La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Cuentos *SUPER* cortos / El nido de ratas - [F:2:11721]


ronalderom,03.08.2010
Para hablar de esa visión suburbana y visceral de la que tanto rehuyen los pacatos... Escritura en vivo, experiencias compartidas, genialidad, improperios...
 
ronalderom,03.08.2010
Llevaba dos semanas sin poder librarme del puto gato que se había alojado en mi estuco, aquel inquieto huésped había dejado su excremento por doquier, sus pelos largos y asquerosos sobre toda mi ropa... El colmo llegó cuando un día despertamos con mi esposa hambrientos y fuimos hasta la cocina a preparar el desayuno... Lloré como no tienen idea. Necesitaba asesinarlo. Desbaraté la casa, desbaraté todo lo que encontré a mi paso hasta que finalmente encontré el rastro de dónde se había escondido y puteé y grité hasta donde mis pulmones me lo permitieron... Estaba en un lugar estrecho y oscuro, apenas lograba escucharlo... Entonces fui por una linterna y la encendí encolerizado y dispuesto a todo, pero cuando la luz dio al final de ese sitio en tinieblas con unos ojos enormes y asustados, mi ánimo se apaciguó: Era un dulce gatito persa que sólo deseaba un poquito de leche.

Putas cosas que pasan en la vida: Lo abracé y ahí descubrí que era alérgico.
 
Petecus,03.08.2010

El tipo es agresivo. Bueno, tiene un comportamiento agresivo. Se muestra agresivo. Agrede a todo aquello que se le interpone en su camino de débil mental.
 
ronalderom,03.08.2010
Y mi cuñada mete sus narices en todo... Ahora controla mi trabajo, mi tiempo, mi hambre, todo... Y esto es culpa de ese terrible instante de confusión en el que decidí decir Sí, acepto.

Creo que definitivamente trabajar para la familia es castrante...
 
byryb,23.08.2010
Es cierto, puta. Soy un gordo machista. Un cerdo seboso con un "micropene” tan pequeño que podría pasar por eunuco. Mis pelotas son pequeñas y están pegadas al culo. Como un jodido doberman. Tengo el cuerpo de un bastardo, pienso como un hijo puta y me comporto como un malnacido. ¿Crees que tu lengua es demasiado buena para mis cojones? Pues vuélvetelo a pensar, porque yo soy el cabronazo que te pone la ropa en el armario y las "rayitas blancas" en tu naricita. Vuélvetelo a pensar y le explicas a tu garganta que aquí hay que tragarlo todo... como las niñas buenas.
Verónica no dudo en hacer lo que su padre le pedía. Después de todo, con quince añitos ya era la reina de la casa. Aunque para ello hubiera tenido que matar a su madre. Los hijos deben superar a sus padres, es ley de vida. Por eso no tardó en cansarse del doberman gordo que la había engendrado. Supongo que era lo lógico en aquella situación. No es buena idea permitirle a una hiena que te lama los genitales. Sobre todo si los quieres conservar. Su padre no volvió a tocarla. Más que nada porque lo enterraron al día siguiente. Murió desangrado corriendo detrás de su hijita, aunque todo el mundo creyó que había muerto por el incendio, junto con sus otros hijos.
Verónica perdía una mansión. Pero ganaba el imperio hotelero de su familia y todas las “rayitas blancas” que puediera esnifar.

Un saludo.
 
Egon,23.08.2010
Muy bueno el texto byryb, ¿pero este foro en qué consiste?
 
byryb,23.08.2010
Yo no he creado el foro, pero entiendo que la idea es crear microcuentos viscerales. Un relato depravado. Un espacio ideal para vomitar mierda, o cagar vómito, lo que se prefiera.
Leí la idea y me pareció muy interesante. Por eso he querido participar.

Un saludo.
 
Egon,23.08.2010
Me gusta la idea, con su permiso me apunto.
 
Egon,23.08.2010
- ¿Y ese ojo?
- Nada, del curro. Me han despedido.
Ella apuró el vaso de ginebra antes de contestar. De fondo sonaba una música que pretendía animar a los clientes a subir a una habitación, la moqueta rosa que cubría todo el local despedía un penetrante aroma a perfume barato y una tenue luz rosa envolvía el ambiente.
- Tú eres gilipollas. ¿Quién crees que va a pagar ahora los pañales?
- ¿Y a mí qué coño me cuentas? Pues supongo que tú con tu trabajo de mierda en el cine porno, o tu madre que para eso está con la niña, o tu hermana con lo que saque de aquí.
- ¿Y tú mientras tanto?
- Yo al menos no chupo pollas a un mierda entre escena y escena. ¿No te entran ganas de follártelo también? ¿No te entran ganas de que te la metan? ¡Eres igual de puta que tu hermana!
Ella tranquilamente, primero le miró a la cara, extendió el brazo, tomó una botella de la barra y se la estrelló en la cabeza.
- ¡Mi ojo, mi ojo! Puta me has arrancado el ojo – comenzó a gritar desde el suelo mientras ella se arrojaba sobre él para arañarle la cara.
- ¡Tú, Sonia! ¡Saca a estos dos subnormales de mi local o te despido!
Sonia, una mujer de cuarenta años se tuvo que levantar del sillón que compartía con un hombre obeso para acompañar a su hermana y a su cuñado a la puerta mientras éste se quejaba por dejarle así. El absurdo forcejeo por poco deja a Sonia desnuda pero una vez el cuñado fuera, su hermana rompió a llorar como una niña pequeña sobre su hombro.
 
byryb,23.08.2010
Me parece genial que te hayas apuntado. Me gustó mucho el texto. Su crudeza y su amargura.
Animo a todos a verter un poco más de bilis en este espacio.

Un saludo.
 
ggg,23.08.2010
Uhh... ahora le aviso a weissturner que se venga para acá. Eso si, sus textos "viscerales" serán muy cortitos jejej.
 
ronalderom,26.08.2010
Pues, sí, amigos, ese es el propósito del foro... Lo han captado muy bien.

Saludos desde Ecuador
y a seguir destripando...
 
elnegrohinojo,26.08.2010
Con tanta rabia y cochinada me hicieron acordar de choneto, que debe estar preso o en algún neurosiquiátrico.

El abogado el contador y el cajero.

El abogado era el que más lo quería, no se aguantaba, la coca nublaba sus pensamientos, pero realmente sabía lo que hacía, sabía que romperle la ropa a esa pequeña niña, y destrozar su cuerpo de la forma en que lo estaba haciendo era algo malo, muy malo.
Pero el placer que le producía era inimaginable, nunca hubiera pensado que en la vida algo pudiera darle tanta satisfacción, la carne joven, la piel suave, la sangre caliente que chorreaba por sus piernas, los griticos que eran ahogados por la mordaza, las lagrimas que al lamerlas eran saladas, muy saladas, pensó entonces que eran tan saladas a causa del miedo.

El contador calvo se excitaba viendo el espectáculo, su bragueta estaba apunto de reventar, los ojos casi le salían de las orbitas, su boca producía tanta saliva que no la tragaba toda, entonces, cada cierto tiempo, un hilo de baba bajaba por su labio hasta la barbilla.
No tenía nada en la cabeza, no estaba pensando en nada, el placer y las drogas lo tenían en un estado de trance, una constante vibración recorría su cuerpo una y otra vez, y no se detenía ni un segundo, era esta vibración la que lo hacía, inconscientemente, aullar como un animal agonizante.

El cajero solo se reía, se reía con la garganta, su garganta podrida por tanto cigarrillo. Se reía con el alma, como nunca se había reído, lo divertía demasiado, la sangre que caía por todas partes, el miedo en la forma en que la niña se movía desesperadamente, ese brillo que había en sus ojos, ese brillo era lo que más lo hacía reír, le parecía fantástico que justo en ese momento la niña tuviera ese brillo en los ojos, que se sintiera tan viva, por que él lo sabía, sabía que en ese momento ella se sentía más viva que nunca, y que eso que le estaban dando era el mejor regalo que le darían a esa pequeña en toda su vida, sin ese regalo ella hubiera llevado una vida normal, hubiera estudiado cualquier estupidez solo por llenar con algo sus mañanas de juventud, se hubiera casado con un buen hombre que pudiera cubrir sus gastos, hubiera tenido uno o dos hijos a los cuales reprocharles todo, y finalmente hubiera muerto de vieja pensando que vivió una buena vida. Pero no, el abogado, el contador y él le estaban dando una salida mejor, estaban haciendo de ella algo valioso, algo indispensable para tres personas, eso no lo hubiera logrado dios en 80 años de vida que hubiera podido cumplir la pequeña, dios no era tan grande, ni nunca lo sería.

Después de unas cuantas horas de espectáculo, el cuerpo de la niña ya estaba totalmente despedazado, una mano sobre el sofá y al lado un muslito rojo por la sangre, su cabeza ya era algo comprensible, parecía una pelota roja de carne con algo de pelo castaño, su torso ya no existía y lo que este contenía estaba por todas partes. El contador calvo tenía sangre seca en la cara y bailaba por todo el salón riendo mientras gritaba: ¡La cosa es esta!, ¡la cosa es esta! El abogado estaba cansado, pero haber tenido que hacer él solo todo el trabajo lo hacía muy feliz, tenía entre los dientes todavía pequeños pedazos de carne rosada y fresca, sus brazos estaban cansados después de haber tenido que cortar con fuerza cada articulación y su mandíbula cansada de tanto morder. El cajero estaba sentado en una silla mirando el vacío y sin decir una sola palabra, el sentimiento de felicidad que lo inundaba era tan grande que sólo quería estar un rato consigo mismo.
Dios observó su creación un momento, y sintió que había hecho bien su trabajo.
 
Egon,26.08.2010
Ostias, me ha revuelto el estómago. Eso es legal?

Por cierto, no recordaba en nombre concreto de la profesión de la tía de mi cuento, ya lo encontré.

http://es.wikipedia.org/wiki/Fluffer

El enlace en sí es otra aportación al foro.
 
walas,26.08.2010
La madre que te parió negro, con todos mis respetos...

Desde American Psycho no había leído nada igual.
 
elnegrohinojo,26.08.2010
Ché, que lo aclaré muy bien, el autor es choneto.
 
ronalderom,27.08.2010
Bueno, yo aquí dejo el link de uno de mis cuentos por si desean leerlo... Se titula: "La puta vida".

 
walas,27.08.2010
negro, lo sé, pero lo trajiste tú, y a él habría que ir al manicomio o la cárcel a buscarlo y no me apetece
 
auroracow,27.08.2010
CHIVO! cof! cof! ronald
 
Egon,31.08.2010
- ¡Llegan los soldados!
Los hutus abandonaron entonces el poblado lleno de cuerpos desmembrados a machetazos y mujeres brutalmente violadas. Algunos cascos azules vomitaron al encontrar el feto sin formar arrancado de la barriga de su madre quien aún agonizaba a su lado.
 
ronalderom,01.09.2010
Eso, gente, sigan escribiendo y produciendo esas náuseas en quienes los leen... A sacar más viseras, a hablar de lo crudo y lo profano...
 
ronalderom,24.11.2010
 
rezsito,27.11.2010
Es una mujer odiosa, realmente odiosa; para mas metida en asuntos que no le conciernen que en sus cosas, siempre esta viendo lo mal que te vistes o lo bajo que te encuentras para su altura de diva. Tiene la mirada ponzoñosa y la naricita respingada de esas a las que todo le apesta. Creo que ni su propia familia la aguanta, mucho menos cuando esta con su semana de menstruación, que es cuando no aguanta ni que el aire le roce la cara. Sus relaciones interpersonales son de lo peor, sus amigas y conocidos son la gente de la peor calaña que haya podido conocer, gentita de la high-life limeña, que solo usan polos de marca GAP o Tommy, y que si te ven con zapatos Bata o usando lapiceros Faber Castell te desechan de su lista de amistades frecuentes. Conocedora de los outlet mas exclusivos de la capital, puntos tan ocultos para el común de los mortales que ni siquiera viviendo al lado te das cuenta; solo conocidos por los datos del hijo del dueño (y que, ojo, estudia también en la Universidad de Lima o en la San Ignacio) que exporta cantidades industriales y vende a tiendas de poca monta como Saga Falabella y Ripley caen por esos lares, en donde puedes cargar con 5 o 6 prendas pagando tan solo el precio de una y media o dos a lo más.

Que mujer para más odiosa...
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]