La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / Hectorfari / A 4 días luz de casa

 Imprimir  Recomendar
  [C:587320]

Ground control to Major Tom
Take your protein pills and put your helmet on.
Ground Control to Major Tom
Ten, nine, eight, seven, six…
Commencing countdown, engines on.
Five, four, three...
Check ignition and may God's love be with you.
Two, one, liftoff.*


Después de la adrenalina de la cuenta regresiva y el empuje de los cohetes que por un momento había alterado mi anatomía, todo había terminado.
El vértigo, el cosquilleo en el estómago. La emoción. Eran solo recuerdos lejanos.
Mientras orbitaba la Tierra, pensaba en ubicar mi casa oculta por la distancia y unas nubes de tormenta donde explotaban relámpagos. Uno tras otro.
La imagen de aquellos desayunos de verano, cuando el sol recién comenzaba a entibiar y ella aparecía con su albornoz entreabierto apenas cubriendo su desnudez, insistían en perdurar.
Después del despegue, la interminable monotonía de días sin noche. De noches sin día. El conocer cada sonido y saber diferenciarlo.
Rutina. Puta rutina.
A los doscientos seis días de viaje, mientras flotaba por la nave revisando los instrumentos, comencé a ensayar una coreografía con algunas canciones viejas. Parecía divertido. Me sentía un personaje de alguna película de héroes estelares. Era solo un intento de distracción estúpido. Inútil.
Lo hice hasta que perdí de vista al sol. A partir de eso, lo único que me mantenía atento, era tratar de dirigir a Bartók y recordar cada cadencia. Cada golpe. Cada acorde monocorde de una música que odiaba.
Afuera, el vacío lleno de estrellas me hacía estremecer. Adentro era peor.
Momentos de preguntas de mil respuestas. De ninguna correcta. Acertada.
¿A qué distancia se empieza a olvidar?
Después de mucho o de poco, vi a lo lejos por la ventana de estribor que una luz brillante, esplendorosa, hacía mí mismo camino. Pensé en un cometa. En los restos de un satélite perdido.
Era una nave. De metal bruñido, resplandeciente. Alguien tan solo como yo. Tal vez alguien a quien preguntar.
A quien responder.
Cambié a control manual y puse rumbo hacia el punto de luz como si fuera un faro. Como si fuera el único en la infinita inmensidad del universo.
—Control de tierra a mayor Tom. ¿Puede oírme mayor Tom?
La voz sonaba a lata y era tediosa.
—Mayor Tom, su rumbo cambió. Retómelo inmediatamente, de lo contrario se perderá en…
Extrañamente, todo parecía volver a tener sentido.
Cerré la comunicación y fui tras el brillo. Sin siquiera saber si alguna vez podría alcanzarlo.

* David Bowie. Space Oditty

Texto agregado el 18-05-2018, y leído por 0 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
2018-05-28 17:41:32 Uyyyyy que me gusta como escribes!!! Las descripciones perfectas,también aquella de tu estado de ánimo que se siente. Esos desayunos con ella:****** Ahhhhh los cuestionamientos. Me encantó Un fuerte abrazo Victoria 6236013
2018-05-21 20:37:23 Y así vamos todos. En busca de ese brillo inalcanzable. Me gustó mucho. glori
2018-05-21 17:44:30 Describiste tan bien tu estado de ánimo, que me sentí tal como vos. Alucinante!!! Muy bueno, te felicito. MujerDiosa
2018-05-20 23:38:19 Como curiosidad, la cuenta atrás en los lanzamientos se debe a una película. El director usó esa forma para crear emoción. Me gustó el comienzo, me gustó por el medio y me encantó el final. grilo
2018-05-20 23:34:28 Buena pregunta merece una buena respuesta. Mi madre está muy lejos (en el cielo) o muy cerca (el cementerio) idem a mi padre. Crees se puede olvidar?. Pero como intuyo hablas de amores. Puede estar en el sofá al lado tuyo, y sin embargo estar tan lejos. También se da el caso contrario ******* grilo
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]