La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / franexpulsado / El muro de los lamentos

 Imprimir  Recomendar
  [C:568089]

El muro de los lamentos se alza eterno hacia el cielo
llora lagrimas de azufre y negro espeso alquitrán
son el desconsuelo de los roídos corazones que se acercan
para impregnar el grito de sus cantos malditos

El muro, orgulloso y erguido
metros y metros de suplicio e infierno
se asoma en la noche nebulosa cuando los grillos se callan
Y los lobos despiertan
se incorpora de su aletargado sueño
cada vez que los hombres imploran auxilio
moldeando cicatrices con sus uñas frenéticas
absorbiendo la pena entera del mundo
deglutiendo sin pausa como una esponja

Llegue una tarde bajo un cielo rojizo
con la intención de depositar
en el mis pesadillas
el muro incorruptible se extendía
su viejo y gris rostro de antaño observaba
su esplendor me hablaba en lenguas que no entendía
y me suspiraba en las retinas
un nostálgico chillido de otro mundo
un mundo que no puede ni debe ser comprendido

Tome mis fracasos y desdichas con el puño
lo estampe fugaz contra los cráteres de sus heridas
me arroje sobre la tierra de rodillas
y espere una señal o una respuesta
para asegurarme a ciencia cierta
que mi alma alivianada
no tendría ya más penas

Debo de haber perdido la conciencia
mas cuando abrí los ojos
el cielo en llamas ahora era estrella
el muro no posaba orgulloso ni altivo
en ruinas solo se había convertido
kilómetros enteros de escombros podridos
un mar de rocas tristes
mudas como el vacío
sucias como la esperanza

Los hombres, perplejos y solos sollozaron
pues ya no había fuente alguna
donde arrojar sus penurias
y quizás mi angustia tuvo la culpa
del derrumbe de este muro ya hecho añicos
tal vez mi tormento fue muy grande
o la egoísta actitud de despachar la agonía imperdonable
pero este se ha caído y destruido
un pájaro de mal agüero llevan todos reposando
y cada cual con lo suyo
y cada quien se hace cargo en absoluto
de su propio e implosivo paroxismo
porque solo ha quedado un recuerdo, una leyenda
y no quedan ya opciones
y no existen ya maneras
donde podamos ignorar aun la miseria
ni donde al borde del abismo podamos reventar.

Texto agregado el 23-04-2016, y leído por 62 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]