La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Supremacía

 Imprimir  Recomendar
  [C:575560]

Al ser inferior izados los seres humanos y con miedo totalmente controlados, ha surgido de nuevo la humanidad como seres supremos dignos de su libre albedrío.

El mundo era una total mentira con la falsa idea ortodoxa de que un tal señor o dios obra de acuerdo a su propia voluntad por encima de la inmensidad natural del SER humano. Era un mundo de bajo nivel con una consciencia de supervivencia basada mediante los instintos; conseguir comida, enfocarse en el dinero, sexo, consumo, placer y proteger sus seres queridos. Necesitando obedecer erróneamente a líderes, gobernantes, estatuas de santos inertes ajenos a su magnánimo SER interior superior; con la falta de entidades ficticias superiores al SER humano quedan desorientados, tratados como rebaño creen en el sistema y la democracia.
Viviendo con miedo el cual es un error de percepción derivado de la ignorancia quedan sometidos fácilmente a un trabajo a cambio de un salario, y lo peor de todo de un mínimo miserable indigno de la fuerza de obra de un trabajador.
Al no gustar el cambio deciden vivir intensamente en un pasado o futuro destruyendo cada momento para descubrirse en un nuevo nivel de consciencia que les puede llevar a una supremacía personal sagrada. Sin poder entender en el mundo en que viven sufriendo, derrumbados por los problemas que no saben resolver, en constante miedo y estrés son presa fácil de la manipulación con instituciones religiosas y métodos científicos predominantes con pensamiento limitado buscan nuevas ideas y respuestas con teorías y todas las preguntas sin respuestas. Buscando respuestas racionales la humanidad cree que la vida es producto del azar y que llega el final con su muerte.
La humanidad estancada en ideas y alma con una mentalidad progresista se enferma para volverse de pendientes de los fármacos y de todos sus químicos venenosos.
Se han revelados los seres humanos cuestionando las ideas impuestas y establecidas, sin dejar su mundo a la suerte o las manos de un viejo dios de barba comienzan a creer en ellos mismos, en una unidad para disfrutar del surgimiento de la virtud como expresión misma reflejada del universo. El conocimiento siempre ha estado entre la experimentación y aprendizaje para ser personas honestas y cambiar el mundo de manera pacífica.
Siendo seres humanos infinitos con supremacía natural son dueños de su propia vida pertenecientes a una totalidad donde no existe la separación y la luz emana de la fuente en cada corazón a través de las percepciones sensoriales, para permitirse un estado compasivo de paz y armonía entre una magno poder de acción cooperativo sin permitirse el desamor ya que aísla del esplendor.
Siendo supremos los seres humanos decretando su acción positiva con actitud sostenida en el AMOR con buena voluntad el libre albedrío pertenece a cada sublime latido y ser parte consciente omnipresente eterna mente. La supremacía hace de hombres a seres humanos libres entre cada paso absoluto de total presencia para disolver la ilusión de la separación y florecer en un silencioso flujo energético que equilibra la vida y despierta la adultos espiritual para desarrollar la existencia desdé el interior expandiéndolo en todo entorno al exterior.
Cada función del cuerpo es sostenida a través de la acción consciente y despojándose de cualquier obstrucción de la mente que califica con elementos discordantes, se escucha la vos interior del corazón que abraza con su energía de AMOR.
Los seres humanos son supremacía, pilares de esplendor deslumbrante que dominan su libertad en su fuente de vida que fluye natural.
Con esfuerzo consciente se saca todo fuera de la mente para que la perfección fluya desdé el sol central al sagrado corazón. El universo no juzga ni tiene preferidos, responde a la vibración, frecuencia, ritmo del supremo SER humano. En el universo no existe discordia excepto la que la personalidad refleja.
La muerte no existe, la energía no se destruye, se transforma en vidas sucesivas experimentando en cada vida para despertar la propia supremacía.

j.c.n-23-1-2017

Texto agregado el 23-01-2017, y leído por 115 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]