La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Quiero ser el sol y la llave de tu lindo corazón

 Imprimir  Recomendar
  [C:571630]

La princesita isabella es sorprendida por sus pensamientos mágicos para que el mago de sus cuentos vuelva a su estado normal ya que en piedra un hechizo de desamor le envenenó, deshacer el hechizo con los conjuros de sol desde el más puro corazón.
Cuando en el cielo se plasmó el hermoso corazón donde el sol escribió: ¡te quiero papá! aferró de la mano a la princesita y le llevo al insondable mundo mágico que se esconde en el rincón del propio SER interior, donde el pensamiento creador se atreve a soñar, descubriendo el poder de la energía del pensamiento la magia de imaginar evoca el potencial puro. Las puertas se abren desdé a dentro; se abre el corazón para ver la claridad de los propios reflejos en otros seres que se esconden del impulso de fundirse con el infinito y experimentar la vida en integridad infinita.
Las figuras artísticas de las nubes se proyectan en una lluvia amorosa, con la esencia en cada gota; la partícula mágica de la creación que moja el momento maravilloso aquí y ahora.
Los elementales con su vibración de la conjunción numérica le llevan a la princesita isabella donde la madre Gaia, es hermosa, amorosa con un altar de infinita unidad, cada paso recorrido es un instante de luz forjado en la presencia, momento de la eternidad donde existe el momento de la creación.
La princesita isabella en un estado de equilibro, corazón y mente descubre entre un caótico entrelazado de raíces al mago de sus cuentos, es una roca pero en el cielo se ven las matices de la magia de la matriz del alma.
La princesita abre las puertas de su corazón en un cristal reluciente donde todo habita y se libera en ondas de AMOR, como sol van a cada corazón y la roca que aprisionaba al mago se resquebraja, era un molde material que le apresaba. El espíritu del árbol recita poesía a la naturaleza creativa, dadora de vida mientras la madre Gaia con su cáliz amoroso para las moléculas compuestas de átomos mágicos que forman las expresiones del gran universo, tiempo galáctico del instante, devenir de la amorosa promesa de habitar UNO en la totalidad.
La princesita isabella con su varita de luz dorada genera integración expandiendo su renacer en el dulce resplandor que conduce a la propia paz y a la aventura de cruzar lo que habita en el interior dirigiéndose al extremo más lejano de la luz para encontrar la capacidad de amar, de perdonar.
La magia resplandece en cada corazón, aún en los momentos más oscuros para el SER que quiere ver y escuchar el palpitar de la tierra al recuperar sus fragmentos perdidos de cada historia para ser auténtico, amoroso e incondicional para la magia en el corazón profundizar y generar la alquimia y los encantos del espíritu por fin descubrir.

j.c.n-8-9-2016

Texto agregado el 09-09-2016, y leído por 68 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2016-09-10 00:39:08 Qué así sea. Que el amor haga su magia. Marcelo-Arrizabalaga
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]