La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / Clorinda / BUENA PUNTERÍA

 Imprimir  Recomendar
  [C:567457]

BUENA PUNTERÍA

De chica siempre me gustó jugar a la pelota, aunque no era buena jugando. (Al menos para defensa era cero a la izquierda, y siempre me volteaban de un empujón). Aún así, yo insistía en jugar porque tenía bastante puntería para embocar al cesto, por ejemplo.

Una vuelta, en la época en que estuve internada en un colegio religioso, las monjas habían organizado –para juntar fondos –decían, una Kermese (nunca supe el significado de esta palabra, pero así la llamaban). En realidad vendían panchos, golosinas, helados y gaseosas. Además, para hacer más amena la jornada podíamos participar, por unas monedas, de jueguitos para practicar puntería, al parecer, poco complicados, con premio por cada emboque. Por ejemplo tiro al blanco con flechas, hacer explotar unos globos con dardos, embocar unos aros en el cuello de una botella de bebida, etc.

Como nadie embocaba nada los premios seguían en exhibición, sin entrega. Entonces yo decidí invertir mis escasas moneditas para arriesgar unos tiros y tratar de embocarle los aros a las bebidas, y quiso mi buena suerte que me ganara una botella de vino mistela, reservado para la misa, que las monjas habían sacado de la capilla.

Trataron de convencerme de que no retire el premio porque en el colegio no se podía tomar alcohol, pero yo me puse firme y retiré mi premio. En realidad ellas la guardaron en la clausura, pero al domingo siguiente se apareció una hermana con la botella y pudimos probarlo con mis compañeras de mesa. Era exquisito, pero pronto se llevaron la botella y no la vi más.

Hasta aquí los recuerdos, en lo que a puntería se refiere.

Ahora que soy una persona mayor y ha dejado de preocuparme ese tema, he aquí que me encontré hace poco con una pelota de básquet, desinflada, en la habitación que ocupaban mis hijos cuando aún no se habían independizado.

-Ahora la inflo – pensé –y voy a practicar unos tiros en el aro que está en el patio.
Pero el aire del compresor así como entraba, salía. La válvula estaba averiada y no conseguía retener el aire.
Entonces decidí usar un pegamento muy renombrado que pega instantáneamente, al contacto con el aire, cualquier superficie.

Leí cuidadosamente las instrucciones. Lo de siempre: no dejar que el pegamento toque la piel, no dejar al alcance de los niños, cuidado con los ojos… ¡Bah!

Primero debía inflar la pelota. Mientras sostenía la pistola del compresor con una mano, con la otra tenía preparado el pomito de pegamento. Como pude solté la entrada de aire que inmediatamente comenzó a salir de nuevo al exterior. Me apuré a colocar un poco del pegamento antes de que el aire saliese del todo.
Inmediatamente la pelota me escupió en la cara el pegamento, en pequeñas gotitas que se solidificaron en el acto.

Demás está decir que me dio bastante trabajo sacar los restos de pegamento de mi rostro, pero lo que más sentí fueron los cristales de mis anteojos de aumento fotocromáticos y multifocales, que quedaron inutilizados y que, meses atrás me habían salido un ojo de la cara.

Texto agregado el 03-04-2016, y leído por 159 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
2016-04-09 02:03:50 Una buena puntería. Cuidado con el pegamento. Me ha gustado tu escrito. esclavo_moderno
2016-04-08 16:11:05 A pesar de ser un tema coloquial-humorístico, su texto señora me deja un grato sabor de boca. El buen manejo de su prosa en lo que a lo gramatical se refiere me ha sido aleccionador. A muy pocos autores en este sitio en ese rubro se les puede y debe aprender algo. Respetuoso saludo. sagitarion
2016-04-07 14:27:32 ¿Foto-cromáticos?, ¿multi-focales? o... llenos de yerba por soplar la bombilla. Jajaja, linda narración, me alegraste el día. Un beso, Carlos. Carloscaro
2016-04-06 03:26:48 Que linda historia. Pienso que era muy entretenido tirar al cesto,me encantaba y era una sensación deliciosa embocar la pelota. Me encantó tu historia,realmente los tiempos idos a veces nos traen mucha felicidad. Lo malo fue lo del pegamento que debes agradecer a tus lentes que permitieron no te dañara los ojos****** Besos y abrazo fuerte. Victoria 6236013
2016-04-04 22:59:13 Lo estaba viendo venir. A quién se le ocurre ???. Pues menos mal que usas lentes porque en los ojos es fatal. Tuvistes mucha suerte !!. Eso sale a 2 bar de presión. grilo
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]