La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Embrujados

 Imprimir  Recomendar
  [C:560078]

Akin y Dimay se casaron hace siete días, enamorados sienten que encontraron sus almas gemelas. Compraron la casa de sus sueños donde continuaron con su luna de miel entre sabanas sin pudor.
Están realmente felices, tanto que se sienten invencibles, creen estar protegidos por el amor pero el miedo legisla sus vidas, rumean sus pensamientos en una traición tanto de ella como del, la mentira es un constante absurdo argumento para manipular, celos, patrañas, discusiones, tontos se enfocan en el pensamiento negativo; sufren, lamentan y lloran pero anhelan sus muebles nuevos para ocupar ese espacio vacío en la sala, tener invitados y mostrar orgullosos otro artículo más en el pensamiento de la materialidad.
Hubo parrillada, cerveza y una gran torta con una pequeña casita de dulce en su centro; todos pasaron una tarde genial pero Akin y Dimay quedaron muy cansados y a la media noche terminaron de organizar la casa. Apagan las luces del piso de abajo y suben a su cuarto ya que arden de pasión entre besos, caricias que excitan hasta que sienten que algo se quiebra en el piso de abajo, él temeroso baja con cuidado sorprendiéndole que las luces estuvieran encendidas, recorre todo el primer piso sin encontrar nada quebrado así que vuelve apagar las luces, ella lo llama incesante buscando compañía, el miedo es profundo y hace que tiemble sus manos.
Tardan en dormir ya que su fuego desenfrenado de sexo se in frío. En la mañana siguiente Dimay se levanta animada hacer el desayuno a su amado el cual se encuentra agotado por sueños de sexo con sombras oscuras que le atraparon y no le dejaban ir, su pijama está húmeda, no lo entiende y oculta lo soñado. Dimay reclama por no haber apagado las luces en la noche, el afirma haberlas apagado o hay algo inusual con la energía pero todo trascurrió normal en esa semana.
Las vacaciones se acabaron para Akyn, ella trabaja en casa, independiente es emprendedora con una empresa independiente de falsos sueños psicológicos en la ilusión de un mundo exterior. Está sola en casa hablando por teléfono con su querida hermana pero la interferencia no deja escuchar lo que dice su hermana quien escucha a la vez con voz grave: ¡malditos, malditos!
Dimay también lo escucha y termina colgando el teléfono, lo observa, lo toma de nuevo para llamar a su hermana pero no hay tono, su celular no tiene señal hasta que se escucha el cerrar de una puerta en el segundo piso, ella sube despacio viendo todas las puertas abiertas, muy asustada prefiere salir de la casa pero suena el teléfono, contesta creyendo que es Akyn y la voz grave dice: ¡malditos, malditos!
Ella suspira, el teléfono vuelve estar sin tono y justifica que es su imaginación fantasiosa de represiones infantiles que alguna vez vivió y que no recuerda.
Otra semana trascurre cruda entre celos, errores de reacciones a una simple situación que no pueden controlar y menos estudiar para tener un argumento sólido que contenga un contenido de equidad y detenga la indiferencias, sin manejo de frustración y dependencia a la compañía en vez de amor se castigan con la indiferencia. Ya no hay comunicación entre la pareja ya que las costumbres que dañan la mente pone el velo para no arraigar una solución; mal trato y una verbalización inmadura de palabras vulgares y ofensivas, entre su fracaso emocional viene la desmotivación, dolor, ira, miedo, sin buena actitud no manejan sus problemas de cualquier índole, los hábitos y costumbres involucrados, desconfianza y su ego dominando se derrumba su relación; ponencias, criticas y visiones contra opuestas con un pensamiento negativo.

La pareja se siente cansada, en su morada hace mucho frío. Akin camino al trabajo en la mañana del martes escucha un susurró al oído: tu esposa tiene otro hombre, no te ama. Dimay despierta al sentir que akin regreso, gritando quebraba todo a su paso; ella grita que se detenga pero la mirada oscura y diabólica de akin la asusta y se encierra en su cuarto.
En la noche todo vuelve a la normalidad, cómo si no hubiera pasado nada en la mañana y akin va a la ducha hacearse, dimay aprovecha el descuido de su pareja y toma el celular, su visión se distorsiona y ve un mensaje: quisiera volverte a sentir dentro de mí, te amo, deseo verte lo más pronto posible, trina.
Dimay lo maldijo entre mil insultos, luego le arroja el celular a la ducha, él no entiende esos reclamos desmedidos, agresivos, toma el celular y ve el mensaje: a las 2:00pm es la reunión para aclarar preguntas del próximo negocio a ejecutar, trina.
Entre ellos se quieren legislar, él niega el mensaje y se lo muestra a dimay, le reclama por borrarlo, ella no es una tonta le notifica terminando con una bofetada, él la empuja y cae al piso golpeándose la cabeza. Comienzan a dormir en cuartos separados, él entre sueños le dicen que el ladrón juzga por su condición.
En el trabajo akin no puede concentrase pensando que dimay está con otro hombre así que se va para su casa y espía por la ventana; ella está sentada en la sala mientras ve el desconocido subiendo las escalas, el irrumpe de inmediato para enfrentarse al hombre pero no encuentra a nadie. No demoran en discutir a los gritos.
En medio de la noche el silencio aporrea sus sentimientos, se sienten desolados, se hacen falta el uno al otro pero sus orgullos y el monstruo del ego les cohíbe de la profusa alegría que sin saber puede estar presente todos los días. De repente se escuchan vidrios quebrarse, akyn baja y descubre todos los retratos en el suelo, las fotografías de los dos fueron cortadas sus cabezas, dimay quiere irse para la casa de su madre, él también se quiere ir y suben a empacar pero la sabana de la cama se levanta muy rápido y envuelve a la chica que luego es arrastrada por el pasillo, el ente oscuro la libera y la chica se pone de pié en medió de su llanto y el profuso miedo.
Los ojos de akin se ven oscuros y sale corriendo de la casa. Pasan las noches y en sus sueños se ven dormidos en la existencia y luego su consciencia es devorado por un monstruo oscuro.
Ellos quieren recuperar sus vidas, su casa y el amor así que llaman a un médium espiritual que antes de entrar a la casa percibió la energía negativa intensa, destructivas y con visiones efímeras de los monstruos internos de cada uno. Se crea el mundo con el pensamiento y la pareja creo el suyo en base a lo manifestado por su inconsciencia, sus egos manipulo sus hilos para sumirlos más en su oscuridad y apoderarse de sus cuerpos para alejar el alma y nuca descubrir el espíritu ódijo el médium.
Él y ella tomaron fuerzas, se abrazaron y antes de perdonarse se perdonaron así mismos, no dejaran que lo negativo perduré, con fortaleza tomarán las riendas de sus vidas. Dejaron fluir el amor mientras una nube negra se arremolinó soplando tan fuerte para volver embrujarlos de temor pero el pensamiento positivo y humilde retomó el control de su mundo y acabo con la ilusión de lo embrujados que emana el pensamiento negativo; la casa tiembla y en un instante todo vuelve a la realidad.
Es el poder del amor que sus propias sombras alumbró para reflejarse y poder verse despiertos en un mundo de embrujos y tretas que llevan a un negativo sentido.
Ahora viven felices, esperan un hijo y en su casa nada volvió a suceder hasta que olvidaron los días negativos de estar embrujados para estar cobijados por la magia del amor infinito que prevalece aún que sumido en el sueño este el corazón.

j.c.n-2-2-2015

Texto agregado el 13-09-2015, y leído por 86 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2015-09-13 18:11:08 Hermoso relato, me hizo seguir hasta el final. Felicitaciones. 5* dfabro
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]