La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Cuentos *SUPER* cortos / Los Mil y Un cuentos - [F:2:114]


moebiux,26.12.2002
¿Qué os parece si jugamos con la cifra de los 1.001 y aportamos un cuentito para celebrarlo todos juntos? ¿Sí?
 
AveCesar,26.12.2002
Dame un un rato y creo que puedo aportar algo. Un saludo
 
AveCesar,26.12.2002
Ritual mil uno


Como todas las mañanas, entra al cuarto de baño y alistado a ese ritual matutino, la mirada busca entre los mil y un fragmentos del espejo. En uno de ellos aparece la barbilla pero termina rasurando la mejilla opuesta a la de la cicatriz. La nariz a la altura de la frente desubica los ojos. Continúa frotándose espuma de afeitar sobre el rostro facetado, la boca es una oreja y la otra oreja hecha labio todo espumado.
Una pregunta lo detiene súbitamente:

¿qué pedazo lleva mi nombre?

 
CorinTorrado,27.12.2002
Aqui voy...


“Errore Mille Ed Uno”
(El error del mil uno)

En la ciudad de Toledo dos enamorados habían decidido comenzar su noviazgo a escondidas debido a que el padre de la doncella se oponía. El enamorado era extranjero, del país imperial de Italia y cariñosamente todos en la vecindad le llamaban El Romano. Era precisamente esta misma razón la que lograba exasperar al padre valenciano, que deseaba un semental criollo para su primogenitura.

Los chiquillos, embriagados por los besos compartidos a oscuras y las caricias de lóbrego deleite, se aventuraban cada vez más a que fueran descubiertos por amor. La hermosa damisela se extasiaba en los portentos sicilianos de su mozo, pero lloraba cada vez que la inminente despedida les llegaba. Y era que el padre, sospechoso de aquellos ocultos encuentros a sus espaldas, había jurado traspasarlo como animal desollado si el descendiente cerdeño aparecía cerca de sus manos tan solo una vez.

El Romano siempre había hecho alarde de sus ilustres y nada insipientes conocimientos, obtenidos por años de su asistencia sin grado, en la conocidísima Universidad de La Sapienza en su país natal. Y añadía célebre, siempre que su amada se preocupaba, la frase consoladora de “nada me pasará”:
— Niente sta andando accadere, bellisima. — a lo cual la jovencita asentía confiada en aquella materia idiomática cultural, desbordando tal dominio y sabiduría, que el mismo italiano garantizaba ostentar.

Quiso entonces la signorina encontrarlo más íntimamente, intentando una posible y prometida conclusión hasta las últimas consecuencias. E ignorando que su padre había descubierto la osadía, envió el siguiente mensaje del próximo encuentro y su localidad. “Nos vemos el sábado, durante las fiestas patrias, a las diez, en el local marcado MI.” Y el padre, silencioso y sigiloso se juró que allí estarían los tres.

En el sur de Italia, cerca de Calabria, se tiene la noción de llegar a las citas anticipadamente. El Romano poseía esa costumbre y llegó a un cuarto para las diez, pero aunque rondó en mil y una ocasiones la sede de locales referente a las fiestas, ni uno solo encontró que comenzará con la decimoquinta letra del alfabeto español “m”, seguida de la vocal latina “i”. Frustrado se regresó a su casa, y a la niña de sus ojos, luego de aquel desprecio, no la volvió a ver más.

El padre tampoco encontró nunca el local “eme uno”, por lo que entendió gustoso que a últimas horas, la pareja se había arrepentido. Pero la más sufrida fue la hembra en celo que quedó a esperas de que el galán traidor jamás llegara, y sufriendo de ofensas a su candente honor, y de vilipendios en contra de su ahora roto corazón, se salió solemne del local 1,001, para rastrera de pies regresarse a su casa.

Y para consolar su abandono, el dejo en la estacada y la incuria, se aprendió un rezo italiano que le ayudó por años a sobrellevar tal afrenta:
— ¡Maiale! Non è arrivato mai. Mille ed uno chiaramente numeri dei romans.

Y con insistente perfidia a ratos garabateaba todo tipo de cristales, espejos, papeles, telas y otros materiales que rudimentariamente pudieran ser considerados pergaminos para trazar, y esbozaba en ellos el sistema de numeración suscrito, motivo del fatal y eterno infortunio aquel. I=1, V=5, X=10, L=50, C=100, D=500, M=1000…

Escrito por la doncella el XV de III de MCMLXXXVIII
O lo que es igual; el 15 de marzo de 1988
Pero no se preocupe, que si usted no es romano,
o no ha asistido a La Sapienza tampoco lo descifrará.
 
dulcilith,09.07.2003
Historia de terror

En un tiempo muy lejano, un tiempo perdido entre mil y una world wide webs, un tiempo cuando aun se utilizaba papel para limpiar nuestras necesidades biologicas en el baño, existia una hermosa pagina de cuentos: www.loscuentos.net
En esta hermosa pagina convivian mil y un cuenteros dedicados integramente a la agradable labor creadora. Escribian y escribian, como conejos de Alicia corriendo en busca de reinas de corazones, dejando sus dedos en el teclado.
De pronto, sin previo aviso (obviamente, si no, no habria sido de pronto) llego una amenza: Durante mil y un años el espiritu de Cursilandia habia estado rondando el tranquilo reino de cuentos.net sin poder asaltarlo, pero ahora, la oportunidad se presentaba en forma de profesia:

"Cuando cumplan los mil y un cuentos, nacera el cuento sin alma que los llevara a la destruccion y yo vivire entre ustedes por siempre"

Oh, no! La gente de cuentos.net no tomaba en cuenta la terrible profesia! Y se acercaba el momento de su cumplimiento...El dia en que naceria el cuento sin alma se acercaba, y con él, cursilandia portando la venida del fin ( ta ta ta taaaaaannnnnnnnnnnnnnnnnnnn)

Y llego, en la forma mas inesperada, mas inocente, mas alegre, mas productiva, mas palabrosa, mas fresca a imaginar, llego en forma de....

(interrumpimos esta historia por no se apta para menores de 50 años)
 
moebiux,10.07.2003
¿en serio, mi amoooor, crees que ha llegado cursilandia a esta web? ¿no será que ha llegado la passsión, el dejar aflorar los más bellos sentimientos que provocan la constante desnudez de las almas que aquí afloran a golpe de beso teclil, mientras lás ánimas pululan inquietas y arrobadas entre fragantes frases henchidas de ebrias esperanzas y...

y sabes qué?

Que igual tienes razón, Dulce. Tendremos que abrir un foro al exabrupto, al erupto y a todo lo que acabe en upto, que debe ser brusco, soez y, por ello, liberador! ¡Todos juntos, suelten el grito de libertad!: BEEEERP! (se admiten variantes nacionales y/o/u regionales)

(como justificación aporto que hace demasiado calor estos días por estos lares y el seso se resiente, admítolo...)
 
dulcilith,11.07.2003
( tambien admito mi gusto por las aspirinas caducas)
 
antikristh,18.05.2006
2003
 
casianonimo,26.05.2006
1001 dalmatas... ay! casi casi
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]