La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / joeblisouto / el viaje...

 Imprimir  Recomendar
  [C:577204]

los sentimientos nacen y les surgen alas... vuelan y nos dejan un sabor agridulce de lo que pudo haber sido... ése es mi caso... siempre quise volar... miraba a las personas y esperaba el momento en que partieran con sus alas abiertas, pues, sabía que todos tenían un ángel escondido muy cerca de ellos... y en mi caso igual... muchas noches esperaba su voz que no salía por ningún lado... pasó el tiempo y nada... hasta que una tarde en que me sentí tan agotado de luchar contra un mundo ruin y temeroso de sí mismo, escuché una voz que brotaba dentro de mí... haz las cosas bien, no te apresures que todo está controlado... haz lo que puedas que haré la diferencia... y eso hice a lo largo del resto de mi vida, pero, aun no brotaban mis alas... una noche le pedí a la voz que me diera alas... y escuché por respuesta el silencio mas hermoso que jamás había sentido... toqué mi espalda y sentí que se desplegaban unas alas del color de mi piel, como si siempre hubieran estado allí, enrolladas... eran tan finas como el papel... las vi abrirse y agitarse como si tuviera dos miembros... ya en control, subí al techo de mi solitaria casa y luego de quitarme las ropas, me dispuse a volar... volé y fue tan increíble como en mis sueños... volé de un lugar a otro... vi el amanecer y el atardecer de un lugar a otro mas lejano... fui a visitar a quien mas amaba o quería... pude ver bastante encogido toda la Serie A de la Liga Italiana... pide subir a la parte mas alta de la Torre Eiffel... luego las Pirámides de Egipto y la Gran Muralla China... fue bastante bello, pero, aún así, no me llenaba pues algo dentro de mí quería entender... el saber que uno es como una planta que nace, crece, se reproduce y muere, me angustiaba... tenía que haber un sentido... o, como las plantas, encontrar el fruto de nuestra existencia... allí empecé a dejar de viajar en círculos... las noches eran como los días... tenía que haber un sentido para mi vida... y allí escuché la voz que me decía que buscase la verdad... la verdad... la verdad... qué palabrota... empecé a volar, pero esta vez hacia la luz del Sol... directo... directamente... sin dudar... mas y mas me llenaba de su luz... mas y mas empezaba a dejar mis alas, mis carnes, mis dudas... hasta quedar aquel ser que siente... y seguí hacia aquella luz que mas y mas se hacía mas y mas grande, hasta que en un instante entendí todo... y luego, todo se hizo luz...

Texto agregado el 27-03-2017, y leído por 103 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]