La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / larsencito / Los peces colorados

 Imprimir  Recomendar
  [C:75798]

De niño, a menudo, iba a pescar con los amigos a una pequeña charca. Poníamos una miga de pan en el anzuelo y rápidamente acudían voraces los pequeños carpines. Los íbamos echando en una lechera de plástico azul que llenábamos con agua de la charca. Cuando en la lechera eran muchas las cabecitas que boqueaban buscando un poco de oxigeno, la pesca iba perdiendo aliciente y era entonces cuando nos fijábamos como bajo la superficie lisa estaban, majestuosos, los peces rojos. Éstos constituían nuestro inalcanzable dorado infantil. Eran listísimos y nunca nadie había conseguido pescar ninguno. Se decía que eran los capitanes de las hordas de carpines negros, que eran espíritus de niños ahogados en la charca, que cocinados sabían a melocotón en almíbar y, por lo menos, una leyenda más por cabeza.
Las expediciones de pesca fueron numerosas y siempre con los mismos resultados. Muchos peces negros y ninguno rojo.
De vuelta, cargados con la lechera fue cuando decidimos pintar los peces con pintura roja y plástica (alguien dijo que era la que mejor aguantaba la humedad). Pintamos todos los peces. Unos murieron perdidos dentro del bote de pintura, otros durante el proceso de secado al sol, otros golpeados con furia contra el suelo cuando los hacíamos responsables del fracaso de experimento, y los más murieron asfixiados dentro ya del agua porque sus agallas se quedaban pegadas por la pintura.
Me asaltan ahora unas terribles ganas de terminar pidiendo perdón a todas esas victimas. Y sé que muchos interpretarían ese gesto como noble y sincero y que de paso dejaría claro como mi altura moral ha ganado peso desde mi infancia a la actualidad. Pero yo no puedo pedir perdón en nombre de un niño, un niño que sé que fui, pero del que apenas recuerdo nada. No intento eludir responsabilidades, simplemente yo no soy él.
Aunque, entre nosotros, tengo que reconocer que el chaval, con todo, me caía bien.

Texto agregado el 23-12-2004, y leído por 983 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
2005-01-02 00:22:50 Bueno, me contaron de una marca de chocolates que pintó de azul una vaca para rodar unos anuncios y el pobre animalito se acabó muriendo...y los responsables no eran niños...Muy bien escrito yoria
2004-12-28 23:21:06 Esta muy bien escrito y uno no espera el final,,, un abrazo ruben sendero
2004-12-28 14:03:21 Mmm, un texto muy bueno. Y cierto. elcorinto
2004-12-23 19:28:11 A pesar de todo los niños caen bien, serà por en el fondo no hay mala intenciòn... jjj
2004-12-23 13:20:29 Super bueno, te hace reflexionar sobre lo que hemos sido, y el cambio que sufrimos, y pues el final me fascinó Aniuxa
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]