La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / TSK / La Doctora Pinilla, cinco: tus noches no.

 Imprimir  Recomendar
  [C:584701]

Como la vida a su alrededor era un cachondeo, la Doctora Pinilla renunció a poner orden, de una manera definitiva, en ella. En adelante atendería las obligaciones propias de su profesión y poco más. Había renunciado incluso a llevarse bien con sus compañeros. Cuando salía del Hospital se convertía en la señorita Hyde, dejando de ser, para todo, la doctora Jekill; es decir la doctora Pinilla. La señorita Pinilla en aquella gran ciudad oficiaba simple y llanamente de chica de su edad. Iba a conciertos, al cine, y se había- finalmente- también enamorado de la moda juvenil. Era éso o volverse una tarambana con deformación profesional. A sus nuevas amistades les decía que trabajaba en una oficina, de las muchas que proliferan por Tribunal. Sólo le faltaba un Sabina que la esperara al salir. Pero no era tarde para ello y la Doctora Pinilla puso tanto empeño en ello que lo encontró. Allí lo tenía, recién arribado de La Mancha, un hombre dispuesto a labrarse un futuro como escritor. Un hombre, en definitiva, que sabía lo que significaba la palabra humor. Que se contará en futuras entregas de esta historia verdadera.
Entre tanto no salía de su cabeza: Tirso de Molina, Sol, Gran Vía, Tribunal, dónde está tu oficina para irte a buscar. Era como una caricatura de su propia situación.
Le podrían robar sus días, sus noches no.

Texto agregado el 09-01-2018, y leído por 0 visitantes. (3 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]