La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / DesRentor / Miedo Afuera

 Imprimir  Recomendar
  [C:581656]

Con la mirada de un tigre perseguido y el pensamiento a miles de años luz de acá, me enfrento al miedo que veo en este espejo sucio lleno de reflejos oscuros que me obligan a encender la vida una vez más con tal de hacerles frente a tu cara y tu recuerdo. Ese recuerdo que a momentos se vuelve pesadilla. Esa pesadilla que a momentos se vuelve miedo. Ese miedo que a momentos se vuelve tú y yo en un intento desesperado de sacarnos la piel de entre las uñas y el polvo sangriento de nuestras bocas sedientas y rasgadas de tanto no hablarnos frente a frente.

Estoy huyendo nuevamente y el paso de los años aviva las brasas de un fuego que se extingue de a poco con los últimos días de invierno. El viento de septiembre hace bien el trabajo, pero no ayuda en nada. Jadeando entre las ramas de los bosques del terror de la oportunidad perdida, que pinchan mis ojos ya casi ciegos de tu físico y tu color negro, corro para dejar atrás a ese maligno poder con forma de engendro alienado que repta y grita los acoples más intensos de la memoria, destrozando mis tímpanos y la habilidad de mantenerme en pie.

Recito estas palabras como una oración a ese Dios que ha abandonado a la humanidad y nos dejó a merced del terrible sentimiento de la imagen grotesca en un libro viejo transformado en ejemplo. A ese que oía a veces de pequeño le rezo, para ver si se digna a llevarme a sus aposentos y me aleja de los encuentros nocturnos llenos de sombras y figuras que atormentan mi descanso y mi sueño. Este es mi último credo, la última fe de un hombre en estado de desesperación, el intento de librarme del pecado de perder la vida y seguir viviendo, la plegaria y la oportunidad de abrir los ojos de día y destruir las extrañas imágenes que vuelven en modo de caza ante el atónito encuentro de tu voz.

Me pesan los ojos esta noche.

Las bestias suben las murallas.

Estoy rodeado, pero el diablo está en cama: El reemplazo soy yo.

Texto agregado el 06-09-2017, y leído por 84 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
2017-09-07 01:35:00 Buena forma de relatar ésos sentimientos desesperanzados. Saludos! Landriel
2017-09-06 13:08:33 Maravilloso relato. Me encuentro tus letras llenas de pasión por ese ser que no olvidas y lo plasmas de una manera que incluyes elementos sorprendentes. En el final, cuando hablas de rezar a Dios, es algo con lo que quizá muchos nos podemos reflejar en un momento u otro de la vida. Justina2017
2017-09-06 13:04:26 Maravilloso relato. Me encuentro tus letras llenas de pasión por ese ser que no olvidas y lo plasmas de una manera que incluyes elementos sorprendentes. En el final, cuando hablas de rezar a Dios, es algo con lo que quizá muchos nos podemos reflejar en un momento u otro de la vida. Justina2017
2017-09-06 10:28:19 no es Dios el que se olvida de nosotros yosoyasi
2017-09-06 06:26:28 ¡Pues a hacer diabluras! poemss
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]