La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / respondom / Soy un niño.

 Imprimir  Recomendar
  [C:580772]

SOY UN NIÑO*






Soy un niño casi como cualquier otro, tengo algunas rarezas pero eso a nadie interesa, ni a mis padres, quienes nunca se ocuparon de mí. No voy a la escuela, hace mucho que la dejé maldiciendo a todos, a los otros niños, a la maestra y al director junto al hombre viejo que hace la limpieza.

Soy un niño que ya no sufre, tampoco juego con carritos, ni pelotas. A pesar de mis doce años nada me divierte porque camino siempre al lado de la muerte. Tengo un trabajo para no tener hambre, ya me olvidé de ella desde hace mucho tiempo y espanté la de mis hermanos y la de mis padres. Para eso gano dinero, mucho, tanto que alcanza para todos y para todo.

Hasta compré una tele para mamá que se la pelea a mis hermanos a la hora de la telenovela. Lo que me pagan alcanza también para los alcoholes de mi padre y para sus putas. Gano tanto, que de lo que le doy a mi madre recibe una parte su compadre. Para eso es el dinero, para todo ese desmadre.

Soy un niño que crecí de pronto. Tengo responsabilidades en mi trabajo. Me encargo de tener siempre listos los tambos, esos grandes de doscientos litros. Me ocupo de que nunca falten los ingredientes, el ácido o la sosa cáustica, muchos kilos de estos y todo lo demás que se ocupa para hacer nuestro trabajo. También debo estar pendiente, junto con el Rulo y el Taras para cuando lleguen las camionetas con el “encargo”, casi siempre de madrugada. La mayoría de las veces los traen bien muertos, otras todavía patalean, entonces entre los tres chamacos terminamos de rematarlos a garrotazos.

Luego debemos entambarlos, si caben dos cuerpos mejor, sino ni modo, trabajamos doble. Santiago, el hombre cojo quien nos dirige se encarga de lo demás. Él echa el ácido o la sosa sobre los cuerpos de los muertitos hasta que se deshacen. El Rulo y el Taras pegan carrera porque no soportan la pestilencia que sigue cuando los disolventes desintegran los cuerpos. Santiago, a quien le dicen el Pozolero, —no sé por qué, si lo que queda al final de su trabajito no parece pozole, es como gelatina— me ha dicho que aprenda bien el “oficio” para cuando él ya no pueda hacerlo, yo tome su lugar. Enseña bien el cabrón, mejor que la maestra que tenía en la escuela. A esa vieja por cierto, nomás me lo autorice el mero comandante Teo, la voy a entambar para desquitarme de todos los regaños y castigos que me hizo pasar delante de todos los chamacos.

Soy un niño que les puede parecer bastante raro. Consumo cigarros de marihuana, me atasco de cocaína y solventes. A mi edad aquí donde vivo eso parece poca cosa. Porque como yo, hay cientos de chamacos que somos como colillas de cigarro que se van consumiendo poco a poco o de plano viene alguien y nos aplasta. Sí, soy un niño-hombre que gana mucho dinero trabajando a diario muy cerca de la muerte. Sí, convivo con la parca ¿y?, no sé si eso es buena o mala suerte, es mi trabajo y me gusta, lo demás vale un carajo porque soy un niño sicario.








_________________________________
*”Exprimiendo a Google”, solo por divertimento, como un ejercicio pueril si ustedes así lo quieren. Nada de egolatría exacerbada convertida en delirio senil. No deseo caer en el pendejismo de creerme un escritor excelso nada más porque creo tener “el ingenio” de engañar a los lectores con una dizque creatividad que proviene de la red. Por ello, para evitar engaños y/o desengaños, adjunto las referencias de este texto para lo que pudiera ofrecerse. Yo no pienso ni digo que alimento a Google, eso se lo dejo a cualquier pendejo que ha llegado a su decrepitud, como el cangrejo, incapaz de ir más lejos.

Ni mucho menos me vanaglorio de las excentricidades que escribo, porque lo poco, muy poco que sé, también me ha costado. No quiero declararme poseedor de la verdad ni presumir, cual “síndrome de la gallina”. Porque aquel plumífero cacarea, cacarea y cacarea cuando pone un huevo, (como alguien que escribe acá) olvidando la desgraciada gallina, que su producto ha salido embarrado de mierda.

Tampoco, ¡Dios me libre de ello!, pretenderé disimular una soberbia y pedantería infinita, atribuyéndole a la envidia de los demás, si la hubiera, la falta de cojones para reconocer mis limitaciones, como suelen hacerlo aquellos endiosados en el supuesto de que son el sensei del sitio. La ancianidad se debe llevar con dignidad, para qué asumir actitudes ególatras e infantiloides.


http://www.proceso.com.mx/406456/el-pozolero-un-albanil-que-acabo-disolviendo-en-sosa-caustica-300 -cadaveres
http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/08/140821_mexico_desaparecidos_pozolero_an

Texto agregado el 07-08-2017, y leído por 257 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2017-08-08 02:26:17 Por cierto: todos alimentamos Google. Busca: Wendy Sulca, Colibritany, Stephen Hawking, o en, https://tinyurl.com/jkb9763 y ya lo verás. eRRe
2017-08-08 02:22:10 Difiero un poco de Clorinda (no del todo): el tema no está nada mal. Solo esta observación: el lenguaje utilizado no es muy literario; parece haber pasado por un filtro para hermanarlo con todo un contenido mayor que habla de otros temas. eRRe
2017-08-07 22:49:39 En cuanto a tus palabras "Ni mucho menos me vanaglorio de las excentricidades que escribo", quizás sean un ejemplo claro del dicho que dice: "La gallina que cacarea es la puso el huevo". Cosas similares he leído en otros textos tuyos y de tu clon. Resultado: ya has puesto muchos huevos. Esperamos que estén limpios. De lo contrario corre a lavarlos. Clorinda
2017-08-07 22:41:35 El texto está bien. Es la cruda realidad, lamentablemente. Lo que no entiendo es el ejemplo de la gallina. Entiendo que si su producto quedó sucio por algo, eso se soluciona simplemente con un poco de agua. Es simple: una vez limpio, el producto tiene el mismo valor que antes. ¿Acaso si tienes la mala suerte de manchar tus manos con algo, definitivamente pierden su valor y quedan inutilizadas para siempre? No dudo que correrás a lavártelas y asunto solucionado. Clorinda
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]