La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / nelsonmore / EL PAYASO CHAMUSKIN

 Imprimir  Recomendar
  [C:574038]

De todos los oficios el más difícil es el de ser payaso, pero eso no lo creía el payaso Chamuskin y la verdad es que más hacía reir un dolor de estómago a las tres de la mañana que sus chistes, era un pobre payaso sin alma ni corazón, hasta sus pantalones no tenían las medidas requeridas, un payaso que hasta el ropaje le quedaba mal, pero aún así insistía en ser payaso, daba tanta grima que hasta los chiquilines salían corriendo cuando estaba en plena función y se tenía que dedicar los chistes que más que chistes eran meras boludeces, hasta el chiste debe tener argumento y este era un payaso desargumentado, un payaso hasta sin pelota en la nariz, como no tenía a quien hacer reir se hizo amigo del avestruz, que cada que escuchaba un chiste enterraba su cabeza en la arena y el payaso de nuevo volvía a quedarse solo.

Este payaso tenía una lengua muy larga, pero no tenía corazón, de dónde era este payaso? Este payaso era del reino de la estupidez, pues apenas habría la boca confirmaba lo tonto que era. Y lo peor de todo es que nunca aprendía algo del oficio de hacer reir, pues su alma estaba en sombras así viera un cielo azul.

Muchos se preguntaban y aún siguen preguntándose por qué no cambiaba los libretos y los chistes y era obvio, no los cambiaba porque no tenía nada que decir, solo sabía de mezquindades y burlas, pero al final todos se burlaban de Chamuskin que poco a poco, día tras día se fue quedando más solo que nunca, ya no era ni amigo del avestruz.

Siempre vivía preocupado por las medidas de los demás, se creía muy enano y su carencia de estatura física y mental lo llevaban a tomar medidas a todos los que se cruzaban con él, pero a pesar de que a veces encontraba hombres más pequeños, él era más pequeño pues su medida mental no llegaba ni a un centímetro y esto empezó a deprimirlo, la nostalgia lo invadió tanto que estuvo a punto de no volver a ver más ese cielo azul.

Y cuando todo parecía estar perdido del cielo bajó un ángel y le regaló un verdadero traje de payaso y un libro de chistes y le obligó a que se lo aprendiera de memoria, ese libro era muy bueno, pues para hacer reir recomendaba no burlarse de los demás ni andar viendo los defectos de los seres humanos, sino las virtudes, pues quien se burla puede ser más defectuoso de quien se burla y desde ese día el payaso empezó a cambiar y a sentirse vivo y alegre en ese nuevo traje de payaso que el ángel le había dado y salió a las calles y fue a los parques, a las escuelas, a las casas de los niños e hizo amistad con los abuelos y él mismo no lo podía creer pues los niños andaban tras de él y no solo andaban sino que reían y no paraban de reir y un mal día hasta un chico murió de risa y al payaso le dio tanta tristeza y se creyó culpable de la muerte de ese niño y desde ese día se disfrazó de ese niño y prolongó su risa y también su vida, pues aunque tarde entendió que es mejor hacer reir que hacer llorar y desde ese día todos los chicos dejaron de llorar.

AUTOR: PEDRO MORENO MORA
@

Texto agregado el 29-11-2016, y leído por 236 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2016-11-30 01:31:39 Una historia más del payasito pedro chamuskin mireno ja!! Disimula un poco más tus vivencias chamuskin!! MITNICK
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]