La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / Clorinda / El aplaudidor

 Imprimir  Recomendar
  [C:579699]

El aplaudidor:



La obra de teatro que había pegado fuerte ese verano estaba por comenzar y los espectadores, ansiosos, ya estaban ubicados en sus respectivos asientos.

Detrás de las bambalinas el elenco de actores había decidido esa noche, por única vez, acortar algunas instancias de la función porque a la salida habría una cena para todos festejando los cinco años de rotundos éxitos.

La obra, como siempre, fue muy ovacionada. Nadie notó que faltara nada del argumento y la gente aplaudía a rabiar. Los aplausos eran intensos aunque acotados porque nadie quería perderse lo que seguía de la representación.

En las primeras filas había un señor ataviado con frac y moñito, de aspecto agradable, que aplaudía sin parar.

-Seguramente es alguna persona muy cercana al elenco –pensaban algunos.

A medida que transcurría la obra se repitió este hecho hasta impacientar al público, e incluso a los actores, ya que con tantos batimientos de palmas se dificultaba la audición en la sala.

Cuando concluyó la función el aplauso se hizo sostenido, pero los actores saludaron rápidamente para dar, según lo decidido, pronto fin al espectáculo.

Todavía se oía el batir de palmas del sujeto de impecable vestimenta, mezclado con los comentarios de los espectadores que desalojaban la sala y que lo miraban con desprecio después de haberlos molestado toda la noche con sus aleteos de colibrí descolocado. Al fin se alejaron alzando los hombros, salvo el acomodador que, risueño, lo escuchaba batir las palmas rítmicamente.

Por fin, perdiendo la paciencia, lo encaró sin más rodeos.
-¿Qué le pasa? ¿Se volvió loco? ¡Es hora de dejar de aplaudir¡ ¡La obra se acabó…! ¿No ve que la sala está vacía?

Sin dejar de aplaudir y mirando su reloj el sujeto explicó:
-Me contrataron como aplaudidor por cuatro horas… ¡Todavía faltan diez minutos!



PS: Por razones de condiciones que debía reunir el texto (sobraban palabras) a este segundo cuento se le quitó lo que el aplaudidor, al final, masculló entre dientes:

-No quiero que me pase como la otra vuelta, que no me pagaron porque me confundí de sala.

Texto agregado el 04-07-2017, y leído por 112 visitantes. (15 votos)


Lectores Opinan
2017-07-04 22:09:31 Jajaja, genial!! Me gusto muchísimo, las imágenes se suceden en la medida en que avanza tu relato. Te felicito. Un abrazo dulce. gsap
2017-07-04 21:16:03 Un tipo muy profesional! jajaja sheisan
2017-07-04 21:07:04 Un tipo muy profesional! jajaja sheisan
2017-07-04 16:45:25 Buen segundo puesto!!!!! juancarlosII
2017-07-04 15:08:07 buen relato seroma2
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]