La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / MujerDiosa / ¡QUÉ CASAMIENTO!

 Imprimir  Recomendar
  [C:583795]


¡Llegó el día tan esperado, se va a casar la Señora D!
Claro que la Señora D ya estaba casada, pero los que la conocen, saben bien que ella es muy distraída, por lo tanto el tema de que ya estaba casada, realmente era un detalle menor para la mujer.
Soñaba con casarse con ese hombre que conoció en un crucero, mediana edad, distinguido, lleno de "savoir faire" y talentos varios. Fue un romance tan ardiente e impetuoso que pedía a gritos la libreta de matrimonio.
Estuvo atenta y alerta a los mil y un detalles de una ocasión tan especial como es la boda de uno. Se encargó de cada cosa personalmente, así, pudo asegurarse que todo iba a salir de maravilla. El día llegó, pero lo que no llegó jamás fue el vestido de novia.
La Sra. D comenzó a desesperarse, hasta que alguien le sugirió las cortinas de voile del living, como una opción inteligente y a la mano. Prestamente tiró de todas ellas, y con esos metros, improvisó un vestido que ya lo hubiera querido crear cualquier modistillo de los famosos. El ruedo era bastante largo y no tenía tiempo de coserlo, así que ni lerda ni perezosa, tomó una cinta adhesiva del botiquín del baño y lo pegó íntegro. Ya estaba listo! Un vestido de boda soñado.
Faltaba el ramo de flores, pero eso lo subsanaría fácilmente, total en la Iglesia o el salón habría flores, sólo necesitaba tomarlas y hacer el ramito.
Comenzó a maquillarse y a peinarse con el vestido puesto, ya que lo había agarrado con alfileres de gancho para darle forma, y no podía correr el riesgo de perderlos.
Entre una cosa y otra, se hizo la hora de ir a la Iglesia. La acera se encontraba muy resbalosa por una fina llovizna persistente. El auto que la transportaba, realizó un sub viraje y luego un sobre viraje, con un susto mayúsculo de la novia como comprenderán. Pero llegó finalmente sana y salva.
La iglesia resplandeciente y llena de flores, le dio ocasión a la Sra. D de armarse un bonito ramo o mini ramo en realidad, que ató con un cordón de su zapatilla. Olvidé mencionar que como el vestido era tan largo, decidió ir cómoda a su boda, por lo tanto usó sus tenis de siempre.
La Iglesia rebosaba de invitados tanto de parte de la novia, como del novio.
El que no aparecía por ningún lado era el sacerdote.

Lo esperaron por más de media hora, nadie sabía qué pasó con él. Al cabo de esa media hora, se ofreció un primo lejano de ella, antiguo alumno de un colegio católico (expulsado por rebelde y anarquista), a oficiar la ceremonia, y en eso estaban todos, cuando hizo su entrada triunfal el sacerdote.
El olor a alcohol que emanaba, se podía sentir hasta la mitad de la nave principal, pero por lo menos tenía cara de contento y entre bromas dio comienzo a la ceremonia.
De pronto, se escuchó un tremendo ruido que vino del exterior. Por el sonido semejaba un choque impresionante. Algunos que se aventuraron a salir y ver lo ocurrido, volvieron con cara de espanto. Habían colisionado dos camiones con un auto patrulla. El choque además, tiró abajo un semáforo y una línea de cableado no sabían de qué.
Mientras contaban lo visto, hubo un apagón completo en toda la Iglesia. No se veía nada de nada. El sacerdote achispado dijo que los casaba ya mismo o si no, nunca más. Los novios accedieron a que fuera de inmediato, y así aconteció. Fueron casados a la luz de una velita, con el pobre hombre equivocando sus nombres a cada rato, y ellos corrigiéndolo al instante, en fin, una locura.
Llegó la policía diciendo que debido al accidente, había que desalojar de inmediato la Iglesia. Todos, los invitados, la pareja recién casada, y hasta el sacerdote y sus ayudantes, salieron poco menos que corriendo. Menos mal que la novia tenía sus zapatillas, por lo que les ganó a todos (incluyendo a su novio), por varias cuadras, camino al salón donde se iba a festejar la boda. Llegó que daba pena, con el cabello mojado y el vestido de novia chorreando agua, ya que se había desatado una tormenta impresionante.
El salón elegido tenía la fama de ser de mal agüero, el noventa y ocho por ciento de las parejas que festejaban su casamiento en él, se divorciaban al poco tiempo, era una cábala fija. Pero a ellos no les importó, estaban más allá de esas menudencias.
La fiesta estuvo muy alegre y hermosa, hasta que comenzaron todos a caer intoxicados. ¿Recuerdan la cena de la pariente lejana de la Sra. D?
Bueno, era el mismo empresario de catering, quien la organizó. Saquen sus conclusiones. La dinámica Sra. D, en aras de hacer la mejor fiesta de casamiento, al enterarse del suceso que tuvo la cena de su parienta lejana, no quiso ser menos. Total los enfermos se curan la mayoría de las veces, pero el estar en la boca de todos y tener publicidad gratis, eso es francamente inolvidable, y era precisamente lo que ella quería tener y brindar por eso, algo inolvidable.

Pero no nos adelantemos tanto, la música estuvo espectacular, con un DJ amigo del novio que la manejó sabiamente no podía salir todo mal - hasta que cayó él también, víctima de la intoxicación.
La novia bailó sin dar tregua al novio, hasta que un incidente sin importancia como fue que la mitad del vestido se le desprendió, puso fin a sus piruetas. Terminó la fiesta con un ochenta y cinco por ciento de la gente descompuesta, y la cinta adhesiva del ruedo de su vestido, rodando por el piso, ya oscurecida.
Era tarde, ya mismo debían partir para la ansiada luna de miel!

*****

Texto agregado el 26-11-2017, y leído por 0 visitantes. (17 votos)


Lectores Opinan
2018-04-02 17:09:21 ¡¡¡Es hilarante, gracioso, muy bien escrito y singularmente entretenido!!! martilu
2017-12-19 21:00:44 Me puse a imaginar aventuras de la Señorita D... ***** achachila
2017-11-27 20:30:45 Favor avísele a la Sra. D que no me llego invitación.. y yo que tengo un precioso vestido malva sin estrenar.. y con las ganas que tengo de coger un ramo de novias jajajaa Un abrazo, me has hecho reir sheisan
2017-11-27 20:25:59 Una boda y fiesta sin par. La personaje una celebridad dentro el mundo literario. Felicitaciones. 5* mapan
2017-11-27 15:31:51 No podría esperarse menos de la boda de un personaje tan singular y atípico como es la Sra, D.Disfruté yo más la boda,que cualquiera de los invitados.UN ABRAZO. gafer
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]