La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / -ZEPOL / SECRETO DE AMOR

 Imprimir  Recomendar
  [C:577035]



Denso de polvo y olvido encontré en el desván un sobre. Me sentí indiscreto cuando solté la cinta roja, ayer tan encarnada y tan fragante, celadora de un pecado antiguo, una pasión añeja ahora desteñida como las letras bermejas escritas con elegante caligrafía de la época.

Era difícil no evocar los efluvios del amor hacia una muchacha de la cual jamás tuve noticia, o el perfume de gardenias, las faldas amplias, los carruajes tirados por caballos, las mantillas de encaje, los abanicos que disimulaban el brillo de ojos traviesos, los sombreros de copa y los guantes de cabritilla.

*****

Adorada Esmeralda:

La tarde que te conocí, el tiempo contuvo su aliento y sucumbió ante el desborde de tu escote y la ilusión de un delirio. Aquí en la alcoba donde el sol reía tras el ventanal con flores, ausente estás en mi presencia, no hay piélago más grande que mi llanto ni verdugo más cruel que mi tormento.

Nunca podré explicar el desfallecimiento que experimenté el día en que mis manos rozaron las tuyas. De pronto comenzaron a volverse luminosos los rosales y el dulce fruto del durazno se trocó en imagen fiel de nuestro amor prohibido. Te convertiste en luz y aposento de mi voz cansada, tu mirada furtiva y falsamente indiferente y la mía descarada e insolente se convirtieron en nuestro idioma cotidiano y cifrado. La menguada luz que doraba mis sienes entrecanas se bañó en el espejismo iluso de una aurora nueva y mis ojos carcomidos de pesar recobraron la gracia luminosa de mis años castos.

Más tarde llegó el deseo en calesa de penumbras arrastrada por horas sin prisas ni distancias. Tu voz suave como un trino supo convertir los momentos en milagros y vestimos la desnudez de la piel con la verdad del amor. La misma sangre –tuya y mía- regó dos corazones y un mismo palpitar. Negamos el pecado de sabernos ajenos echándole la culpa a ese forastero intruso que recaló en la playa de nuestras vidas honorables.

Ahora, separados por un océano imposible, de los sueños me quedan las cenizas, en ese mar de bronce que me roba tu aliento tan sólo boga una jauría de remordimientos. En mi casa, temerosa de sombras y de frío agoniza la luz rendida de una vela mientras los silencios, desde los rincones me gritan las palabras que nos dijimos en voz baja.

La seda de tus muslos es desolada tortura que quema mis recuerdos y alimenta mis celos, pues no faltará alguien en ese París licencioso que deslice sus manos por esa hacienda que antes fue mía y que por vez primera roturaron mis dedos y mis labios.

Mientras la luna alumbra mis ganas de vivir, cada noche más escasas, estas letras, escritas con mano enflaquecida por la tristeza atizan los reproches que me hago por tu ausencia. Y cuando andando el tiempo y el destino sientas que estás en el camino que a todos nos conduce al mismo puerto, aunque en ese momento rías y delires todavía, en la ermita de tu corazón tañerá una campana doblando a muerto…

Rodolfo.

*****

La carta jamás fue enviada…

Texto agregado el 21-03-2017, y leído por 488 visitantes. (28 votos)


Lectores Opinan
2017-05-23 12:28:16 Ttu mirada furtiva y falsamente indiferente y la mía descarada e insolente se convirtieron en nuestro idioma cotidiano y cifrado. Ausente estás en mi presencia, no hay piélago más grande que mi llanto ni verdugo más cruel que mi tormento. Hermosa misiva martilu
2017-04-28 05:56:37 Hermoso amor plasmado en bellas letras... Thetinu
2017-04-18 10:32:20 Ah, el amor el amor. Quién no ha tenido alguno secreto en la vida, aunque lo haya gritado a los cuatro vientos. Gracias Oscar por recuperar este texto de la memoria perdida. Gcarvajal
2017-04-06 01:36:36 ah Florentino Aritza, evoco esa imagen, ese personaje del gran nobel al leer esta carta como que el texto y el contexto me llevan a eso un abrazo Noc
2017-03-31 04:22:59 En los espejismos de un pasado tornado al presente, en prosa poética versan tus palabras, que nos traes un romance de otros tiempos a este. La añoranza se desborda en un dulce romanticismo. spirits
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]