La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jdp / NO SUELO PEGAR TEXTOS DE OTROS EN ESTA PÁGINA, PERO HOY ME PARECIÓ QUE REPRESENTA MI SENTIR ANTE LA AGRESIÓN Y ACOSO VERBAL A MUJERES

 Imprimir  Recomendar
  [C:576940]

ESTO FUE PUBLICADO EN CHILE POR THE CLINIC Y ESCRITO POR LA VÍCTIMA JAVIERA QUIEN LO SUBIO A LAS REDES , DE UNA SITUACIÓN REAL RECIENTEMENTE VIVIDA POR ELLA COMO USUARIA DEL METRO EN SANTIAGO DE CHILE. Y REPRESENTA MI SENTIMIENTO ANTE CUANDO UNA MUJER ES AGREDIDA Y MALTRATADA POR EL MEDIO QUE SEA Y LAS DIFERENTES REACCIONES DE QUIENES ESTÁN CERCA, ENTERÁNDOSE, OBSERVANDO, CALLANDO, HACIENDO COMO QUE NO SABEN QUE ESO SUCEDIÓ O LOS MAS OSADOS COMO EL CASO DEL HOMBRE QUE ESTA NOTA DEJA COMO PROTAGONISTA PRINCIPAL, SIENDO QUE NO FUE EL AGRESOR EN PRIMERA VOZ, PERO SI, LO FUE POR SU TONTA DEFENSA AL AGRESOR ACOSADOR Y MALTRATADOR VERBAL, O SEA, SE CONVIERTE EN EL AGRESOR EN SEGUNDA VOZ. AQUÍ LO CURIOSO ES QUE EL AGRESOR ACTUÓ ASOLAPADO, AL OÍDO, EN UN LUGAR PÚBLICO PERO EL EN VOZ BAJITA EN SU OÍDO, O SEA, NO TENÍA LA MENOR INTENSIÓN DE SER PUESTO EN EVIDENCIA, LA SORPRESA PARA ÉL FUE LAS AGALLAS DE JAVIERA QUE LO HIZO PÚBLICO AL
MOMENTO Y AHI POR SUPUESTO QUE HUYÓ, SI EL QUE ACTÚA ASÍ, CON VOZ AL OÍDO QUE NADIE MAS ESCUCHE ES UN COBARDE Y SU COBARDÍA QUEDO DE MANIFIESTO AL HUIR. LUEGO, EL SEGUNDO TIPO, EL QUE RECIBIÓ EL HELADAZO, CLARO, SE PODRÍA DECIR NO FUE COBARDE YA QUE SACÓ LA VOZ INCREPANDO A LA MUJER POR SU REACCIÓN, NO LO DIJO BAJITO, SI NO QUE SACÓ LA VOZ PARA DEFENDER AL ACOSADOR, PERO, SU DEFENSA AUNQUE ABIERTA, CON VOZ ALZADA PARA QUE LO ESCUCHEN LOS CERCANOS AL ESCENARIO Y ESPERAR TAL VEZ MAS VOCES QUE LE HAGAN ECO, NO LO HACE VALIENTE, YA QUE LA SITUACIÓN QUE DEFIENDE ES ABSOLUTAMENTE INDEFENDIBLE. INTERESANTE PARA REFLEXIONAR SOBRE LOS MÚLTIPLES MATICES QUE TIENE LA COBARDÍA, SUS SUJETOS Y SUS ACCIONES. jdp
AQUÍ EL LINK DE LA FUENTE DE ESTE TEXTO:
http://www.theclinic.cl/2017/03/15/final-epico-mujer-que-comia-un-helado-deja-chiquititos-a- dos-hombres-que-en-el-metro-la-acusaron-de-ponerle-color-tras-recibir-fea-talla/

Final épico: Mujer que comía un helado deja chiquititos a dos hombres que en el metro la acusaron de “ponerle color” tras recibir fea talla
The Clinic Online 15 Marzo, 2017 Tags: Chilean News, cosificación, feminismo, Helado, MAchistas, metro, metro tobalaba, mujeres, Tobalaba
Fotos: Agencia Uno

“Situación importante (y obligatoria) de compartir: Hace un par de días, salí de mi casa camino al metro. Me dieron ganas de comprarme un helado de cono, cosa que hice al llegar a Tobalaba (sí, soy una mujer de gustos sencillos). Iba mega feliz con mi helado de vainilla (fomeque, pero me gusta). Entonces, no sé de dónde, justo antes de meterme al metro, se me pegó un hombre a susurrarme en el oído (sentí su respiración en la nuca, ese nivel de cerca) a decirme: “Oiga, que le gusta chuparlo, mijita”, unquote”.

Así comienza la viralizada denunciada por Facebook realizada por la usuaria Javiera Larraín, en la que narra el repudiable acto de dos sujetos que la cosificaron y le afirmaron que le ponía demasiado color con escandalizarse con ese tipo de tallas.

En su relato, Javiera recuerda que “yo, ilusa de mí, me dije que era alguien que me conocía y me hacía un comentario de pésimo gusto, porque nada po, no podía haber un weón tan asqueroso por la calle. Y sí, los hay. Me doy vuelta y él me mira cagado de la risa con su talla y con una cara de grotesca degeneración. Porque claro, cómo mierda se me ocurre andar languateando un helado en la vía pública, una provocación espantosa, en qué estaba pensando. Yo lo increpo y comienzo a gritarle a viva voz, que diga fuerte su ‘gracia’, impidiéndole que bajara al metro”.

Fue en este minuto, afirma, que “un ejecutivo de 30 y algo, muy terneado, muy pinta perrito-zorrón-papa me increpa diciéndome: ‘Pa que tan histérica, que le dai color. Si el loco, fuera rico o lo encontrarai guapo estaría muerta de la risa'”.

Añadió que “frente a mi estupefacción, el hombre que me acosó se escabulló por el metro. El ‘terneao de H&M’ (como bauticé al otro espécimen) seguía insistiendo en la desproporción de mi reacción y en la neurosis de mi género, pues poniéndome como ejemplo se refería a ‘todas las mujeres’ que dábamos un color increíble cuando nos decían algo en la calle, y solo porque nos hablaban ‘puros weones en nada porque si fueran guapos no dirían ni pío’, como el mismo sentenció con vehemencia”.

En otros pasajes, Javiera soltó que no aguantó más y decidió descargarse por toda esa injusticia y machismo que estaba sufriendo: “Después de rebatirle brevemente, y comprobar que tenía un monito de lata que apretaba platillos sin cesar en su cerebro, le tiré (más por instinto que otra cosa) mi helado de cono. Y toda mi vainilla se chorreó por su pulcra chaqueta, su camisa, su corbata de marca, su pantalón y hasta uno de sus exclusivos zapatos”.

En este preciso instante la historia agarra un vuelco inesperado pero épico y aplaudido por todo el mundo que ha podido leer su relato: “Evidentemente, el terneao comenzó a gritarme que si yo estaba enferma y era loca, y yo le respondí: ‘Pero, compadre, qué le dai color, si tú me encontrarai guapa o rica, estariai cagado de la risa, o no? Pa qué tan histérico?’. Dicho esto, me di media vuelta y seguí mi camino al metro. Por lejos, el mejor helado que no he comido en mi vida”.

“Pa qué cuento esto? Porque, por desgracia, son muchos los hombres (y también muchas mujeres) los que creen que ‘una le da color’. Que creen que cuando decimos que estamos cansadas que nos acosen, que nos violenten, que nos paguen menos, que nos maten, le estamos dando color. No le estoy dando ni un color, porque esos dos weones me cosificaron, me hicieron sentir insegura y vulnerable, solo porque se les dio la gana. Lograron modificar toda mi tarde, ya que quedé entera tiritona post-incidente y recién ahora me siento capaz de contarlo. Y si alguno/a de los que me lee ahora, sigue creyendo que le doy color… Nada po, ojalá les caiga un helado volador en la cabeza. Ya, basta”, cerró.

Texto agregado el 16-03-2017, y leído por 126 visitantes. (15 votos)


Lectores Opinan
2017-03-17 05:02:41 Excelente aportación, Julieta. Un abrazo grande, Julia_Flora
2017-03-16 23:04:12 Está muy bien traido el caso. ***** grilo
2017-03-16 22:47:49 Una valiente actitud,que desafía la estupidez de ciertos especímenes que se las dan de machotes y que tienen que rellenar sus calzoncillos con trapos,a falta de pelotas.UN ABRAZO. gafer
2017-03-16 19:03:41 Aplaudo, no tanto porque sea mujer, sino porque muchos se sienten seguros al actuar ante alguien que creen indefenso, lo agreden, lo humillan y el corro de indolentes aplaude esta valiente gestión. Viva el heladazo, sentí la vainilla vengadora en mi conciencia de persona que repele todo tipo de injusticia. guidos
2017-03-16 18:52:18 ¿Sabes lo más triste del caso, amiga Julieta? Que hay féminas que por comodidad preferirían que las mujeres agredidas mantengan silencio porque noticias como esta que publicas, LES INCOMODA SU SENSIBILIDAD Y DELICADEZA. Me gustaría saber hasta dónde les duraría si fueran ellas las atacadas. Un abrazo, amada amiga por tu honestidad. SOFIAMA
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]