La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / martilu / Amores y gatos

 Imprimir  Recomendar
  [C:587375]


Los gatos somos esas criaturas que nos sensualmente, nos deslizamos sabiamente adonde nadie puede ágilmente acceder. Subimos a los arboles, trepamos, y somos independientes, modositos, bajamos a veces al acecho, otras veces no.
Nos sentimos libres, y raro, ágiles y pulcros, nuestras patas delanteras frotan nuestros bigotes.
Nos mecemos en una mansa entrega en el pasto sin límites.
De repente alguien nos toma en sus brazos ¿Hacia dónde iremos?
No lo sé, aquí viene la jaula que nos transportara a algún lugar desconocido.
Parece que ya llegamos, nuestra dueña nos quiere, pero no sabe dónde ponernos, somos suaves y delicados. Nosotros dormíamos a los pies de su cama, y quien sabe ahora donde iremos a dormir
Escuche el nombre de ella, se llama Luciana. Antes de entrar a la jaula nos cortaron algo de m nuestro cuerpo, nos dieron algo para dormir muy poderoso… no se me siento extraño, me falta algo y no sé que es. Creo que no mirare con tanto cariño a las gatas…, de ahora en mas.

Luciana

Recién conocí a Benjamín, un encanto de ser humano , lástima que vive lejos y en una casa tan grande, lo amo desde el instante en que interpreto una película, la cual yo no había entendido. Es sensible y tierno. Tiene el cabello de color rojo.
Me estoy mudando a su casa, que es la casa de sus padres. Su padre se fue a vivir a la capital, a Buenos Aires, los hermanos de Benjamín viven en otros lugares. Así que toda esta inmensa casa, la arreglare, como para que no parezca un museo, ya se ve que aquí no movieron nada desde hace como cuarenta años, y además le hace falta un toque femenino.
Mi placad es enorme, y parece que estoy en la habitación donde durmieron sus padres.
Mi deseo es ser la madre de sus hijos, porque las mujeres que trabajan tienen que perder el tiempo, quizás hasta les pagan menos que a los hombres en los mismos niveles, pudiendo quedarse en su casa y ejercer la función de sostén de los bebes y criarlos en un ambiente armonioso.
¡Que feliz me siento con Benjamín!
Mama de Benjamín

A través de los años, cuando fui madre por primera vez, me canse de leer los libros de puericultura de la editorial Losada. De 0 a 6 meses, de 6 meses a 1 año y así sucesivamente. ¿Creen Uds. que me sirvió de algo la lectura?
Pues no, todo se aprende durante la marcha, se hace camino al andar.
Y es a través de los discursos que se conoce a la gente o los sujetos. Eso sí, hay que aprender a desnaturalizar lo dicho, desmenuzarlo, con ojos y oídos psicológicos.
Y no dejarse tentar por idealísimos, epifámicos, ni enamoramientos. Pero eso todo sucede cuando el tiempo pasa y fluye.
En esta era tan globalizada, mi hijo menor tiene una novia hermosa, no lo van a poder creer, que se llama Luciana y es bella, y solo quiere realizarse como madre, ni yo lo puedo creer.
Luciana ha llevado todas sus pertenencias a la casa de Benjamín, y cuando digo todas, es todas, la bijouterie, los zapatos, las cremas, las lociones y los polvos mágicos.
Luciana ha traído a sus gatos, color miel, de ojos verdes que está ahora aclimatándose al frio invierno y a los demás animales domésticos que pululan alrededor de la casa grande: la casa materna paterna.
Yo, que he ojeado el libro “Mujeres que corren con los lobos” de Clarissa http: y aquí les dejo ellink//docs.google.com/file/d/0B7Gh0CcfAenvYXBzQ0VSZmpLSGM/edit, para desmenuzar a la mujer salvaje, de todos esos mitos, donde la psicoanalista junguiana Clarissa Pinkola Estés trabajó durante más de dos décadas para alumbrar este libro, y es una recopilación de mitos y relatos populares que recrean el mito de la Mujer Salvaje, esa fuerza-hembra que habita en todas las mujeres cuando dejan de temerle a su poder.
“Ser fuerte no significa ejercitar los músculos o la flexión. Significa encontrarse con lo luminoso de uno sin huir, viviendo activamente con la naturaleza salvaje de una manera propia. Significa ser capaz de aprender, ser capaz de sostener lo que sabemos. Significa sostenerse y vivir”.
Y ahora estoy leyendo de Piera Aulagnier “Los destinos del placer”, psicología de los post lacanianos, donde nos ilustra que , donde nos ilustra a que el Yo, nos obliga por una economía psíquica a elegir entre compromisos y acepta una idealización para permanecer en soporte y garantía de una relación pasional…

Y nosotros, todavía seguimos en el baño relamiéndonos las patas delanteras…

Texto agregado el 21-05-2018, y leído por 0 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
2018-05-21 17:49:10 Está pleno de sensibilidad femenina tu texto. Hermoso. Si parece un tanto caótico es porque necesita mayor espacio entre las ideas y diferentes protagonistas, va a quedar mucho mejor. Un beso. MujerDiosa
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]