La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / Lizita84 / Dormida

 Imprimir  Recomendar
  [C:570683]

Cada parte del día, de la semana, del tiempo que pasábamos juntos tenía un sí y un no. En ocasiones los "si" eran maravillosos, como las noches en las que no había nada planeado y con un besito suave iniciábamos un desfogue que ponía a fumar a los vecinos, mientras nuestros gemidos, mi humedad y su fuerza generaban electricidad por todo nuestro apartamento.

También me gustaban las noches en las que simplemente hacíamos de nuestros cuerpos dos cuerdas para anudarnos y dormir sin saber dónde empezaba o donde terminaba el otro.

Realmente disfrutaba mucho estar con él, no solo por el placer que se producía, sino porque me sentía conectada con él en cada beso, abrazo, salida, broma; en cada ducha junta y sobre todo, en los momentos salvajes y llenos de pasión que compartíamos.

Luego inició mi declive, cada día estaba más callada y distante, él empezó a desesperarse, creía que yo estaba molesta con él todo el tiempo, creía que había dejado de amarlo; pero simplemente me estaba autodestruyendo sin saber cómo ni porque.

Mi corazón latía más lento con cada día, la sangre se iba volviendo más fría dentro de mi cuerpo y era más difícil estar metida entre sus brazos, sintiendo su calor en mi piel mientras por dentro estaba congelada. Pasados algunos meses ya ni sonreía, mi cuerpo, incapaz de sentir placer, felicidad o gloria se veía cansado y lento. Ya no me importaba si me besaba o acariciaba, automáticamente cumplía sus deseos sin tener la mente en él. Evadida de su amor totalmente y sin explicación alguna.

Una tarde, mientras él jugaba en el computador me quede observándolo, recostada en la pared de la cocina, muy quieta, empecé a reconocer todo lo que me gustaba de él cuando lo conocí. Vi su sonrisa de satisfacción, sus manos adorables, sus ojos iluminados por la sorpresa y el encanto del mundo; y logré musitar algunas palabras dulces...

- Vida, ¿eres consciente de que te amo?
- Si, lo sé

Sonrió y volteo a verme, su expresión cambio de la satisfacción al terror, su rostro se puso muy blanco y se acercó asustado a mí

"¡Estas sangrando!..." Fue lo último que escuche mientras me desvanecía en sus brazos. Al despertar estaba en el hospital, creo que habían pasado un par de horas, tenía conectada una bolsa de suero y una de sangre y muchas maquinitas rodeaban mi cuerpo. El latido de mi corazón era lento y tortuoso.

-¡amor me asustaste!, los médicos dicen que necesitan preguntarte algunas cosas y hacer algunos exámenes. Vamos a estar aquí hasta que sepamos que te paso.

Han hecho millones de exámenes, cientos de terapias y medicamentos. Siguen sin saber que me pasa. Hace una semana no puedo hablar, solo fijo la vista en un punto y mi mente se pone en blanco, no logro expresar las ideas que se conectan en mi cerebro y soy totalmente incapaz de demostrar emoción, dolor o placer. Él sigue dando vueltas a mi cama y acariciando mi cabeza. Continúa dándome besos en la frente y prometiendo que todo saldrá bien, que saldremos de esta y todo volverá a ser normal. Estoy segura de que lo repite para convencerse él.

Mientras tanto sigo aquí, encerrada en mi cabeza, queriendo gritarle que si lo amo, que confío en él, que dejaría todo para estar con él. Pero ni siquiera puedo sonreírle. No encuentro el camino de vuelta y todo se hace más oscuro a cada minuto. Me estoy quedando dormida. Supongo que debería sentir miedo, pero solo esta la pesadez del sueño... Sigo cayendo en lo profundo de mi mente. Escucho su voz cada vez más distante... -¡Amor! ¡Amor! ¡No me dejes! no te atrevas a dejarme... Ya no hay luz, ya no caigo; simplemente floto delicadamente en medio de esta paz detestable.


Texto agregado el 28-07-2016, y leído por 68 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2016-07-29 14:38:34 Uyyyyy. Terrible. Un cambio impresionante que no es voluntario****** No es falta de amor. Un abrazo Victoria 6236013
2016-07-29 11:20:52 un pasaje de la dicha al dolor bien narrado. seroma2
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]