La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Cuentos *SUPER* cortos / Ponle cuento al poema V - [F:2:112]


alqutun,25.12.2002
"No te pongas colorá,
que eso que a ti te ha pasado
le pasa a la más pintá"
 
AnaCecilia,25.12.2002







"No te pongas colorá,
que eso que a ti te ha pasado
le pasa a la más pintá"


Cambio de planes



La señora descendió del autobús, para terminar las compras de regalos navideños. Su rostro consternado, denotaba toda una vida desfavorable a su voluntad; con los ojos empapados de recuerdos nostálgicos, en medio de una dermis tallada de amargura. La blusa a pintas, recorría su anatomía regordeta, sobre una falda amplia que lamía la concavidad de sus rodillas. Papá Noel extendió su mano, con una propaganda de juguetes, acción que descartó, por no tener a ningún niño para regalar; mientras mantenía su mirada, en una vidriera de productos exóticos. Un simpático vendedor salió de su covacha, para invitarla a entrar, justo en el momento que un ciclista, presuroso en su resolución de robo, arremetía el brazo dentro de su bolso, sacudiendo hasta la intimidad de la mujer, que en un grito inapelable, quedó vacía de su falda. El rostro atónito del empleado, solo atinó a decir; "No te pongas colorá,
que eso que a ti te ha pasado
le pasa a la más pintá"

Ana Cecilia.
 
alqutun,01.01.2004
"No te pongas colorá,
que eso que a ti te ha pasado
le pasa a la más pintá"
Era el año 1968, en España era difícil poder expresar en público el afecto que sintieras por tu novia. Uno de los sitios favoritos para poder besarse y acariciarse era el cine donde las parejitas de enamorados se sentaban en las últimas filas y allí se pasaban el tiempo en la oscuridad de la sala ocupados en "sus cosas", ver la película no interesaba y menos las películas con censura de la época.
Un día a la media hora de empezar la sesión se encendió la luz de pronto y las caras de multitud de jóvenes enrojecieron hasta la raíz del cabello y las prisas por abrochar botones, cerrar cremalleras, bajar faldas, subir braguitas, abrochar sujetadores, hizo volver la cabeza al resto de los espectadores que se imaginaban el espectáculo que se desarrollaba en los últimos asientos.
Mientras se arreglaba la avería de la máquina de cine empezó a sonar en los altavoces de la sala una copla flamenca de moda:
"No te pongas colorá
que eso que a ti t'apasao
le pasa a la más pintá.
 
maravillas,02.01.2004
"No te pongas colorá
que eso que a ti t'a pasaó
le pasa a la más pintá."

Apagó la radio y cerró la puerta del coche, llevaba prisa. Gracías a Dios!, se dijo, que la luz todavía no se desmaya. Apretó los pasos y cruzó la calle. ó del libro que había dejado olvidado en el asiento trasero. Contrariada, volvió a recuperar el cuento. Abrió el portal, dejando golpear la puerta. ¡Horror!, el eco resonó en el largo corredor y apretó los pasos. A ver, qué digo hoy, qué excusa pongo. Ya no veía, llevaba la cabeza solo habitada de pensamientos cuando, al doblar la escalera, como empujada por el eco, escuchó su nombre, ¡Clara!, Clara, me oyes..
Allí, estaba, como surgido de otra dimensión, clavando en sus pupilas sus verdes aguamarinas.
Clara, cáramba!, qué morena estás. Y Clara por primera vez se tragó la saliva de silencios. De frente a él, agarrada a su ojos le brotaron las palabras como agua transparente. Y tú, Fernando, qué guapo!, pero, ¡por todos los cielos", -soltó- lo tuyo no se pasa mañana, y rompió a reir....
A Fernando el calor le subió hasta las orejas, y con la temperatura, su nariz iba irradiando el rubor por todos los pliegues de su cara.
Fernando, - ¡por favor!-, no me hagas cambiarle de vocal a la copla:

"No te pongas coloraó
que eso que a ti t'a pasaó
le pasa al más pintaó".


 
NINIVE,01.02.2004
test
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]