La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Gladiador

 Imprimir  Recomendar
  [C:567287]

La batalla más temible del gladiador es contra sí mismo; si gana el SER se empodera del templo interior y si pierde el demonio de la divinidad "ego" lentamente le destruirá.
No hay espectadores, ni aplausos, ni la detestable algarabía, es un escenario rodeado de llamas de donde no se puede escapar, los truenos retumban, los relámpagos alumbran los oscuros cielos y los rayos caen constantes a la espada de gladiador de armadura de corazón rojo el cual se ve frente a frente consigo mismo, con una armadura negra que le protege en lo externo y el cual cree que tiene más poder que el templo interior, usa una espada que sangra de búsqueda de privilegios, de reconocimiento y con una legión de defectos. Satanás, Mara o ego pero le gusta que le llamen demonio de la divinidad lo cual percibe en afirmaciones no de la realidad y que van ligadas a los grilletes de las viejas creencias, su mente subconsciente no se interioriza, se basa en las repeticiones de lo externo, con deseos egoístas el demonio de la divinidad está en todas las estructuras creadas por la mente, es la arena sangrante de la ilusión en todos sus aspectos.
El demonio de la divinidad en su intención de estructuras caóticas y fragmentadas usa sus máscaras, adicciones y compulsiones, con ignorancia y odio arremete blandiendo su poderosa espada rechazando el templo interior dando valor a lo más apartado de su origen. Con su escudo justifica el odio y agresividad ya que su mente buscará la forma de no sentirse culpable y así continuar con sus malas acciones refugiado en las bases de su confort, yace sepultado bajo una densa capa de ideas y conceptos equivocados, el cuerpo se des dobla y se pierde la claridad mental y la energía se pierde en los espacios huecos.
Surgen los desafíos en el corazón, donde está la fuerza para superar los acontecimientos, gladiador hace brillar el filo de su espada el cual destella en un empoderamiento del potencial del corazón para desarrollar lo que el alma necesita, al chocar las espadas la iluminación de los aspectos de la sombra interior se definen, la energía vital fluye y en su transformación interna impulsa sus pensamientos hacía el universo, abre la mente en la apertura vertical de la sincronización y expansión del alma; manifestarse en su sublime expresión es la ley del cosmos y del creador; el principio único.
Para que buscar afuera si todo se encuentra dentro donde todo fluye en movimiento, realidad de la intención, vínculo con el SER. El fluir cósmico en la espada de gladiador que contraataca con las señales internas, acciones virtuosas, visión holística para comprender, profundizar y expandir la mente disciplinada con libertad y estado de plenitud, paz, armonía y prosperidad. El demonio de la divinidad se protege con su escudo que se fractura por temor experimentando en acciones cobardes y en aspectos inútiles de nosotros mismos, se niega a caer ante el filo de la espada de gladiador, con una maniobra ágil lleva la iniciativa de la batalla ya que en la espiritualidad gladiador puede encontrarse y por eso utiliza hechicería de inaceptación, reproche, ira, ego centrismo y vanidad, codicia, envidia, la legión de defectos psicológicos arriban los cuales no se observan sería mente con el objeto de no descubrirlos, una faceta inhumana atrapado en deseos, con el cáncer del ego que no permite sentir ni expresar, ni crear, con comportamiento automáticos repite una y otra vez sus movimientos con su espada, con una armadura que le ha presa en un fanatismo religioso, conceptos de amor y vida que originan sufrimiento, ignorancia y miseria, contamina el pensamiento, la voluntad y actos.
El poder interior de gladiador expresa su espíritu libre aquí y ahora cuando su dinámica vivencial destruye el escudo del demonio de la divinidad. Gladiador permanece con tranquilidad y respeto, profundos sentidos dotados de vida para batallar desde la paz, desde el AMOR para corregir los errores en un espacio eterno de comunión, presencia calmante dentro de la esfera de influencia para soltar las dudas que dicen lo contrario.
El demonio de la divinidad quiere dominación en actos de guerra pero ha caído herido de muerte en la arena mientras el dominio de gladiador de su dualidad en la espiritualidad se reafirma en lo mundano donde está la espiritualidad, parte de la dualidad mental. Cada batalla es un momento de prueba para experimentar la más intensa energía espiritual.
Trascendiendo el dominio mental saliéndose de necesidades y búsquedas ya que todo se encuentra en el poder interior del SER donde la sabiduría está en la vida misma y en la naturaleza de la verdad más profunda en experimentación.
Somos uno en los versos de la creación, gladiadores de lo negativo en la mente que afecta directa mente al cuerpo para frustrar la expectativa de paz mental y quedar divagando en las propias encrucijadas creadas.

j.c.n-27-3-2016

Texto agregado el 29-03-2016, y leído por 71 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]