La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Paraíso

 Imprimir  Recomendar
  [C:566831]

En un paraíso donde se refleja la propia existencia.
Las estrellas brillan tan cerca que las pupilas de corazón azul brillan, su corazón palpita de notas musicales en un concierto inmortal mientras su cielo abrumador desborda fragmentos eternos que desatan la lluvia angelical.
Corazón azul a los ojos de muchos parece un humanoide, de piel roja, corazón azul y de ojos multicolor, deambula entre los bosques donde el viento es un elixir de una mística caricia que entre los esplendorosos días y las ensoñadas noches donde el AMOR trasporta la gloria a las almas y el consorcio sagrado surge en el santo manantial del propio AMOR unido al infinito AMOR.
Corazón azul suele espiar por las tierras de un castillo de cristal donde habita la reina quimera con su cetro que muestra un corazón resquebrajado; es hermosa, cabello rubio que danza con el correr fugaz del viento, ojos primaverales y de piel donde se escribe en secreto los deseos de los vientos forjados desde el pensamiento de corazón azul. Cándida mujer que su paraíso hace florecer y un festín de vida colorida vuelve todo en su vida.
Los ojos de corazón azul la miran mientras en el lago cristalino de agua cálida su piel sensual acaricia, de repente un destello azul llamo su atención; el sol se reflejó en el pecho de corazón azul que con la fuerza de un titán pálpito, destello hasta el infinito recodo donde todo es un quizás o un no puede ser ¡no es cierto y no puedo!
Corazón azul se asustó por sentirse descubierto, huyó, quimera se molestó de esos ojos entrometidos que contemplaron su desnudez sin su permiso. Quimera se vistió rápido y cogió su cetro de corazón herido donde poderes impredecibles pueden destruirte; ella siguió las huellas del extraño que por razones extrañas su presencia no puede percibir, llego a un lugar tan extraño y sincero que siente temor de tan profunda verdad que puede herir su susceptibilidad ya que la mentira ciegamente hace feliz, de repente un querubín aparece de la nada, le invita a quimera a descubrir lo que menos se pensó de sí.
Corazón azul ignora que la hermosa quimera le ha seguido hasta su recinto humilde y reflexivo, lugar de luz, de espacio, sintonía y conexión con una energía sobre acogedora que a quimera le hace sentir liberada, transformada rehabilitando en cada suspiro sus febriles latidos armoniosos, el cenit del resplandor fractal del extraño que no puede dejar de observar, parece un monstruo y como todo entre por los ojos ella sabe que nunca se podrá enamorar, la belleza externa no necesita palabras mientras la fealdad ,para ella no tiene humanidad, pero el monstruo es tan curioso que desea saber más del y como amiga se volverá del, no lo puede creer él que esa hermosa mujer se presentara y hacer su amigo le invitara, un camino de flores con su pensamiento hubiese creado para que se viera acompañada de como en su silencio el universo entre su rotunda flora se expresa con su grandeza y bondad como expresión en el hervor de la luz que emana entre el roció del alma de corazón azul, ella tiembla de semejante inspiración para vivir y el firmamento sacudir para que caigan trozos de arreboles mientras la luna sonriente sospecha ventura que procura con dulzura corazón azul para encontrar su alma gemela, la frescura de destinos dignos del paraíso.
Ella en su virgen forma que el tacto de corazón azul desea sentir, pero no hay oportunidad, ella espera un rey otoñal con su perfumado aroma de esencias artificiales que despierta su voraz apetito sexual. Corazón azul no necesita explicaciones de los desprecios, humillaciones y desengaños y mucho menos de que con su cetro quisiera hacerle daño ya que el alba en su plenitud a quimera en los ojos de corazón azul se reflejó; es una efímera esencia de arcilla impura que corre tras la hermosura porque carece de su propia belleza natural.
Quimera vive en su ilusión donde ella descubrió que es una criatura y la bestia que ella creía ver es un SER humano que la huerta de su jardín abrió para que encontrara el paraíso de su propio corazón. Para corazón azul ella es una mujer magnánima, no una criatura, ella es hermosa donde la insondable inmensidad en sus ojos se puede observar, antinatural belleza que su propia sombra cuida entre su dosel que ciñe su piel. En todo caso ella es un paraíso de umbrosos bosques, de florestas y plantas reverdecidas, si ella fuese un ímpetu salvaje le amara con coraje ya que en ella se refleja lo que al penetrar en su bosque se logra y alcanza, su AMOR que en su cielo arraiga. Pero quimera no pudo aceptar su realidad y huyo de la nocturna danza que avanza, corazón azul allí le espera ya que mensajes constantes su corazón le expresa como un torrente de fuente permanente.
Es el paraíso donde habita el más recóndito sentido y pensamiento escondido que veraz se puede reflejar en lo que menos se puede esperar.

j.c.n-16-3-2016

Texto agregado el 17-03-2016, y leído por 61 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]