La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Esclavo mental

 Imprimir  Recomendar
  [C:567578]

Es el mundo del confort, sin el aroma de miel y café no se hace nada por cambiar el mundo desde el propio núcleo.
El esclavo mental visualiza su final, aprisionado por una cadena que está adherida a su cabeza, entre tenido viendo televisión se desvanece su masa cerebral; su sistema de creencias y sistemas políticos conjeturan un acuerdo táctico en el subconsciente para aceptar su loco proceder que se ve con tanta coherencia.
En fin, el esclavo mental es un completo parásito entre la magia de un organismo. Su libertad descubre que son muy independientes entre los límites pero son penas amargas sin hierba buena; dependientes del dinero, lo superficial, del engaño, de su pensamiento negativo, indiferentes aceptan la competitividad como base del sistema que engendra frustración y cólera a la inmensa mayoría de los perdedores. Aceptan que se les humille o que le exploten a condición de que se le permita humillar o explotar a otro que ocupe un lugar inferior en la pirámide social.
Todos los días son iguales; despertar a la misma hora, cobijados por la pereza, comprar, comprar, vender y ver TV, dormir y volver a lo mismo en un nuevo día donde no descubren posibilidades, amargados son inútiles de su felicidad.
El esclavo mental acepta la exclusión social de los marginados, de inadaptados, débiles ya que la carga que genera a la sociedad tiene sus límites. Tienen tanto miedo y llenos de venganza desean que su prójimo por temibles fieras sea muerto.
El esclavo acepta remunerar a los bancos para que ellos inviertan el sueldo a su conveniencia y que no den ningún dividendo de sus gigantescas ganancias; ganancias que sirven para atracar a los países pobres, hecho que el esclavo mental acepta implícitamente. Acepta que le des cuenten dinero que proviene exclusiva mente de los otros clientes.
Por las calles caminan los esclavos marchando, el sol descubre los hilos que están atado a su deficiente cerebro y no dejan de aceptar que congelen o tiren toneladas de comida para que los cursos bursátiles no se derrumben en vez de ofrecerlas a los necesitados y permitir a centenares de personas no morir de hambre cada año.
Aceptan que sea ilegal poner fin a la propia vida rápidamente; en cambio se tolera que se haga lenta mente bebiendo, inhalando sustancias tóxicas y químicos farmacéuticos autorizados por los gobiernos. Aceptar la guerra para así hacer reinar la paz, y que en nombre de la paz el primer gasto de los estados sea el de defensa, entonces acepto que los conflictos sean creados artificial mente para deshacer del stock de armas y así permitir a la economía mundial seguir avanzando.
Aceptan la hegemonía del petróleo en nuestra economía y aún que es energía muy costosa y contaminante están de acuerdo en impedir todo intento de sustituir si se dé clara que se ha descubierto un medio gratuito e ilimitado de producir energía, sería la perdición.
Soy un esclavo mental ¡es genial! nací, crecí, me reproduje y espero morir viejo, lerdo y muy enfermo y acepto: que se condene el asesinato de otro humano, salvo que los gobiernos decreten que es un enemigo o terrorista y me animen a matarlo, que mi hijo sea un drogadicto y que las drogas ahoguen el ambiente urbano, que se eduque a los niños con maltrato físico ya que yo educo mi hijo como me dé la gana, que mi hijo sea más ignorante que yo, que no lea y que la TV sea su fin.
Acepto que se divida la opinión publica creando partidos de derecha e izquierda que tendrán el pasatiempo de pelear entre ellos "como un buen ejemplo" para el pueblo y sus hijos. Que toda clase de división posible con tal de que esas divisiones permitan focalizar el cólera hacía los enemigos designados cuando se agiten los retratos ante los ojos. Acepto con honor: que el poder de fabricar la opinión pública antes ostentando por las religiones este hoy en manos de hombres de negocios no elegidos que son total mente controladores de los estados porqué estoy con vencido de harán un buen uso con el.
Esclavo que acepta la idea de felicidad y que se reduzca a la comodidad, a vivir y no existir, que la libertad y satisfacción de todos los deseos ya que lo que enseña la publicidad cada día, cuanto más infeliz más consumismo y el esclavo contribuirá con el buen funciona miento de la economía. Acepta que el valor de una persona sea proporcional a su cuenta bancaria, que se aprecié su utilidad en función de su productividad y no de sus cualidades y que sea excluido del sistema si no produce lo suficiente, que recompensen cómodamente al jugador de fútbol y a los actores y no a los maestros que a portan para romper las cadenas cerebrales y educar la imagen ignorante tras un balón.
Se acepta que presenten noticias negativas e influenciando a la pornografía de mujeres decadentes, sucias. Acepto que los industriales, militares y jefes de estado celebren reuniones regular mente para tomar decisiones que compró meten el porvenir de la vida y el planeta. Consumir carne bovina tratada con hormonas sin que explícitamente se avise, que los bancos internacionales presten dinero a los países que quieren armarse y combatir y así elegir los que harán la guerra y los que no, es mejor financiar a los dos bandos para estar seguros de ganar dinero y prolongar los conflictos el mayor tiempo posible con el fin de poder totalmente arrebatar sus recursos si no pueden reembolsar sus préstamos.
Soy un esclavo y acepto que los laboratorios farmacéuticos y las industrias agroalimentarias vendan a los países desfavorecidos productos caducados o utilicen sustancias cancerígenas prohibidas, que la posibilidad en este mundo sea ser cazador o cazado para buscar el beneficio como fin supremo de la humanidad y de la acumulación de riquezas como realización de la vida humana, que destruyan los bosques, que aumente la polución industrial y la dispersión de venenos químicos y de elementos radiactivos en la naturaleza. Acepto toda clase de aditivos químicos en los alimentos porqué se está con vencido de que son útiles. Se acepta la guerra económica que actúa con rigor en el planeta.
El esclavo mental acepta su falso ser, despreciar su naturaleza, no plantear ninguna cuestión, cerrar los ojos y no formular oposición porqué se está demasiado ocupado creciendo como un cáncer que debe ser extirpado. Acepto: no tener decisión, ser un vicioso compulsivo, consciente para defender a muerte mi esclavitud mental.

j.c.n-5-4-2016

Texto agregado el 07-04-2016, y leído por 69 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]