La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / tsk / Aventuras de Clores. Cuando conoció Bim Clores a la peluquera.

 Imprimir  Recomendar
  [C:580781]

Antes de noviar con la estheticienne- véanse anteriores entregas- Bim Clores era un sujeto que sólo tenía la vida. No se extrañen; hay mucha gente así. O, por lo menos, bastante. Un poco menos y hubiera sido nada. Pero faltaba ese poco. Podíamos decir que se encontraba en una especie de purgatorio de la existencia. Respiraba, veía, de vez en cuando formulaba algún pensamiento- generalmente para sí mismo- y poco más. Pero estaba vivo. Nadie lo podía negar; de no tratarse de algún acérrimo en su contra. Nunca falta quien niegue la evidencia. De hecho, Bim- para sus adentros- se encontraba bastante vivo. Esto es; no tenía queja de su vida, por muy aparentemente insignificante que resultara hacia fuera. Y fue esta confianza contra pronóstico la que le hizo caer en gracia a la que hubiera de ser su señora. Le resultó simpático- a ella- aquel sujeto alcoyanesco que contra el cálculo más optimista conservaba una fe inquebrantable en el futuro. De hecho, Bim, en su propia escala de valores no era un mindungui o don nadie más, sino al contrario. Le bastaba con ver su reflejo en los ojos de la profesional de la belleza para ser feliz. Con ello se encontraba en la cima del mundo. Pero eso fue algún tiempo después: cuando abandonó la costumbre de mirarse en los charcos como fe de vida, cuando dejó de buscar entre el barro una prueba de existencia.

Texto agregado el 08-08-2017, y leído por 16 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2017-08-08 11:38:08 EXELENTE***** yosoyasi
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]