La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / grilo / El picapedrero - Cuento popular chino

 Imprimir  Recomendar
  [C:576610]

El picapedrero – Cuento popular chino

Un cuento que leí cuando era pequeño, y que quiero compartir.

Durante la época en que se construía la Gran Muralla, vivió un pobre diablo que trabajaba como picapedrero. Chen Ple-Hua, éste era su nombre, pasaba los días renegando de su existencia, con enormes pesares y amarguras. No había noche que antes de dormirse no pidiese a los dioses el poder cambiar su suerte.

Cierta noche, cuando apenas se había quedado dormido, una gran luz inundó la estancia y un dios chino se le apareció.

He oído tus pensamientos, tus quejas –dijo el dios.

— No soy feliz, -le contestó-, con mi pobre sueldo apenas puedo tener una choza donde malvivir, no puedo permitirme el lujo de tomar una taza de té. Mientras que otros…

¿Y qué deseas ser?. ¡Dime!–dijo la aparición.

— Un gran Mandarín –contestó Chen-, ellos viven bien y tienen cuanto desean. Pero, perdonad mi osadía gran señor. ¿Quién sois y cómo podéis ayudarme?

¡SOY EL DIOS DE LA AMBICIÓN! –respondió-, y he venido hasta aquí para resolver tus problemas. Quedarás pues convertido en un gran Mandarín. Al instante, Chen se vio rodeado y atendido por gráciles y bellas doncellas. Vestía hermosos ropajes de seda, poseía fortuna y un gran palacio.

Al día siguiente, Chen salió a dar un paseo por los jardines de su fastuoso palacio. La mañana era maravillosa y el sol lucía en todo su esplendor. Al ver el Sol, Chen pensó: Cómo molesta el Sol, me abrasa y nada puedo hacer. Ni tan siquiera me protegen las sombrillas de mis sirvientes. Quién fuese Sol.

De pronto se oyó la voz que dijo:

Ya que ese es tu deseo… ¡conviértete en Sol!

Y así, Chen se convirtió en el Astro Rey del día. Vagaba por el cielo dominándolo con su luz radiante, esplendoroso, se sentía tan poderoso...Pero una tarde, una densa y plomiza nube se interpuso en su camino, impidiendo que los rayos del sol pasasen a través de ella. Esto irritó enormemente al antiguo picapedrero que pensó:

¿Cómo una nubecilla osa ponerse en mi camino?
¡Quién fuera nube!

Y en menos tiempo del que se tarda en decirlo, Chen se transformó en una enorme y negra nube. La cual con un tremendo trueno se descargó en forma de lluvia torrencial, cayendo con enorme violencia sobre la tierra, y estrellándo un rayo contra una roca. La roca ni se inmutó. Ni la lluvia, ni el viento, ni el rayo conseguían dañarla. Entonces deseó ser como esa roca. Y al instante se convirtió en una. Aquello era otra cosa –pensó- ahora se sentía duro y fuerte, podía resistir la fuerza de los elementos... pero en esas, sintió unos terribles golpes, y vio a un hombrecillo desnutrido, que con un martillo y unas cuñas de madera, golpeaba sobre él (ahora convertido en roca), y arrancaba trozos de la tan poderosa roca.

Un grito surgió de su garganta:

— ¡¡Quiero ser como ese hombrecillo!! –y al abrir los ojos comprobó, que todo había sido un sueño.

Desde aquel día Chen Ple-Hua no volvió jamás a quejarse de su suerte, ni a desear ser otra cosa que lo que era. ¡Pedro picapiedras!.

¡Aquí os lo dejo!. Quién no se conforma y consuela, es porque no quiere...

Texto agregado el 05-03-2017, y leído por 179 visitantes. (15 votos)


Lectores Opinan
2017-03-10 20:18:10 Cuento ejemplar para enseñar a los niños a no estar siempre deseando ser o tener lo que son o tienen los demás. Creo que sirve para aprender a quererse. Un fuerte abrazo y besos. Marthalicia
2017-03-08 00:28:21 Pero no todo es malo. Me han contado que ahora, ese picapedrero fue contratado para construir un muro, que por prudencia y discreción no digo ni dónde ni con quién. Excelente cuento amigo Paquis. -ZEPOL
2017-03-07 05:52:15 excelente narración. sendero
2017-03-06 01:10:40 Nunca lo había escuchado, me encantó!!! Muchas gracias mi Grilito por traerlo. Sos un sol! jejee MujerDiosa
2017-03-05 17:56:25 Gracias por compartir un cuento con tan bella moraleja.UN ABRAZO. gafer
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]