La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / vejete_rockero-48 / Rompeolas

 Imprimir  Recomendar
  [C:572446]

Las rudas estructuras de concreto formadas militarmente evitan que las agitadas aguas del océano ingresen a la avenida. Enclavadas entre el roquerio y la arena el rompeolas se alza imponente; más esta noche las salinas marejadas se mantienen en relativa calma.
Aprovechando el frescor y la tranquilidad de la noche un puñado de personas circulan animadamente por el turístico paseo de la costa. El espectáculo de las estrellas reflejándose en las tranquilas mareas hace la delicia de quienes tienen el privilegio de contemplarlas.
En silencio caminamos de regreso desde playa Corazones; lo hacemos inmerso en mil pensamientos. Estoy algo confundido frente al inesperado final de nuestro segundo intento que no tuvo opción de principio. Desearía comprender como en tan solo un par de días se puede cambiar tan radicalmente de parecer. Quizás dije o hice algo indebido; me caracterizo por ser demasiado franco, por esta causa me he ganado la enemistad de varios individuos. Desearía creer que eso es lo que pasó, pero intuyo que no es así.
Cuando vamos cerca del rompeolas comienzo a contar los dedos de cemento que dan forman al malecón, aquellos silentes pilares de piedra que retiene la furia del océano. Quiero evitar pensar en lo que pasó manteniendo la cabeza ocupada con números. Siempre he logrado tranquilizar mi espíritu con cálculos aritméticos.
Algo me hablas pero no te escucho, mantengo toda mi atención en las ecuaciones matemáticas. Inesperadamente interrumpes el monólogo sacando de tu bolso un pequeño teléfono móvil. No habías notado que sonaba indicando una llamada entrante.
_ ¿Aló?_ Respondes mirándome con cierta preocupación_ Si... Bien... Todo tranquilo... ¿En dónde estoy?..._ Te intranquilizas_ Bueno estoy caminando..._ Inquietamente me miras_ ¡Caminando Poh!..._ El nerviosismo pintan de un triste tono tu rostro_ Más rato te llamo_ Cuelgas rápidamente.
Tras caminar algunos metros en silencio retomas nerviosamente el dialogo _ Me llamó un amigo_ Tensamente me das explicaciones_ Es un amigo artesano_ Te observo en silencio, sonriéndote_ Cuando tiene problemas con su esposa suele llamarme en busca de consejo_ Pienso en lo extraño y complicado que resulta escuchar tus justificaciones, pues yo no necesito oirlas, y tu no necesitas darlas.
Mirándote directamente a los ojos fuerzo una mueca parecida a una sonrisa.
Cruzando la doble calzada nos despedimos del rompeolas, voy pensando que perdí la cuenta de los dedos de la estructura.


Texto agregado el 06-10-2016, y leído por 207 visitantes. (15 votos)


Lectores Opinan
2016-11-11 05:09:58 Por momentos el diálogo es confuso, y no sé quien de los dos está hablando. Por lo demás, me gusta como llevas la historia. Marcelo-Arrizabalaga
2016-10-09 04:05:20 Me gustan esta clase de historias, son como un magicorelalismo que atrapa y hasta ni cuenta te das que ya se acabo, esperando mas. principexatruch
2016-10-08 13:07:27 Me encantan los finales abiertos; suelo utilizarlos. Bellas las imágenes, aseguran la visibilidad del relato. Y es tan íntimo que no puedo dejar de sentir empatía con el narrador. Marthalicia
2016-10-07 03:34:54 Excelente amigo vejete-rockero. Una inspiración al borde del mar. Y una incógnita relación de algo que quiso ser y no lo fue. Saludos . deojota51
2016-10-07 00:00:32 Un interesante trabajo intimista pero frente al fuerte paisaje del mar. Y la presencia del rompeolas que da título al texto. Muy bueno. 5* BarImperio
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]