La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / necoperata / VOLVER A REPETIR LA HISTORIA

 Imprimir  Recomendar
  [C:554430]

“VOLVER A REPETIR LA HISTORIA”
Pensaba en la consigna, y no se me ocurría nada. Me comencé a preocupar por que si algo no quiero perder es la posibilidad de escribir, bien o mal, pero disfrutar el placer de hacerlo. Y lo que son las cosas... Estaba esperando el colectivo, cuando uno voz me sacó de mi estado de fortinero haciendo visera con la mano, mirando si viene los indios, porque chicato y a contraluz no veo un soto.
.- Señor…Vos, no sos el Neco Tapera?...Era una voz de mujer, que salía de adentro de una mujer que me tocaba con el dedo índice, como si fuera un timbre. Estuve a punto de decirle que nó, pero era viernes santo y me pareció hereje mentir en un día como ese. Así que, sacando a relucir mi sonrisa Odol le dije.
.- Bueno, digamos que soy lo que queda. Mientras buscaba entre los despojos de la memoria algo que me diera una pista de quién era esa mujer que me había hecho perder el colectivo.
. – Soy Coca, Coca Montoto…de Blaquier…Te acordás de mí ?...
Pero claro, como no la iba a recordar estaba igualita a la madre. Ahí nomás nos dimos un abrazo.
.- Pero mirá donde nos venimos a encontrar !...Después de tanto tiempo…Estás igual…Qué alegría…Y qué es de tu vida ?... Qué loco !...¡Supongo que nos dijimos esto, que es lo que se estila y fuimos a tomar un café, hicimos un raconto de recuerdos y nos despedimos también como se estila, llamame, a ver cuándo nos vemos, fue una alegría verte…Y esto hubiera terminado ahí si no fuera que me trajo la historia para el cuento que tenía que escribir.
La Coca vivía un par de cuadras de mi casa y era el camino obligado para ir al colegio, porque si nó tenía que hacer un rodeo de seis cuadras y porque yo estaba recaliente con la Coca y le hacía la pasadita.
Habíamos sido compañeros en la primaria pero luego la relación dependía de casuales encuentros en el barrio. Los viejos la tenían con las riendas cortas, recuerdo que la madre le ponía el escapulario de alcanfor , la verdad la Coca con sus quince o diez y seis años, era un minón y le gustaba calentar braguetas
En uno de eso días que pasaba, la veo en la puerta de su casa, me encandilo con sus ojos, me tragué una piedra y caí como un sapo. Me levanté como, aquí no pasó nada, me sacudí la ropa y la tierra de las manos sin mirarla, pero noté que se cagaba de risa. No me dolieron los raspones ni la muñeca quebrada, pero su sonrisa me pegó mal. Dejé de pasar por su casa, hacia el rodeo para no encontrarla . Pero así como se me curó la fractura, mi lastimado corazón cerró su herida. Recién el viernes dijo presente. Pero ahora que lo pienso fríamente, no dejé de pasar para no verla por la vergüenza de la caída, la realidad es que siempre evité tropezar dos veces con la misma piedra.
neco
Me gusta · Comentar · Compartir

Texto agregado el 07-04-2015, y leído por 111 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2015-04-08 05:34:14 Se ve que la Coca , partía el coco, no?. Me parece que conocí a esa Coca pero con el nombre de Pamela. Saludos! TuNorte
2015-04-08 00:25:58 Como dice el tango:"Un tropezón,cualquiera da en la vida...",pero dejar pasar esa Coca sin darle siquiera un "sorbito",imperdonable.Divertido relato.UN ABRAZO. GAFER
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]