageraba... Quizá incluso me inventé más de uno... ¿Mentir? ¡Nunca! Mis sentimientos estaban ahí, en todos y en cada uno de ellos, ¿se puede mentir con el corazón en la mano? No, no te confundas, no te he mentido... Era, ha sido mi manera de estar junto a ti todos estos años, ¡diez años! ¿Y qué me das? ¡Me echas, me echas de tu lado como si fuera una cosa! ¿Qué me dijiste? ¡Ah, sí! Que no "evolucionábamos", que debíamos "abrir nuestros horizontes", que un "cambio de perspectiva" nos iría bien. ¡Eres frío hasta para dejarme tirada! ¡Cruel, más que cruel! Diez años pendiente de nuestras citas y me tratas así... ¡Ay! ¿Quién me mandó enamorarme de ti, Sigmun Freud?"
 
alqutun,18.01.2004
Genial amigo Moebiux, el final sorprendente e ingenioso
 
maravillas,19.01.2004

“Como tu no respondias
Llorando me despertaba”

Hoy la araña de los sueños habia dejado de tejer sus hilos. Todo estaba blanco, los colores del tiempo habian desaparecido como por encanto. Fuera nevaba incansable, inalterablemente.

La nieve ahogaba el sueño, vistiendo el tiempo de realidad. Y la araña de los sueños, serena, dormitaba sobre el disfraz del invierno.

Asi fue como la realidad fue invadiendo el espacio, haciendose omnipresente. Fuera, la luz fue adornandose de melaconlia, quedando como apagada; dentro blanca y fria la dura existencia se destapaba. De repente!, de forma inesperada, la luz comenzo a barrer todo lo que a su paso habia arrastrado el tiempo. Impasible, sin pesar, sin atender la llamada del sentimiento , sin escuchar al recuerdo, persistente, barria y barria el polvo de los sueños.

Perpleja y vacilante presentia ya su captura, y los pasos avanzaban irremediablemente hacia el calabozo paralizante del miedo. El presidio de la realidad abarcaba ya todo el pensamiento. Las fuerzas se acababan y las lagrimas iban aumentando la tristeza, comprimiendo, si cabe, mas el animo.

Irremediablemente habia entrado en el lodazal harinoso de la realidad. La realidad y su apariencia lo envolvia todo. Y entonces fue cuando, desesperada y abandonada, desperezo a la araña de sus sueños , y de sus hilos, cayeron las letras que escribio un cuentero:


“Entre sueños te llamaba
como tu no respondias
llorando me despertaba”

 
Evalix,23.01.2004
Quizàs me llamas y tus gritos se desvanecen en la soledad y la noche. Despierto llorando, esa es mi respuesta. Flores blancas para el recuerdo.

Muy cursi...pero ahì va...saludos a todos.
 
NINIVE,25.01.2004
Otra vez ella llora en sueños.El esposo la toma entre sus brazos
_ ¿De nuevo la pesadilla?
Ella recoge con la punta de la lengua el sabor amargo que le ha quedado en la comisura de los labios.
_¿Qué sueñas?
_No recuerdo_dice deshaciéndose de su abrazo.
No podía decirle que todas las noches soñaba con un teléfono que sonaba más allá del mar pero nadie respondía al llamado.
 
alqutun,26.01.2004
Precioso amiga Nínive hay una puntualización que te haré en tu libro.
 
gatelgto,26.01.2004
No leo nada mas que tus versos.

Dime porque como yo te quedas callado, sera por amor, para no despertar el sueño (de ella o el tuyo) o sera que no quieres enturviar el pozo donde la niña canta sus reflejos y mira su muerte.
 
gatelgto,26.01.2004
El ojo de agua y la niña creo que se llama la pelicula de Ingemard Bernard Es algo´parececido MUY BIEN una IDEA LLENA DE REFLEJOS.
 
NINIVE,01.02.2004
test
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]