La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Plenilunio

 Imprimir  Recomendar
  [C:572671]

Tras la aventura mágica que trae la poderosa energía del AMOR los sentimientos complementarán su magia.

Ella es el perfume que envuelve con su aroma esencial los vientos que infunden su inefable energía femenina, como la más armoniosa canción se escucha en cada recóndito rincón, eternamente su gracia en efecto es la dulzura que fascinan entre sus misteriosos ojos, misteriosa melodía que reposa en el universo infinito. El nombre de esa mujer es prana, fue una diosa que el tiempo corrompió convirtiéndola en una vampiresa en las noches, en los días una hermosa princesa con su cabello cobrizo, piel de seda y vestido de cristales que proyectan la luz del sol a cada corazón del reino romántico, viejos árboles ancestrales que recitan versos, poemas y poesía a los cuatro vientos.
Plenilunio escuchó esa hermosa melodía entre la noche y el día, tan atrayente que vio rayos de color de luz que se anclaron en su principio, en su circuito biológico vivo representado por ciento cuarenta y cuatro mil códigos de luz que se vuelven lenguajes de la luz.
Plenilunio surgió en la hora mágica de la fase lunar, adquiriendo su geometría sagrada. GAIA la madre tierra lo engendro en su vientre cuando el sol planto su semilla de calor, la familia espiritual fabrico en un templo natural el altar para que el niño plenilunio naciera, creciera y de pura magia de AMOR su corazón eternamente fluyera, y acogiera el desafío de lo que realmente desea pensar.
El interior de plenilunio es un fondo eterno que constituye la alegría y el AMOR incorruptible que define con acierto, responsabilidad de aprender y reconocer con humildad la consecuencia de sus acciones. La melodía es un acorde celestial que sintoniza su corazón de energía masculina, así que decide ir en busca de la hechiza te melodía.
Tras el fragmento de una piedra alisada hay un escrito que se debe decodificar, allí se abre el portal de la biblioteca viviente con acceso a la información, plenilunio entra y los pilares se activan con su consciencia, los circuitos interdimensionales irradian de energía; fluyendo la vida de plenilunio a través de lo que la consciencia va imponiendo. Entre los árboles románticos plenilunio despierta, se siente el rose pensante de los árboles ancestrales en su bosque que bordea la cuna de la vida, el agua corre disuelta, con fuego se escriben los poemas en el caudal de cada llama que no devasta, transforma las piedras en sublimes pensamientos de magia que vuelve eternos todos los momentos. Tras el jardín de paz, de pulsación unificada, del florecimiento solar y cooperación la apertura y conexión con los dioses es la comunión sagrada, allí está hermosa prana, luciente en su integración de patron divino, con corazón activo, es magia radiante, ella percibe alguien que le asecha con sus ojos, al sentirse descubierto plenilunio se anuncia como un forastero, campesino de las lejanas tierras oscuras donde cultiva la luz y se despierta las semillas crísticas. El campesino se siente agazapado entre sus nubes de energía fervientes de calor, las estrellas no niegan su luz, entre un silencio la danza sagrada de las llamas gemelas se inicia con la unificación de su creación.
Las pulsaciones de energía diamante se expanden tras su silencio interno que encuentra el frescor de sus inmensas sombras. Las manos del campesino desean sentir su tacto, prana no puede controlar su respiración agitada ya que el sol de poesía irradia de acontecimientos un nuevo momento de inspiración, de una forjada página de AMOR entre el brillo de su mirada.
Despojándose las sombras de los anhelos que transforman el viento su aura es el rocío de la amada fuerza protectora.
Prana no recuerda que es una diosa, que en las noches se vuelve una vampiresa que consume energías buscando la que une su llama sagrada, que al encontrarla el hechizo de vampiresa se deshace para volver a recordar que es una diosa que vino a un mundo de oscuridad a irradiar con su luz, recordara su alma relacionada con la acción y el movimiento.
Plenilunio se marcha en silencio pero prana le sigue curiosa, percibe la imaginación sedienta que crearon los pensamientos del campesino, sin destino se sienta al lado de la fuente para contemplar la hermosura y dicha de la compañía de esa mujer que aviva el color natural de las tupidas madre selvas, sus palabras son poesía que encantan y apasionan la alquimia en su biología, su fuente cristalina de AMOR recorre las laderas del interior del campesino, arpegio desconocido del corazón de prana.
Los arreboles es el preámbulo de los pensamientos frondosos, de la indeleble tinta con la que escribe el espíritu que marca los caminos escogidos. Pasando los días en sus sueños juegan y se esconden mientras el pregón del trueno presagia la oscuridad de la noche, por primera vez prana se mostrará cómo es: una vampiresa sin saber, pero el campesino no cumplió con el encuentro que querían ver casual.
Al día siguiente plenilunio busca a prana, molesta por incumplirle se niega hablar, feroz la ley de su hielo que se derrite rápido con el calor que crea el arco iris que busca su estrella para irradiar de bienaventuranza que llevan por la senda de sus acacias y que inquietan el cuerpo de plenilunio.
No hay una sola noche en que vea a su plenilunio, parece esconderse y prana recordó lo que es en las noches, ya le confesó que es una vampiresa y tal vez por eso él no la quiere ver en las noches y regalarse una fresca y limpia madrugada de miel, del perfume de sus cuerpos.
Plenilunio le llevará a conocer su verdad en esa noche de dos estrellas, entre mariposas nocturnas doradas. Convertida como vampiresa quiere consumir su energía pero algo la detiene.
En pleno esplendor lunar prana ve en plenilunio un SER de luz maravilloso donde subyace para transformar la realidad y alumbrar el mal en el mundo que es el reflejo de la oscuridad que hay en cada propio ser, expande sus alas de fuego y con sus manos le invita a venir, ella no duda y se aferra de sus manos para abrazarle; prana eligió el AMOR en vez del miedo para descubrir que no hay límites, con el poder del AMOR se conocerá la paz.
El hechizo a prana se deshizo y al recordarse como una diosa invito a su ángel ir a su reino de maravillosas creaciones eternas, para volver a casa donde la melodía es el pan de cada día.

j.c.n-12-10-2016

Texto agregado el 13-10-2016, y leído por 114 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]