La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Viviendo en la ilusión

 Imprimir  Recomendar
  [C:573890]

Siendo quien no es se aferra a la materia, su cuerpo, sus apariencias.

Persigue constante mente la ilusión que se puede ver tan real. La vida de humano superficial oscila permanentemente entre el abatimiento y reacciones mecánicas negativas, albergando pensamientos de lamentos busca la verdad entre productos costosos y con garantía, se aleja cada vez más de su verdad buscando en la distancia o en otros pero nunca ha dejado de estar cerca su realidad.
En los mejores momentos la felicidad, la armonía se desvanecen y descubre que fue una ilusión, termina cansándose de la vida y de sí mismo, se siente tan pesado y cansado que no busca salida para mejor sentarse a esperar. Con su mente perturbada califica de bueno o malo cada circunstancia.
Es un rey con trono de cristal, sin reino, sin cielo y con el reloj de arena acabando siente miedo así que ordena traer al sabio de la tierra desconocida. Demoraron algunos días pero llegaron con un espejo.
En esa tierra desconocida se narra que el sabio se perdió viviendo en una ilusión, el rey acongojado se sienta en su trono sollozando y ordena poner el espejo en su aposento de oro.
El rey al reflejarse en el espejo no se aferra a nada, no rechaza nada y no conserva nada de todas las formas transitorias buenas o malas. Ese espejo le da miedo al rey y lo oculta con su manta de mentiras entre las sacudidas mentales que no entiende su pensamiento, su vida pasa mientras se piensa en otras cosas, egoísta sus fragmentos son bloqueados por conceptos.
El rey no puede dejar de pensar en ese misterioso espejo, a su lado izquierdo un diablillo aparece tratando de influir en su inteligencia personal, un angelito a su lado derecho le dice: no te dejes, contrólate y busca la forma tras el vacío, no detestar, no amar y no mantener los pensamientos te liberan de la ilusión, al buscar la naturaleza se encuentra el sabio en su reino.
En un día mágico esplendoroso de profundo sol en el corazón se busca alumbrar las enseñanzas de sí mismo, quita la manta y se refleja, toca el espejo y lo siente líquido, luego curioso se adentra a la dimensión del interior; observa sus pensamientos desde arriba y sale de la mente para encontrar lo eterno. El rey sale del espejo y afuera su atención consciente se restringe.
Decidido aprender de sí mismo se subleva de la mente y deja de perseguir el ruido de sus pensamientos, en ese momento entre el enmarañado de lo ilusorio se descubre el camino propio de serenidad y sabiduría para hacerse digno de vivir con despreocupaciones y actuar apropiada mente en fusión de cada momento en particular. Creciendo dentro de sí mismo ese árbol de magia los apegos disminuyen y deja de identificarse con las cosas.
En un estado de SER, en el momento más silencioso en el punto de quietud se permite el rey traer su consciencia al momento presente descubriendo que el reflejo en el espejo es el sabio; viendo las cosas de una manera elevada deja de vivir la ilusión de ser un rey por la realidad de SER magnánimo, espectacular, único como SER humano natural entre su olimpo de imaginación.

j.c.n-23-11-2016

Texto agregado el 24-11-2016, y leído por 111 visitantes. (0 votos)


Lectores Opinan
2016-11-24 17:51:29 Bello y profundo texto que nos lleva a descubrir las profundidades del ser. **** senoraosa
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]