La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KQ58 / CHASCARRILLOS POPULARES

 Imprimir  Recomendar
  [C:566948]

CHASCARRILLOS POPULARES

Reinaldo, era hijo del pueblo, un espécimen, muy querido por su buen corazón y divertido como él solo.

Se dedicaba a la albañilería, decían que era buen trabajador y cumplidor; servicial donde los haya, si tenías algún problema doméstico, ahí estaba Reinaldo dispuesto a echar una mano.

Amigo de sus amigos era bien conocido por sus apuestas, tanto en el bar como en la vida diaria; tenía 9 hijos y decía alegre que no pararía hasta conseguir un equipo de futbol. Todos los días al acabar la jornada, que podía ser larga pues además cultivaba un huerto, acababa en la taberna.

Nada más entrar Reinaldo en el café, no faltaba quien le invitara a un chato de vino y, mediando el alpiste (licor) Reinaldo cantaba como un jilguero. Pues bien, cuando el bar estaba de bote en bote, era el momento de las apuestas, estas podían ser culinarias… a ver quien se comía más huevos duros, quien bebía más vino, o a ver quien la tenía más grande.. el caso era apostar.

Aquella tarde la guasa fue completa y recordada en los anales de aquel villorrio. Reinaldo llegó contento, acabada de cobrar el jornal, (la paga mensual), y con 80.000 pts, se sentía el amo del bar. En cuanto entró blandiendo los billetes convidó a todos a una ronda y en medio de la juerga entró el Faustino, (otro que tal), era el medio tonto del pueblo, merece la pena describirlo: feo, desdentado, sucio, con una barba de ni se sabía el año del último rasurado, con una risa sin sustancia, abotargado por el consumo desmedido del alcohol… De formas aún andaba peor, calzaba abarcas y pantalones, ¡que digo pantalones!, harapos de pana atados con un cordel, desaliñado y con andares lentos y balbuceantes. Por saludo hizo un sonido gutural “eyyyyy” que todos entendieron. Como iría ese día que el Reinaldo con fina ironía le dijo:
_Joder Faustino ¿te vas a buscar novia o que?.. risas generalizadas
_¡hostias! Decía el otro y se reía socarrón.

De repente a Reinaldo, sintiéndose el centro de atención, le comenzaron a brillar los ojillos, tenía una ocurrencia de las suyas, debía ser que le quemaba el dinero en el bolsillo, y dijo alto y claro:
_ Ya tengo ganas de verte bien apañau (arreglado), con lo majo que estarías tu de novio… fue el jolgorio generalizado.. no te hemos visto nunca arregau Faustino, ni p´a la misa del Gallo…
_pues esto lo apaño yo, dijo ufano el Reinaldo
_mira lo que te digo… si vas a casa y en una hora vienes limpio, mudao, bien trajeau, como si fueras a tu boda, te doy lo que quede del jornal.
Sacándose lo billetes del bolsillo se los restregó por la cara.
Al Faustino le faltaron patas para echarse a correr.

Al cabo de una hora, entró un forastero en la taberna… ¡qué digo forastero! Todos se quedaron obnubilados, el Faustino afeitado, repeinado, con traje y un clavel en la solapa….
No fue menester recordar a Reinaldo la apuesta, se saco el fajo del bolsillo y entregándoselo, dijo riendo:
-merecía la pena por verte así un día, ¡joder!… ahora invitas tú, y siguió el jolgorio.

Los hombres rieron la chanza hasta altas horas de la madrugada y años después aún se recuerda con júbilo.

Aquella noche, cuando Reinaldo llegó a casa, cogió una estaca y molió a palos a su mujer.

Texto agregado el 20-03-2016, y leído por 96 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
2016-03-21 05:09:25 Me encantó el ritmo del relato, escribes muy bien, fluido; aunque fue un final triste , respeto el estereotipo que deseabas representar sobre el tal fulano de Reinaldo. jah. Gracias a vos. JuliaFlorencia
2016-03-20 21:41:20 Buena ambientación y caracterización. hipsipila
2016-03-20 20:52:12 ¿Qué hay con la mujer de Reinaldo, por qué la molió a palos? ¿No que era de buen corazón? Coincido con Zepol: fantásticas descripciones; y el desarrlollo de la trama igual. Sobra sin embargo, creo, ese remate. Muy, muy bueno, sin embargo. Pato-Guacalas
2016-03-20 20:42:19 Encantador relato, que afortunadamente refleja el costumbrismo de una España que ya no existe (espero)...el final es demoledor. elisatab
2016-03-20 19:48:41 Buena mezcla de costumbrismo, humor, ironía con algo de parábola escondido.... mis * seroma
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]