La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Cuentos *SUPER* cortos / Ciencia Ficción - [F:2:10218]


sandalo_ortiz,09.04.2008
Xenofobia significa literalmente aversión a lo extranjero. Este irracional sentimiento, característico de nuestra sociedad, es una consecuencia directa del hecho de vivir en un mundo fragmentado por los intereses nacionalistas y siempre en pie de guerra. No hay sistema totalitario que no fomente la xenofobia -ya que, por reacción, consolida el nacionalismo-, ni demagogo que no aluda en sus discursos a un mítico "enemigo" que acecha e intriga en la sombra, y que es la causa directa o indirecta de casi todos los males.

El extraterrestre, personaje clave de la CF, era un buen pretexto para llevar al límite esta xenofobia, y así, el mayor de los demagogos, la llamada industria de la cultura, se apropió del símbolo para expresar -y por ende fomentar- el odio irracional hacia lo extraño. Por eso, en la subCF de consumo, el alienígena es casi siempre un perverso monstruo invasor, dispuesto a exterminar a los humanos para adueñarse de la Tierra; y a través de este tipo de relatos -o películas, o comics- se expresa y fomenta metafóricamente el terror y el odio irracional hacia "enemigos" más reales pero, igualmente mitificados (los comunistas en el caso de los yanquis -y en el nuestro- y viceversa, por no citar sino el ejemplo más conocido).

En la auténtica CF, sin embargo, el símbolo del extraterrestre sirve precisamente para todo lo contrario: para combatir la xenofobia y el racismo, para mostrar que "diferente" no es sinónimo de "malo", y que lo que se aparta de los principios éticos y estéticos convencionales, puede, lejos de resultar perjudicial, darnos una lección de objetividad.

(...)

Carlo Frabetti
Prólogo de Séptima Selección de Ciencia Ficción
 
Rosinante,09.04.2008
¿De qué nacionalidad es éste Carlo?
Digo, porque el país de origen a veces es como un sello de garantía de calidad o de mediocridad.

La xenofobia efectivamente es un sentimiento irracional como toda fobia. Pero no solo es consecuencia de vivir en pie de guerra, también obedece a las migraciones masivas que desplazan la mano de obra nacional.
En España, por ejemplo hay un grave problema de plazas laborales porque a raíz de los brotes de xenofobia las empresas están dando trabajo prioritariamente a extranjeros para evitarse demandas y escándalos por discriminación. Además de ser económicamente más conveniente. Así los nacionales españoles están viviendo un obstáculo más para encontrar empleo con lo cual los índices de desempleo se están disparando como también los índices de empleos no formales.

En este caso, lo que se logra es inducir a la xenofobia por la debilidad del Estado al no buscar alternativas que no afecten a los ciudadanos en uno de sus derechos fundamentales: El derecho al trabajo.
 
Ornitorrinco,09.04.2008

Para mì, peor es tener "senofobia".
 
sandalo_ortiz,09.04.2008
No sé de qué nacionalidad es mister Carlo, supongo que italiano. El prólogo fue escrito en 1973 y me parece bastante acertado en casi todo su contenido.

Creo que tu ejemplo de migraciones masivas está contemplado también en el análisis de mister Carlo, cuando dice: "es una consecuencia directa del hecho de vivir en un mundo fragmentado por los intereses nacionalistas"; el agregado de "pie de guerra" es un complemento de la idea.

Nu sé, ta güeno el planteo del italiano (que si no es italiano igual se queda italiano, porque somos xenófobos y no lo queremos acá en América India-Latina).
 
Rosinante,09.04.2008
La nacionalidad del parroquiano no es relievante, era un sarcasmo al hecho de que la xenofobia involucra incluso el tema de la credibilidad, calidad y contenido de cualquier opinión pública.

Lo contempla en esa línea, pero no ahonda en él.

 
sandalo_ortiz,09.04.2008
Sí, es verdad...

 
guy,09.04.2008
Yo, que jamás vi un marciano, quiero aportar datos más domésticos acerca del origen de la xenofobia.
Todos sabemos que el planeta está atestado de gente. Ya no se puede uno tirar un pedo tranquilo ni estirar las piernas sin tocar a un semejante, es más, la infidelidad ya no tiene gracia porque antes uno era infiel para variar y ahora uno lo es porque se equivoca de pareja. Lo original es hablar por teléfono debido a que lo que otrora era un diálogo franco entre dos o más personas hoy día es un no poder estarse en privado. Un amigo fue al psicólogo y como a la media hora se dio cuenta de que estaba contando sus cosas al decorador de interior, a la recepcionista y al cafetero; de paso se enteró, por los gritos, que la vecina de arriba tenía problemas peores que los suyos y de que, además, era la esposa de su analista. La soledad es una utopía.
Yo iba a que el sistema, merced a la intervención de los publicistas, los noticiosos y, cuándo no, los poetas intelectuales, nos está convirtiendo paulatinamente en asesinos seriales producto del hacinamiento. Usted no me cree porque de seguro no ve lo que he descubierto, horrorizado. Veamos.
Uno va por la calle y ve un letrero de una carnicería. Oquéi, ya sabemos que a las vacas se las mata, se las despelleja, se las corta en pedazos y se las come. Bien, pero si usted se fija, hay muchos afiches de carnicería que muestran una vaca parada en dos patas y con una sonrisa. Si usted es medio lerdo, enseguida va a pensar que de qué se ríe la vaca siendo que todos sabemos lo que pasa a esos bichos. No, no, no. Mire bien, piense, resuelva (…). Ese afiche muestra a un ser que se ríe y no es una hiena. Matemos, despellejemos, cortemos en pedacitos a un ser que se ríe. Hasta donde yo sé, los únicos en el planeta que nos reímos somos los humanos. Ahora agarre usted un cuchillo grande y medite. Otra cosa: las propagandas de insecticidas. Yo no sé en Europa. Aquí uno puede observar un comercial televisivo de un insecticida (máxime en estos días que hay muchos mosquitos). Si no existiera la tendencia asesina que quiero denunciar, para hacer un aviso de un insecticida bastaría con mostrar el producto, digamos a alguien echando flit y sanseacabó. Pero no. La poesía ha llegado a la TV. Muestran un mosquito que no sólo habla sino que se ríe, o una cucaracha que se caga de risa porque el insecticida que una pelotuda echa por su casa no le hace daño. Tanto el mosquito como la cucaracha están humanizados: se ríen, hablan entre ellos, se visten (un comercial muestra un mosquito disfrazado de cowboy). Esto es subliminal: quiere decir que nuestros enemigos hablan, se visten, se cagan de risa y hacen planes, y, por ende, hay que matarlos. Ahí lo tiene. Después que no me vengan con que qué barbaridad la gente se mata. El ejemplo Hiroshima está en los bactericidas y hormiguicidas. La hormiga es un bicho laborioso y numeroso como un japonés, y la bacteria es un bicho holgazán, promiscuo y oportunista como un católico. La propaganda muestra bacterias que pescan en un inodoro o algo así, que duermen y se tiran pedos en una almohada donde descansa plácidamente un niño. Matémoslas, son peligrosas. Después no culpemos a Bush de las masacres. Otros fenómenos como el sometimiento, la explotación y la injusticia los podemos observar en la cría de animales domésticos como perros y gatos de la manera más perversa: dales de comer y hazlos tuyos. Después, cuando los gobiernos quieren hacer lo mismo con nosotros, nos quejamos. Los niños se encariñan con los estúpidos animalitos parlantes de Disney. Ahí está la prueba, la cruel realidad. Si humanizar a los animales fuera realmente útil, en la actualidad no existiría la repulsión que causan las ratas a la mayoría de la población. Yo creo que para cambiar las cosas hay que coger con forro: no hay peor “virus” que el espermatozoide humano.
 
colomba_blue,09.04.2008
La verdad siempre me han causado horror esos comerciales donde sale una galletita o un chocolatito con ojos, nariz y boquita y canta y se ríe... y luego viene un niño y se la come!!

Espantósido!
 
Rosinante,09.04.2008
¡Pero, pero, pero Guy! ¿Lo que vos querés es que nos castren a todos los sementales para evitar el asesinato xenofóbico en serie?

Me parece que vos no estás teniendo en cuenta que la culpa de la explosión demográfica la tienen las religiones que profesan el "creced y multiplicaos". Y el cuento se lo creen parejo hombres y mujeres. Potranca que llega a la mayoría de edad sin haber parido se considera defectuosa. Macho que no esparza sus genes por varios establos se le castra para mejorar su porte y convertirlo en un mariconcito de paso fino con bello pelambre.
Entonces - me pregunto yo - ¿A futuro qué va a pasar con la mano de obra? ¿quién se encargará de tirar el arado de los campesinos que no tienen para pagar maquinaria?
La reproducción es necesaria para mantener los equilibrios de producción. La sobrepoblación es una falla estructural de seguir alimentando medicuchos y científicos que prolongan la vida de los que ya su ciclo de productividad va en declive. Las expectativas de vida de hoy con tanta tecnología superan los 90 años. En buenos tiempos los hombres a lo sumo llegaban a 50 y las mujeres morían de parida así que todo estaba equilibrado.
 
sandalo_ortiz,09.04.2008
y la bacteria es un bicho holgazán, promiscuo y oportunista como un católico

Todavía me estoy riendo...





 
Rosinante,09.04.2008
Una pregunta hipotética pero que me hace reflexionar un poco sobre el grado de xenofobia es la siguiente:

Si para subsistir cada uno (por la razón que se les ocurra) necesariamente tuviéramos que eliminar un ciudadano del mundo, ¿de qué nacionalidad lo escogerían?

Yo escogería un sueco.
 
colomba_blue,09.04.2008
Yo, un lapón
 
sandalo_ortiz,09.04.2008
No comparto el punto de que la xenofobia se orqueste/origine/manifieste/perdure a partir de la superpoblación.
En el ser humano, la xenofobia obedece a un proceso intelectual, a una razón de conveniencia y no a un simple mecanismo de respuesta competitiva por superpoblación.

Por ejemplo: la hormiga.
Si hay bicho xenófobo en este planeta, es la hormiga. No soporta nada que no sea de su propia colonia, hormiga que venga a joder y no tenga el sello "made in esta colonia" va al muere y esto nada tiene que ver con la superpoblación, cosa por cierto, bastante habitual en un hormiguero.
El ser humano es igual, excepto que llega a la xenofobia por un proceso mental, el individuo elige ser xenófobo, la hormiga no: es xenófoba y chau.

¿Se agudiza la xenofobia por la superpoblación y/o competencia por el espacio? No tengo ni idea, ¿qué soy yo, una enciclopedia?
 
Rosinante,09.04.2008
¿Una razón de conveniencia?
Creo que más podría ser una razón de supervivencia. ¿Cómo no voy a querer que se vayan los extranjeros si cada vez que busco trabajo llega un sudaca a quitármelo? - pensará un español promedio tirando a bestia - mejor los asusto para que se vayan. Entonces le doy una patada a la ecuatoriana en el metro porque vengo de una entrevista y me entero que un ecuatoriano con visa de dudosa procedencia me ha quitado la plaza. Además estaba borracho porque la falta de trabajo me tiene ocioso y para no sentirme inútil me vuelvo un problema social embriagándome y drogándome hasta ser un "autómata de riesgo no controlado". De ésa plaza que me quitó el ecuatoriano dependía el sustento de mi abuela que no cotizó nunca pensión pero que ya no puede trabajar y sigue viva porque le pusieron un marcapasos para que el corazón no le falle por los próximos 30 años.

 
sandalo_ortiz,09.04.2008
Eso es, precisamente, una razón de conveniencia.
Si fuera de supervivencia, como en el caso de la hormiga, el español en cuestión le pegaría un tiro.

La diferencia entre conveniencia y supervivencia, mi chapucera Rosinante, es enoooooooooooooooorme.
Y sino, le preguntás al poderoso Arzel.
 
Rosinante,09.04.2008
Es cierto, ja!

Iré a matar a un sueco.
 
guy,10.04.2008
Éste es el foro de ciencia ficción. Oquéi. Lo que se dice ciencia no sé; lo de ficción, más o menos, pero dejo esta nota que no tiene desperdicio y es cortita por si no se enteraron. La frase “es muy normal” debe ser de Asimov. La criatura debe ser hija de Rosinante o Madrobyo, sabrán entender a qué me refiero.

http://www.infobae.com/notas/nota.php?Idx=373301&;IdxSeccion=0
 
sandalo_ortiz,10.04.2008
"puede ser la reencarnación de Ganesh, el dios hindú con cabeza de elefante"

... lo que es no tener nada mejor que adorar ...
Por dió, qué locos de mierda.
 
sindari,11.04.2008
Hmmm.. me parece que hay una subestimación de la xenofobia como característica de las relaciones humanas.
Si bien coincido con que es irracional, creo que lo que estamos viendo es que la razón -como oposición a la irracionalidad- no es un valor tan claramente compartido.
Si bien el ejemplo de Rocinante en el sentido de que los extranjeros tienden a ocupar plazas laborales puede ser una excusa, rara vez suele ser un único factor el que determina las conductas xenofóbicas, aunque en general se disparan cuando se observa (subjetivamente) que el "otro" está mejor posicionado que uno.
Sostener que en España la xenofobia es producto de este fenómeno de competencia laboral es -sinceramente- olvidar la historia.
En un somero análisis espontáneo, los españoles en América ejercieron siempre actitudes de carácter xenofóbico a partir de tres factores diferenciales: raza, religión y territorialidad.
Pero no es una característica de los españoles, sino de la humanidad, me temo, y se relaciona más directamente con la forma en que asumimos la realidad del mundo y nuestras propias seguridades.
Psicológicamente una de las cuestiones más estudiadas es el avance en los desarrollos cognitivos del niño, que comienza comprendiéndose como parte de la madre para ir ampliando su universo sucesivamente. El ingreso en el campo de la diosa Razón se da a una edad comparativamente avanzada, dejando el resto del universo en el campo de lo natural, no de lo racional.
Siendo un campo cultural, aquellos campos "naturales" que no condicen con el nuestro son extraños, de extraño a incomprensible hay un paso, y otro muy pequeño a amenazante. Es ahí, a mi escaso entender, donde reside la raíz de la xenofobia: en la amenaza que implica que todo lo que concebimos como natural no lo sea, y descubrir que vivimos equivocados.
Las reacciones siempre se manifiestan cuando -asumiéndonos en la verdad natural- nos sentimos relegados. Tamaña "injusticia" rebela siempre.
 
margarita-zamudio,12.04.2008
Pues yo, para paliar un poco lo que hicieron mis antepasados en América...me casé con un mexicano.

No es mucho, pero...algo es algo.
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]