La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / grilo / Tararí, tararí... el toro va a salir.

 Imprimir  Recomendar
  [C:579293]

"Lo que Juan dice de Pedro, dice más de Juan que de Pedro".

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Tauromaquia


  El caballo, como el toro, 

si es valeroso y es fuerte,

da el pecho al aire y se enfrenta

cara a cara con la muerte.


*

El alma del toro es clara

y pura como el cristal;

y su inocencia es tan rara

porque es sobrenatural.


*

Darle a cada cual lo suyo

no es tener que darle todo.

Al hombre, lo que es del hombre.

Al toro, lo que es del toro.


*


Ni el torero mata al toro,

ni el toro mata al torero;

los dos se juegan su vida

al mismo azaroso juego.


*


No trafiquéis con su alma.

No le perdonéis la vida

al toro bravo en la plaza.


Que es humana cobardía

robarle al toro su muerte

“a solas con su agonía”.


*


Piensa el toro y dice así

(y no lo dice por mí):


Mi muerte no es cosa mía

aunque a mí me lo parezca.

Vosotros tenéis mi muerte

como yo tengo la vuestra.


La vida que me rodea

es la que está muerta en mí

como yo lo estoy en ella.


         (José Bergamín)



https://www.poemas-del-alma.com/la-sangre-derramada.htm



¡Que no quiero verla! 

Dile a la luna que venga, 
que no quiero ver la sangre 
de Ignacio sobre la arena. 

¡Que no quiero verla! 

La luna de par en par. 
Caballo de nubes quietas, 
y la plaza gris del sueño 
con sauces en las barreras. 

¡Que no quiero verla! 

Que mi recuerdo se quema. 
¡Avisad a los jazmines 
con su blancura pequeña! 

¡Que no quiero verla! 
La vaca del viejo mundo 
pasaba su triste lengua 
sobre un hocico de sangres 
derramadas en la arena, 
y los toros de Guisando, 
casi muerte y casi piedra, 
mugieron como dos siglos 
hartos de pisar la tierra. 
No. 

¡Que no quiero verla! 

Por las gradas sube Ignacio 
con toda su muerte a cuestas. 
Buscaba el amanecer, 
y el amanecer no era. 
Busca su perfil seguro, 
y el sueño lo desorienta. 
Buscaba su hermoso cuerpo 
y encontró su sangre abierta. 
¡No me digáis que la vea! 
No quiero sentir el chorro 
cada vez con menos fuerza; 
ese chorro que ilumina 
los tendidos y se vuelca 
sobre la pana y el cuero 
de muchedumbre sedienta. 

¡Quién me grita que me asome! 
¡No me digáis que la vea! 

No se cerraron sus ojos 
cuando vio los cuernos cerca, 
pero las madres terribles 
levantaron la cabeza. 
Y a través de las ganaderías, 
hubo un aire de voces secretas 
que gritaban a toros celestes 
mayorales de pálida niebla. 
No hubo príncipe en Sevilla 
que comparársele pueda, 
ni espada como su espada 
ni corazón tan de veras. 
Como un río de leones 
su maravillosa fuerza, 
y como un torso de mármol 
su dibujada prudencia. 
Aire de Roma andaluza 
le doraba la cabeza 
donde su risa era un nardo 
de sal y de inteligencia. 
¡Qué gran torero en la plaza! 
¡Qué buen serrano en la sierra! 
¡Qué blando con las espigas! 
¡Qué duro con las espuelas! 
¡Qué tierno con el rocío! 
¡Qué deslumbrante en la feria! 
¡Qué tremendo con las últimas 
banderillas de tiniebla! 

Pero ya duerme sin fin. 
Ya los musgos y la hierba 
abren con dedos seguros 
la flor de su calavera. 
Y su sangre ya viene cantando: 
cantando por marismas y praderas, 
resbalando por cuernos ateridos, 
vacilando sin alma por la niebla, 
tropezando con miles de pezuñas 
como una larga, oscura, triste lengua, 
para formar un charco de agonía 
junto al Guadalquivir de las estrellas. 
¡Oh blanco muro de España! 
¡Oh negro toro de pena! 
¡Oh sangre dura de Ignacio! 
¡Oh ruiseñor de sus venas! 
No. 
¡Que no quiero verla! 
Que no hay cáliz que la contenga, 
que no hay golondrinas que se la beban,
no hay escarcha de luz que la enfríe, 
no hay canto ni diluvio de azucenas, 
no hay cristal que la cubra de plata. 
No. 
¡¡Yo no quiero verla!!

(Federico García Lorca)


Merlín!!, ya verás como embiste algún toro de dos patas. Ja, ja...prepara el capote y la espada. Que hoy vas a aprender a torear

NINGÚN ATAQUE SIN RESPUESTA A NUESTRO PAÍS

Vamos a empezar con un par de verónicas, lo que llaman unos lances de saludo, con el capote a dos manos, en frente, para ver con qué pitón va mejor. Hey!!, toro!!, hey!!

Así me gusta, con temple...

Embiste, toro bonito, 
Embiste, por caria… 
Morir se me importa un pito, 
Pues nadie me iba a llora. 
Aquí no hay plaza, ni hombre, 
Ni traje tabaco y oro. 
Aquí no hay plaza, ni hombre 
Que esta delante de un toro. 
En matarme no repare, 
Te concedo hasta el perdon… 
Y como no tengo mare, 
La macarena me ampare 
Si me cuelgas de un pitón. 


20-06-17
¿ Ya terminaron?. Y dónde digo yo que apoye o guste de la tauromaquia. Sin embargo todos lo dieron por hecho. Es sacar un capote y "embisten" Merlin.

Texto agregado el 19-06-2017, y leído por 127 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
2017-06-22 15:49:00 Gracia Lorca es un puto sanguinario y cobarde que asistia a las matanzas de toros para satisfacer su mente de sicópata, marica hijo de puta bien te fusilaron soplapollas.- hippie80
2017-06-19 20:10:59 Mujer-Diosa, los toros son encerrados tres dias, envenenados, electrificados y golpeados hasta el cansancio, en sus ojos ponen àcido y quimicos en su panza para que entre a enfrentar al puto "maestro" sin riesgo para el payaso. Asì cualquiera es valiente, en el fondo son maricos que tiemblan de miedo, lo demostrò la muerte del ultimo torero en francia. hippie80
2017-06-19 20:07:25 Mucha razon tienes Sol, hay escuelas de asesinos toreros en españa financiados por el gobierno donde se enseña a los niños el uso de armas blancas, y practican con animales bebes, que no tienen posibilidad alguna de defenderse. Estos animales bebes son acuchillados cientos de veces por los bastardos alumnos bajo la mirada sicopata de "profesores" de esta cultura basura despreciada en todo el mundo civilizado. hippie80
2017-06-19 20:03:01 Garcòa lorca ha dicho : «El toreo es probablemente la riqueza poética y vital de España, ... si una costumbre macabra, cobarde y sanguinaria es la riqueza de un paìs, entonces el marico de lorca estaba enfermo, o era un sicòpata sin remedio. hippie80
2017-06-19 19:17:49 Perdón por las repeticiones pero es que soy muy lorquiana y me exalto. Tampoco me gusta la fiesta pero no gozo con la muerte de los toreros. Hipsipila
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]