La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Corona de estrellas

 Imprimir  Recomendar
  [C:576914]

El poder de la diosa mujer fue ocultado; su energía femenina se desvaneció pero volverá a florecer entre el jardín del olimpo de luz.

Desdé hace mucho pero mucho tiempo seres de luz arribaron para enseñar en verdadero conocimiento, valientes guerreros voluntarios se ofrecieron para batallar y proteger los seres de luz. Fieros guerreros guardianes de la madre tierra pero las facciones opuestas con el poder de la oscuridad a toda costa evitan el dominio del conocimiento al mundo.
Los ejércitos en el nombre del señor; dios todo poderoso de la oscuridad se les dio la orden de asesinar a todo SER de luz para mantener la visión lineal de la existencia, entrenando la percepción de las mentes para ver la realidad determinada, dirigida, gobernada por la cábala de la hechicería.
Los seres de luz eran asesinados, quemados, torturados, crucificados juzgándolas como brujas malvadas, los guerreros voluntarios imperdonables chocaron cuerpo a cuerpo, sus espadas tronaron, la sangre maleva fue regada. Esos guerreros voluntarios perdieron la batalla, muchos de ellos fueron desmembrados y llevaron sus partes a cada esquina de las cuatro partes de la tierra.
El miedo con su poder se apodero del trono de la mujer diosa y su sagrada energía, el AMOR se tergiverso para reforzar el viejo pensamiento de separación; las viejas expectativas del pensamiento limitado fomentado dejan huellas en las células. Los libros y manuscritos antiguos fueron destruidos y se convenció a las masas de que alguien les debe gobernar, diseñaron un mundo para lo material y se diseñó el modelo predominante del pro del dios de amor fuera de sí mismos y desapareció lo femenino de la consciencia humana.
La energía limitante con su programación y control mental se gobernó con el miedo y su fuerte baja y lenta vibración aniquilo la decisión de SER a la joven humanidad; su estructura genética fue manipulada y la biología fue modificada para los patrones de conducta exigidos.
Antes de que una nueva era se avistara nacieron de nuevo los guerreros voluntarios del universo y como guerreros arco iris se les dio espacio en su libre albedrío para decidir si querían volver a casa o continuar con la sagrada misión; varios de esos guerreros benditos volvieron a casa para apoyar con sus altas frecuencias, otros se quedaron a batallar de nuevo, sus alas de siete colores se volvieron cenizas que se llevó el viento, quebrando el sistema se aboliría la tiranía.
Los guerreros arco iris al servicio de la madre divina emprendieron la batalla después de despertar y tener que recordar todo de nuevo. En un mundo de adivinanzas los duendes elementales encontraron los guerreros arco iris en su camino de obstáculos, dicen sonrientes: no tiene nombre ni vida, no respira aire vital, no ha sido moldeado por los elementos, ninguna cubierta corpórea es su hogar, no necesita medios para evolucionar, ningún orgullo le acaricia, está más allá de todas las creencias religiosas, por encima del oro y la fortuna, no tiene virtud ni vicios, ni placer ni dolor, no es textos sagrados, ni ofrendas ni oraciones, ni peregrinajes, no se divide en catas ni razas, no es apacible de muerte, ningún atadura ni nacimiento le aprisiona ¿¡qué maravilla podrá ser!? Despierta.
Un reloj de arena comienza a caer con cada grano. Todo está grabado en las células, las memorias a través del tiempo inmemorial y después de que los siete sellos se abren se descubre la respuesta a la adivinanza: es consciencia, alegría para la bien aventurada disolución.
El cambio de consciencia sujeto a lo oscuro de lo mental se transforma en cristales de luz para explorar y ver más allá de las ideas, visión y mundo. Surgen cuatro guerreros cristal arco iris en cada esquina de la tierra entre un círculo sagrado para rescatar la corona de estrellas para llevarla al reino de la diosa mujer.
La corona de estrellas es energía pura que transmutara la energía de guerra en paz, de odio y de rencor en poderosa energía de AMOR y perdón; retornando la energía a la madre diosa, del aspecto femenino del creador: energía de cuidado, generosidad, AMOR compasión, contención.
La corona de estrellas no puede ser destruida y está custodiada bajo la radiación de la energía masculina. Escondida la corona en una gran caverna custodiada por un monstruo feroz cae al instante al filo de las espadas de los guerreros arco iris que con su energía de protección, de fuerza y voluntad con impulso se alinean con la energía femenina para fusionar los opuestos, equilibrando energías se integra las polaridades para un nuevo nivel de femenino y masculino.
La corona de estrellas tiene energía de transformación masculina, asertivas y dinámicas transforma la energía en el espacio de la materia; la energía femenina es receptiva y dan forma a la materia, trabaja con energía de regeneración y sustentación de la creación. Equilibradas las energías femeninas y masculinas trabajan al unísono con armonía.
Los guerreros arco iris llevan la corona al templo de la mujer; coronada se comienza a sentir la energía femenina y la necesidad de fusión surge. Ascendiendo a las inaccesibles profundidades la consciencia de la madre Gaia y su energía femenina dentro de nosotros se expande para surgir el AMOR y sanar las heridas del ADN con el poder sagrado a través del corazón sanado la vida y la creación. Dejándose fluir a las energías en equilibrio se siente la capacidad de entrega que alberga y cobija el momento dimensional lumínico en tonalidades del alma y expresiones del espíritu. Creando mundos probables se integra de nuevo el conocimiento de la propia valía en sincronía con la ley cósmica irradiando inconsciencia a la humanidad. La corona de estrellas en la diosa mujer les da entendimiento para comprender y disfrutar la sagrada sensualidad y sexualidad, emergiendo sentidos sutiles, intuición, claridad interior y sensibilidad hacia la vida despierta su impulso creativo y poder de co- creacion; la lluvia fresca permite que las semillas de luz crezcan entre lo femenino, sutil y positivo, dulce que re significa su útero portador de semillas de luz; honrando su sexualidad como preciado regalo, siendo la maternidad su don son portadoras de vida del óvulo y la esperma que deja huella en las células del niño.
La nueva mujer integra, sintiéndose completa conquista el AMOR y la unidad en consonancias con la madre tierra y el principio femenino. Bella y magnánima mujer diosa empoderada de su sacralidad, fuerza nutriente.
La energía en el templo se acelera para construir nuevos elementos y organizar el ADN con frecuencias. Surgiendo la multiplicidad el lugar mágico universal para expresar todas las frecuencias vibratorias y envolver a la gente en un cuerpo de luz primigenio.
Conectando con otros niveles de energía la habilidad de la mente trasciende el cuerpo.
La energía femenina en la nueva era reclama su poder para nuevos tiempos dinámicos para desvanecer la decadencia total basada en el egoísmo. Reviviendo el ahora la energía femenina vuelve al trono de la integración vibratoria y cuántica.
Los guerreros arco iris lucharán hasta el final, será su victoria en la guerra. Cuidando la corona de estrellas para ayudar expandir el glorioso poder femenino, diosas divinas.
La corona de estrellas es energía masculina y femenina, surge en el momento mismo y se expande, se co-crea fractal mente para desdoblarse, se observa a sí misma y percibe que es magia de vida.

j.c.n-14-3-2017

Texto agregado el 15-03-2017, y leído por 86 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]